0223.com.ar
Explotó Arroyo y la interna está que arde

Explotó Arroyo y la interna está que arde

Por Redacción 0223

Se vino el estallido

Desde hace tiempo, el tema de los nombramientos en el Ejecutivo municipal viene desatando polémicas en el Concejo Deliberante. En su momento fue con el pedido para adherir a la normativa provincial que limita la presencia de parientes en los cargos públicos y ahora con la iniciativa que propone impedir cualquier ingreso a la planta municipal (salvo excepciones en áreas sensibles) durante los últimos  seis meses de una gestión.

“La idea es evitar que este intendente haga lo mismo que hacen todos: cuando ve que está por terminar su mandato empieza a acomodar gente. Y así el municipio se hace inviable”, contaron desde el entorno de Angélica González, la autora del proyecto, que el miércoles se despachó con un número concreto: en un año entraron 400 personas al municipio.

La cifra que hizo circular la concejal terminó de hacer estallar al jefe comunal que le pidió a sus asesores que convoquen a una conferencia de prensa para este jueves por la mañana, donde, finalmente, explotó.

“Una de las grandes desgracias de Mar del Plata es que está llena de idiotas que opinan. Gente que no tiene la más puta idea de nada”, bramó Carlos Arroyo, mientras golpeaba la mesa con su puño ante la sorpresa de los presentes.

 

Incontrolable

Los presentes no entendían lo que ocurría. Ningún periodista le había hecho una pregunta incómoda ni mucho menos al intendente. Esas declaraciones salieron antes de que cualquiera pudiera hacer una pregunta. “Se va dando manija solo y se enoja. Y siempre tira alguna granada que desvirtúa todo”, confió un hombre de su entorno.

 

Pero no quedó allí, porque ante la primera pregunta le recordaron que los cuestionamientos llegan especialmente por la filiación de los nombres y no por el número en sí. La pregunta le apuntaba principalmente al más reciente: Arroyo designó subsecretaria de Inspección General a Evangelina Tedrós, la hija de Susana Rivero, la pareja del jefe comunal.

“No es mi hija”, dijo con tono vehemente el intendente, quien ya había ascendido a Tedros en 2017 en medio de otra polémica.

 

La interna, al rojo vivo

Coria debe estar enojada por alguna salida”, deslizó Arroyo en la conferencia cuando le preguntaron por las críticas de la dirigente radical. No dio más detalles, pero le apuntó a la salida de Pedro Lago de la delegación Norte, un funcionario que respondía directamente a la edil del radicalismo.

“Después de muchos amagues, parece que Arroyo se decidió a empezar la limpieza en el municipio”, comentaron desde el oficialismo y anunciaron quién podría ser el que sigue: “No voy a decir mucho, solo que es abogado”.

Pero no es el único frente que abrió Arroyo. Durante la conferencia también pareció lanzarle un dardo directo a Guillermo Montenegro. “Hay algunos que se tienen que tomar un taxi para que les muestren los pozos. Eso demuestra que no saben nada de Mar del Plata”, lanzó.

No quiso precisar, pero a todos los presentes se le vino a la mente el carpool que protagonizó el diputado nacional con taxistas de Mar del Plata que se quejaron del pésimo estado de las calles. La disputa con Montenegro parece que se está convirtiendo en moneda corriente. Días atrás, desde el Ejecutivo ya lo habían cruzado cuando el exministro de Seguridad había pedido que se facilitaran los trámites de habilitación de comercios.

Entonces fue el hoy corrido Emilio Sucar Grau quien le respondió y lo acusó de no conocer el sistema de la ciudad.

“A nosotros cada vez que nos nombra nos beneficia. Nos sube al ring. Y además se ve que les duele porque cada cosa que hacemos salen a contestarnos”, indicaron.

 

En movimiento

A propósito de Montenegro, el viernes último inauguró su local sobre la avenida Colón y lo hizo con una contundente muestra de fuerza. No por la cantidad de gente, ni por las presencias, ni la espectacularidad del acto. Lo potente del acto fue el video que se mostró antes de los discursos: en 20 minutos, los principales ministros provinciales y nacionales, incluidos María Eugenia Vidal y Mauricio Macri le enviaron un mensaje de apoyo al “Gordo”, como le dice la mayoría.

“La verdad que fue una demostración tremenda. A más de uno se le terminó de ir cualquier tipo de dudas. Y confirmaron que en el Pro están dispuestos a jugar fuerte”, señalaron desde el entorno de Montenegro.

 

 

Y este viernes habrá otra demostración, aunque esta vez sí será más masiva. Habrá un acto en el que buscarán que todos los sectores vinculados al Pro en Mar del Plata se muestren encolumnados detrás de la candidatura de Montenegro.

Entre las presencias, se espera que forme parte del acto el ministro de Gobierno Joaquín De la Torre que será casi local en el Teatro Roxy: buena parte de los militantes que le darán calor a la jornada forman parte del espacio encabezado por Lucas Fiorini y Alejandro Carrancio, dirigentes del riñón de De la Torre.

“¿Aicega va estar presente?”, consultó alguien con cierto tono malicioso. El diputado nacional del Pro es el que todavía resiste a sumarse a trabajar para la candidatura de Montenegro, creen, por la buena relación personal que tiene con Vilma Baragiola. “Tarde o temprano se va a tener que ordenar. Él está ahí por Macri. Y está claro que Macri juega con nosotros, que representamos al Pro. No hay lugar para cuestiones personales en esto”, indicaron.

 

Polo educativo

Maxi Abad, mientras tanto, mantiene una agenda cargada de actividades, que se dividen entre su  intención de ser intendente de Mar del Plata y las responsabilidades que conlleva ser el presidente del bloque de Cambiemos en la Legislatura bonaerense.

Los que trabajan cerca del legislador bonaerense están muy contentos con la recepción que tuvieron las dos últimas iniciativas que lanzaron: la gestión de los espacios públicos y convertir  Mar del Plata en un polo educativo, algo en lo que Abad viene insistiendo desde su época de concejal.

 

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Explotó Arroyo y la interna está que arde

Se vino el estallido

Desde hace tiempo, el tema de los nombramientos en el Ejecutivo municipal viene desatando polémicas en el Concejo Deliberante. En su momento fue con el pedido para adherir a la normativa provincial que limita la presencia de parientes en los cargos públicos y ahora con la iniciativa que propone impedir cualquier ingreso a la planta municipal (salvo excepciones en áreas sensibles) durante los últimos  seis meses de una gestión.

“La idea es evitar que este intendente haga lo mismo que hacen todos: cuando ve que está por terminar su mandato empieza a acomodar gente. Y así el municipio se hace inviable”, contaron desde el entorno de Angélica González, la autora del proyecto, que el miércoles se despachó con un número concreto: en un año entraron 400 personas al municipio.

La cifra que hizo circular la concejal terminó de hacer estallar al jefe comunal que le pidió a sus asesores que convoquen a una conferencia de prensa para este jueves por la mañana, donde, finalmente, explotó.

“Una de las grandes desgracias de Mar del Plata es que está llena de idiotas que opinan. Gente que no tiene la más puta idea de nada”, bramó Carlos Arroyo, mientras golpeaba la mesa con su puño ante la sorpresa de los presentes.

 

Incontrolable

Los presentes no entendían lo que ocurría. Ningún periodista le había hecho una pregunta incómoda ni mucho menos al intendente. Esas declaraciones salieron antes de que cualquiera pudiera hacer una pregunta. “Se va dando manija solo y se enoja. Y siempre tira alguna granada que desvirtúa todo”, confió un hombre de su entorno.

 

Pero no quedó allí, porque ante la primera pregunta le recordaron que los cuestionamientos llegan especialmente por la filiación de los nombres y no por el número en sí. La pregunta le apuntaba principalmente al más reciente: Arroyo designó subsecretaria de Inspección General a Evangelina Tedrós, la hija de Susana Rivero, la pareja del jefe comunal.

“No es mi hija”, dijo con tono vehemente el intendente, quien ya había ascendido a Tedros en 2017 en medio de otra polémica.

 

La interna, al rojo vivo

Coria debe estar enojada por alguna salida”, deslizó Arroyo en la conferencia cuando le preguntaron por las críticas de la dirigente radical. No dio más detalles, pero le apuntó a la salida de Pedro Lago de la delegación Norte, un funcionario que respondía directamente a la edil del radicalismo.

“Después de muchos amagues, parece que Arroyo se decidió a empezar la limpieza en el municipio”, comentaron desde el oficialismo y anunciaron quién podría ser el que sigue: “No voy a decir mucho, solo que es abogado”.

Pero no es el único frente que abrió Arroyo. Durante la conferencia también pareció lanzarle un dardo directo a Guillermo Montenegro. “Hay algunos que se tienen que tomar un taxi para que les muestren los pozos. Eso demuestra que no saben nada de Mar del Plata”, lanzó.

No quiso precisar, pero a todos los presentes se le vino a la mente el carpool que protagonizó el diputado nacional con taxistas de Mar del Plata que se quejaron del pésimo estado de las calles. La disputa con Montenegro parece que se está convirtiendo en moneda corriente. Días atrás, desde el Ejecutivo ya lo habían cruzado cuando el exministro de Seguridad había pedido que se facilitaran los trámites de habilitación de comercios.

Entonces fue el hoy corrido Emilio Sucar Grau quien le respondió y lo acusó de no conocer el sistema de la ciudad.

“A nosotros cada vez que nos nombra nos beneficia. Nos sube al ring. Y además se ve que les duele porque cada cosa que hacemos salen a contestarnos”, indicaron.

 

En movimiento

A propósito de Montenegro, el viernes último inauguró su local sobre la avenida Colón y lo hizo con una contundente muestra de fuerza. No por la cantidad de gente, ni por las presencias, ni la espectacularidad del acto. Lo potente del acto fue el video que se mostró antes de los discursos: en 20 minutos, los principales ministros provinciales y nacionales, incluidos María Eugenia Vidal y Mauricio Macri le enviaron un mensaje de apoyo al “Gordo”, como le dice la mayoría.

“La verdad que fue una demostración tremenda. A más de uno se le terminó de ir cualquier tipo de dudas. Y confirmaron que en el Pro están dispuestos a jugar fuerte”, señalaron desde el entorno de Montenegro.

 

 

Y este viernes habrá otra demostración, aunque esta vez sí será más masiva. Habrá un acto en el que buscarán que todos los sectores vinculados al Pro en Mar del Plata se muestren encolumnados detrás de la candidatura de Montenegro.

Entre las presencias, se espera que forme parte del acto el ministro de Gobierno Joaquín De la Torre que será casi local en el Teatro Roxy: buena parte de los militantes que le darán calor a la jornada forman parte del espacio encabezado por Lucas Fiorini y Alejandro Carrancio, dirigentes del riñón de De la Torre.

“¿Aicega va estar presente?”, consultó alguien con cierto tono malicioso. El diputado nacional del Pro es el que todavía resiste a sumarse a trabajar para la candidatura de Montenegro, creen, por la buena relación personal que tiene con Vilma Baragiola. “Tarde o temprano se va a tener que ordenar. Él está ahí por Macri. Y está claro que Macri juega con nosotros, que representamos al Pro. No hay lugar para cuestiones personales en esto”, indicaron.

 

Polo educativo

Maxi Abad, mientras tanto, mantiene una agenda cargada de actividades, que se dividen entre su  intención de ser intendente de Mar del Plata y las responsabilidades que conlleva ser el presidente del bloque de Cambiemos en la Legislatura bonaerense.

Los que trabajan cerca del legislador bonaerense están muy contentos con la recepción que tuvieron las dos últimas iniciativas que lanzaron: la gestión de los espacios públicos y convertir  Mar del Plata en un polo educativo, algo en lo que Abad viene insistiendo desde su época de concejal.

 

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar