0223.com.ar
“La muerte de Miguelito fue un shock para todo el Hogar”

“La muerte de Miguelito fue un shock para todo el Hogar”

Por Redacción 0223

Lo afirmó Sebastián Sirochinsky, director general de la Secretaría de Desarrollo Social. Luego de un infarto en 2015, el canillita cenaba y dormía en la residencia para adultos de Cerrito y Magallanes. “Lo lloraron todos”.

La muerte de “Miguelito” conmocionó a toda Mar del Plata pero golpeó anímicamente al Hogar de Ancianos Municipal de Magallanes y Cerrito, donde unos 50 adultos mayores conocían desde hace cuatro años al entrañable canillita.

“Su muerte fue un shock para toda la institución, una verdadera lástima. Lo lloraron mucho en el Hogar”, afirmó el director general de la Secretaría de Desarrollo Social, Sebastián Sirochinsky, en diálogo con 0223.

Miguel Peña, de 64 años, había sufrido un infarto en 2015 que casi le provoca la muerte. Ante esta delicada cuestión de salud, debió abandonar la venta de diarios y ante la falta de un sustento económico, buscó refugio en el Hogar de Ancianos Municipal “Punta Mogotes”, de Cerrito y Magallanes, donde cenaba y pasaba la noche junto a unos 14 residentes.

“Se levantaba bien temprano y ya a las 7 se iba del Hogar y regresaba a la tarde. Miguel vino en noviembre del 2015 derivado del Hospital Interzonal y solo tenia una pensión contributiva del estado. Al ser de los más antiguos de la residencia y dado el gran trato humano, fue muy lamentada su desaparición. Lo van a extrañar mucho”, cerró.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

“La muerte de Miguelito fue un shock para todo el Hogar”

Lo afirmó Sebastián Sirochinsky, director general de la Secretaría de Desarrollo Social. Luego de un infarto en 2015, el canillita cenaba y dormía en la residencia para adultos de Cerrito y Magallanes. “Lo lloraron todos”.

La muerte de “Miguelito” conmocionó a toda Mar del Plata pero golpeó anímicamente al Hogar de Ancianos Municipal de Magallanes y Cerrito, donde unos 50 adultos mayores conocían desde hace cuatro años al entrañable canillita.

“Su muerte fue un shock para toda la institución, una verdadera lástima. Lo lloraron mucho en el Hogar”, afirmó el director general de la Secretaría de Desarrollo Social, Sebastián Sirochinsky, en diálogo con 0223.

Miguel Peña, de 64 años, había sufrido un infarto en 2015 que casi le provoca la muerte. Ante esta delicada cuestión de salud, debió abandonar la venta de diarios y ante la falta de un sustento económico, buscó refugio en el Hogar de Ancianos Municipal “Punta Mogotes”, de Cerrito y Magallanes, donde cenaba y pasaba la noche junto a unos 14 residentes.

“Se levantaba bien temprano y ya a las 7 se iba del Hogar y regresaba a la tarde. Miguel vino en noviembre del 2015 derivado del Hospital Interzonal y solo tenia una pensión contributiva del estado. Al ser de los más antiguos de la residencia y dado el gran trato humano, fue muy lamentada su desaparición. Lo van a extrañar mucho”, cerró.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar