0223.com.ar
Caso Gianelli: familiares de los chicos le pidieron al Obispo que “la Iglesia no tome partido”

Caso Gianelli: familiares de los chicos le pidieron al Obispo que “la Iglesia no tome partido”

Por Redacción 0223

Padres de los menores que denunciaron por abusos a Analía Schwartz se reunieron con Monseñor Gabriel Mestre, mientras todavía se espera la fecha sobre el nuevo juicio contra la maestra.

Un grupo de padres que impulsaron la denuncia contra Analía Schwartz, la ex docente de música del Colegio Gianelli acusada de múltiples casos de abuso sexual infantil y corrupción de menores, mantuvieron un encuentro con el Obispo de Mar del Plata, Monseñor Gabriel Mestre, para exigirle que la Iglesia "no tome partido" en el nuevo juicio que se realizará contra la maestra.

La reunión con el pastor se concretó el lunes anterior en la ciudad, después de lo que fue su paso por Roma para visitar al Papa Francisco junto a otros obispos del país.

Gonzalo, uno de los cinco padres que participó del cónclave, le explicó a 0223 que se solicitó el encuentro a partir de distintas "inquietudes" que surgieron con el accionar que tuvo el predecesor de Mestre, Monseñor Antonio Marino, de cara al juicio que se celebró en mayo de 2017 y que culminó con la absolución de la profesora, sentencia que sería revocada casi un año después por el Tribunal de Casación.

"El Obispado anterior tuvo actitudes en favor de la profesora, como fue la realización de una misa o que hayan ido a buscar a un perito en el auto del Obispo a Buenos Aires. Hubo cosas que no nos parecieron correctas porque era como tener una postura ya tomada", sostuvo el papá de una joven.

Según explicó, a partir de la expulsión que decidió el Obispo actual de un cura sospechado de abuso sexual contra un menor, las familias consideraron que "era el momento oportuno" para elevar distintos planteamientos y "conocer la nueva postura" del máximo responsable que ahora tiene la Iglesia católica.

"Nos recibió de manera muy amable y nos escuchó muy atentamente. Esperamos que se haga lo que se tiene que hacer. Nosotros sólo le pedimos que se mantenga al margen y no tome partido, que deje que la Justicia investigue porque antes se hizo todo para entorpecerla", señaló, y agregó: "La Iglesia tiene que ser imparcial".

Gonzalo también recordó que hubo un contacto con el Obispado de Marino cuando "estallaron" las denuncias por abuso contra Schwartz y señaló que "no se dieron las respuestas que se esperaban". "Pedimos un sostén y contención y no encontramos nada de eso", lamentó.

"Que desde el Obispado o desde la orden de las Hermanas del Huerto le paguen a Schwartz psicológos y una de las abogadas más caras de la ciudad no nos parece lo correcto", apuntó el denunciante, quien consideró: "Ese dinero debería utilizarse para llevar un plato de comida a los hogares".

"Muchos chicos llevan la mitad de su vida esperando Justicia"

Según lo que comentó Gonzalo, a partir las últimas novedades judiciales a la que pudieron acceder sobre el estado de la causa, a la fecha resta que la Corte de Suprema de Nación resuelva el recurso de queja que presentó Patricia Perelló, la abogada de la profesora, después del fallo que dio marcha atrás con la resolución absolutoria.

"Es el último recurso que le queda pero eso no cambia nada con respecto a la realización del juicio; sólo se busca dilatar el tema porque el expediente está allá y no acá en la ciudad. Esta resolución, además, por lógica tiene que dar negativa", señaló.

El denunciante pidió que la Justicia agilice las gestiones "lo más rápido posible" para definir la fecha del nuevo juicio a Scwhartz porque consideró que "ya ha transcurrido mucho tiempo". "Muchos chicos ya tienen 10 años, tenían 3 o 4 cuatro años cuando les pasó esto, y llevan la mitad de su vida esperando Justicia", graficó.

En su caso particular, comentó que su hija continúa con un tratamiento psicológico por "ataques de pánico" y otros "trastornos alimenticios". "Otros chicos han recibido el alta pero después vuelven a tener recaídas y las supervisiones son constantes", aseguró.

"Es muy difícil para las familias pero nosotros tenemos una convicción. Le creemos a nuestros hijos y un padre hace todo por un hijo, y eso es lo que nos empuja a nosotros. Les damos contención, estamos para lo que ellos necesiten", finalizó.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Caso Gianelli: familiares de los chicos le pidieron al Obispo que “la Iglesia no tome partido”

Padres de los menores que denunciaron por abusos a Analía Schwartz se reunieron con Monseñor Gabriel Mestre, mientras todavía se espera la fecha sobre el nuevo juicio contra la maestra.

Un grupo de padres que impulsaron la denuncia contra Analía Schwartz, la ex docente de música del Colegio Gianelli acusada de múltiples casos de abuso sexual infantil y corrupción de menores, mantuvieron un encuentro con el Obispo de Mar del Plata, Monseñor Gabriel Mestre, para exigirle que la Iglesia "no tome partido" en el nuevo juicio que se realizará contra la maestra.

La reunión con el pastor se concretó el lunes anterior en la ciudad, después de lo que fue su paso por Roma para visitar al Papa Francisco junto a otros obispos del país.

Gonzalo, uno de los cinco padres que participó del cónclave, le explicó a 0223 que se solicitó el encuentro a partir de distintas "inquietudes" que surgieron con el accionar que tuvo el predecesor de Mestre, Monseñor Antonio Marino, de cara al juicio que se celebró en mayo de 2017 y que culminó con la absolución de la profesora, sentencia que sería revocada casi un año después por el Tribunal de Casación.

"El Obispado anterior tuvo actitudes en favor de la profesora, como fue la realización de una misa o que hayan ido a buscar a un perito en el auto del Obispo a Buenos Aires. Hubo cosas que no nos parecieron correctas porque era como tener una postura ya tomada", sostuvo el papá de una joven.

Según explicó, a partir de la expulsión que decidió el Obispo actual de un cura sospechado de abuso sexual contra un menor, las familias consideraron que "era el momento oportuno" para elevar distintos planteamientos y "conocer la nueva postura" del máximo responsable que ahora tiene la Iglesia católica.

"Nos recibió de manera muy amable y nos escuchó muy atentamente. Esperamos que se haga lo que se tiene que hacer. Nosotros sólo le pedimos que se mantenga al margen y no tome partido, que deje que la Justicia investigue porque antes se hizo todo para entorpecerla", señaló, y agregó: "La Iglesia tiene que ser imparcial".

Gonzalo también recordó que hubo un contacto con el Obispado de Marino cuando "estallaron" las denuncias por abuso contra Schwartz y señaló que "no se dieron las respuestas que se esperaban". "Pedimos un sostén y contención y no encontramos nada de eso", lamentó.

"Que desde el Obispado o desde la orden de las Hermanas del Huerto le paguen a Schwartz psicológos y una de las abogadas más caras de la ciudad no nos parece lo correcto", apuntó el denunciante, quien consideró: "Ese dinero debería utilizarse para llevar un plato de comida a los hogares".

"Muchos chicos llevan la mitad de su vida esperando Justicia"

Según lo que comentó Gonzalo, a partir las últimas novedades judiciales a la que pudieron acceder sobre el estado de la causa, a la fecha resta que la Corte de Suprema de Nación resuelva el recurso de queja que presentó Patricia Perelló, la abogada de la profesora, después del fallo que dio marcha atrás con la resolución absolutoria.

"Es el último recurso que le queda pero eso no cambia nada con respecto a la realización del juicio; sólo se busca dilatar el tema porque el expediente está allá y no acá en la ciudad. Esta resolución, además, por lógica tiene que dar negativa", señaló.

El denunciante pidió que la Justicia agilice las gestiones "lo más rápido posible" para definir la fecha del nuevo juicio a Scwhartz porque consideró que "ya ha transcurrido mucho tiempo". "Muchos chicos ya tienen 10 años, tenían 3 o 4 cuatro años cuando les pasó esto, y llevan la mitad de su vida esperando Justicia", graficó.

En su caso particular, comentó que su hija continúa con un tratamiento psicológico por "ataques de pánico" y otros "trastornos alimenticios". "Otros chicos han recibido el alta pero después vuelven a tener recaídas y las supervisiones son constantes", aseguró.

"Es muy difícil para las familias pero nosotros tenemos una convicción. Le creemos a nuestros hijos y un padre hace todo por un hijo, y eso es lo que nos empuja a nosotros. Les damos contención, estamos para lo que ellos necesiten", finalizó.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar