0223.com.ar
Inhibidores de alarma y robos: atraparon a “los cordobeses”, pero los dejaron en libertad

Inhibidores de alarma y robos: atraparon a “los cordobeses”, pero los dejaron en libertad

Por Redacción 0223

Dos hombres y una mujer operaban en la zona comercial de calle Güemes. Aunque están grabados por las cámaras se ordenó su libertad mientras avanza la causa.

“Los cordobeses” habían llegado a la ciudad apenas diez días antes, alquilaron un departamento y operaban habitualmente en el centro comercial Güemes donde usaban inhibidores de alarmas, seguían a los desprevenidos conductores y robaban las cosas que dejaban en el interior de los rodados. A pesar de que su accionar fue descubierto y que fueron aprehendidos por personal de la DDI y más allá del pedido del fiscal Alejandro Pelegrinelli, la Justicia de Garantías ordenó en las últimas horas su libertad.

Dos hechos similares llamaron la semana pasada la atención de los investigadores cuando los dueños de dos camionetas denunciaron robos con la misma modalidad: descendieron unos pocos minutos en cercanías de la calle Güemes y al regresar notaron el faltante de sus pertenencias sin que las puertas o ventanillas hubieran sido forzadas.

Además de las medidas solicitadas por el fiscal Alejandro Pelegrinelli para esclarecer lo sucedido, personal de la DDI local contó con un aporte significativo: una de las víctimas tenía una cámara instalada dentro de la camioneta que permitió ver el rostro del delincuente cuando escapaba y registrar la comunicación telefónica que mantenía con su cómplice.

El delincuente quedó registrado por la cámara de la víctima.

Ese damnificado le contó a 0223 que en la charla uno de los hombres habla con la mujer que le relata el recorrido que la víctima hizo desde la esquina de Olavarría y Alvarado hasta ingresar a una sucursal bancaria. "En la conversación se aseguran de que yo estuviera todavía a doscientos metros del lugar mientras robaban una mochila y un bolso con equipamiento de mi trabajo y coordinaran el lugar donde pasarían a buscarlo", dijo.

Esa charla, junto a las imágenes revisadas por el personal de la DDI permitió confirmar que la banda se desplazaba en un automóvil Renault Megane con daños visibles en su chapa.  A partir de otros datos recabados por los investigadores se logró aprehender - apenas 48 horas después de iniciada la investigación- a dos hombres de 40 y 42 años y una mujer de 18.

Robos, allanamiento, requisa  y libertad

Tras el aval de la Justicia de Garantías el personal policial requisó el vehículo en el que se desplazaban la banda y allanó el inmueble que alquilaban. “En el lugar se encontraron algunos de los elementos que había en los bolsos sustraídos, pero no los objetos de mayor valor”, relevó una fuente consultada por este medio.

Una de las hipótesis es que Luis Alberto Garzón, Roberto Blas Rafael Fernández y Milena Agustina Monier reunían los objetos robados, los clasificaban y despachaban vía encomienda a su provincia natal. Sin embargo nada de eso dijeron los imputados que en su presentación en Tribunales se negaron a declarar. 

Más allá de que Monier –madre de una beba de pocos meses de edad- no quedó finalmente aprehendida, la causa tuvo apenas un día después un revés inesperado cuando el Juez de Garantías Saúl Errandonea dispuso que los dos hombres recuperaran su libertad mientras avanza el proceso judicial.

Lo sorprendente de la medida es que no tuvo en cuenta el pedido formulado por el fiscal a partir de una gran cantidad de prueba fílmica y fotográfica registrada y el evidente peligro de fuga de “los cordobeses”  que no registran actividad lícita alguna en la ciudad.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Inhibidores de alarma y robos: atraparon a “los cordobeses”, pero los dejaron en libertad

Dos hombres y una mujer operaban en la zona comercial de calle Güemes. Aunque están grabados por las cámaras se ordenó su libertad mientras avanza la causa.

"Los cordobeses" fueron detenidos tras una investigación de la DDI.

“Los cordobeses” habían llegado a la ciudad apenas diez días antes, alquilaron un departamento y operaban habitualmente en el centro comercial Güemes donde usaban inhibidores de alarmas, seguían a los desprevenidos conductores y robaban las cosas que dejaban en el interior de los rodados. A pesar de que su accionar fue descubierto y que fueron aprehendidos por personal de la DDI y más allá del pedido del fiscal Alejandro Pelegrinelli, la Justicia de Garantías ordenó en las últimas horas su libertad.

Dos hechos similares llamaron la semana pasada la atención de los investigadores cuando los dueños de dos camionetas denunciaron robos con la misma modalidad: descendieron unos pocos minutos en cercanías de la calle Güemes y al regresar notaron el faltante de sus pertenencias sin que las puertas o ventanillas hubieran sido forzadas.

Además de las medidas solicitadas por el fiscal Alejandro Pelegrinelli para esclarecer lo sucedido, personal de la DDI local contó con un aporte significativo: una de las víctimas tenía una cámara instalada dentro de la camioneta que permitió ver el rostro del delincuente cuando escapaba y registrar la comunicación telefónica que mantenía con su cómplice.

El delincuente quedó registrado por la cámara de la víctima.

Ese damnificado le contó a 0223 que en la charla uno de los hombres habla con la mujer que le relata el recorrido que la víctima hizo desde la esquina de Olavarría y Alvarado hasta ingresar a una sucursal bancaria. "En la conversación se aseguran de que yo estuviera todavía a doscientos metros del lugar mientras robaban una mochila y un bolso con equipamiento de mi trabajo y coordinaran el lugar donde pasarían a buscarlo", dijo.

Esa charla, junto a las imágenes revisadas por el personal de la DDI permitió confirmar que la banda se desplazaba en un automóvil Renault Megane con daños visibles en su chapa.  A partir de otros datos recabados por los investigadores se logró aprehender - apenas 48 horas después de iniciada la investigación- a dos hombres de 40 y 42 años y una mujer de 18.

Robos, allanamiento, requisa  y libertad

Tras el aval de la Justicia de Garantías el personal policial requisó el vehículo en el que se desplazaban la banda y allanó el inmueble que alquilaban. “En el lugar se encontraron algunos de los elementos que había en los bolsos sustraídos, pero no los objetos de mayor valor”, relevó una fuente consultada por este medio.

Una de las hipótesis es que Luis Alberto Garzón, Roberto Blas Rafael Fernández y Milena Agustina Monier reunían los objetos robados, los clasificaban y despachaban vía encomienda a su provincia natal. Sin embargo nada de eso dijeron los imputados que en su presentación en Tribunales se negaron a declarar. 

Más allá de que Monier –madre de una beba de pocos meses de edad- no quedó finalmente aprehendida, la causa tuvo apenas un día después un revés inesperado cuando el Juez de Garantías Saúl Errandonea dispuso que los dos hombres recuperaran su libertad mientras avanza el proceso judicial.

Lo sorprendente de la medida es que no tuvo en cuenta el pedido formulado por el fiscal a partir de una gran cantidad de prueba fílmica y fotográfica registrada y el evidente peligro de fuga de “los cordobeses”  que no registran actividad lícita alguna en la ciudad.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar