Charlas en la arena

3 de Mayo de 2020 10:57

La bomba, otra liga y el Zoom con Vidal

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Fernanda Raverta, la elegida de Alberto Fernández para conducir Anses.

La bomba política

La salida de Alejandro Vanoli de la Anses no fue del todo sorpresiva. El funcionario había quedado en el ojo de la tormenta por la pésima implementación el viernes 3 de abril de la salida de jubilados y beneficiarios de planes sociales a cobrar a los bancos. También fue blanco de las críticas por las demoras en el pago del IFE. Y por si fuera poco, algo que trascendió después de su salida, dejó pasar la oportunidad de que el Estado ponga accionistas en todas las empresas en las que tiene representación y acciones.

Más allá de toda la tira, siempre es un golpe el día que se toma la decisión. Y el miércoles por la noche, la confirmación de que el jefe de Gabinete Sanitago Cafiero le había pedido la renuncia, fue un mazazo. Y con la salida del titular de Anses empezaron los rumores de su reemplazo.

Se mencionó a Luana Volnovich, actual titular del Pami; se hablaba de otra mujer, de la posibilidad de que el número dos de Anses, Santiago Fraschina ascendiera. Apenas un tuit de un periodista porteño deslizó la posibilidad de que la marplatense Fernada Raverta, hasta entonces ministra de Desarrollo de la Comunidad de Axel Kicillof, se hiciera cargo del organismo más importante del gobierno nacional.

 

Para el mediodía, la foto de la marplatense sentada junto al presidente Alberto Fernández en la Quinta de Olivos, confirmó la noticia política más relevante de los últimos tiempos.

La designación también provocó una revolución en el equipo de la exministra de Desarrollo Comunitario que más allá de escalar en la política provincial y nacional sigue fortaleciendo su conducción en Mar del Plata.

 

¿Algunos de los dirigentes locales se irá con ella? ¿Habrá movimientos en los puestos locales? Por ahora, hay más interrogantes que certezas, aunque en el entorno de la excandidata a intendenta de Mar del Plata todos saben que acaba de dar un paso enorme en su carrera política.

 

Otra liga

“Pasa a jugar otra liga”, resumió un hombre del gobierno de Mar del Plata con buen trato con la exministra provincial, quien consideró que la dirección ejecutiva de Anses es uno de los tres cargos más importantes del país.

De hecho, en las últimas horas se difundieron datos de la inversión de los gobiernos nacional y provincial en Mar del Plata durante el último mes. La cifra, que contempla la ayuda social, los programas de asistencia, alimentos, entre otras cosas, asciende a 1.600 millones de pesos. “De esa cifra, 1.000 millones son de Anses”, marcaron desde el Frente de Todos.

Guillermo Montenegro intentó contactar a Fernanda Raverta apenas se conoció el nombramiento pero no fue fácil comunicarse con ella en ese momento. “Es bueno para Mar del Plata”, dijo Montenegro en la conferencia de prensa en la que presentó los vehículos  que utiliza el municipio, recuperados del narcotráfico.

 

Más allá de lo personal, en el entorno de Montenegro  ven los últimos movimiento como un fortalecimiento del cristinismo. Si bien reconocen en Raverta una dirigente abierta, con la que se pueda hablar y trabajar, no desconocen su afinidad con la actual vicepresidenta Cristina Fernández y su hijo Máximo Kirchner.

También abona esa teoría su reemplazo en Desarrollo Comunitario: Andrés “Cuervo” Larroque. “Se consolida el ala más dura. Cuando muchos creían que nacía el albertismo, un modo más cercano al peronismo tradicional, se dan estos cambios”, analizaron.  

 

La intimidad del Zoom con Vidal

Luego de la visita  del verano, en la que María Eugenia Vidal y su pareja Enrique Sacco cenaron en la casa de Guillermo Montenegro y su mujer, la exgobernadora prometió volver pronto para mantener una reunión de trabajo con el jefe comunal marplatense y su equipo. Esos días, nadie imaginaba el escenario actual: con una pandemia que sacude al mundo y la imposibilidad de reunirse.

“Che, por qué no aprovechamos estos días y hacemos una reunión por Zoom”, le sugirió al intendente un estrecho colaborador. Montenegro le hizo la propuesta a Vidal e inmediatamente acordaron un encuentro para el mediodía del sábado.

La charla duró poco más de una hora y media y Vidal resaltó que, desde afuera de Mar del Plata, se ve el buen trabajo que se está haciendo para contener al coronavirus. “Hizo mucho hincapié en cómo está funcionando el equipo”, dijeron uno de los funcionarios que participó de la reunión.

 

La parte más dura del discurso de la exgobernadora fue cuando habló de la salida de presos de las cárceles. “No es el Covid. Ya lo vi con el Pata Medina y no tiene que ver con el Covid”, planteó Vidal.

La exmandataria les planteó a los funcionarios de Montenegro que es hora de pensar en las reaperturas de las actividades y las cuestiones económicas. Y planteó que de la pandemia hay que salir con “más solidaridad y apertura” y sin “autoritarismo”.

Uno de los puntos más destacados fue cuando el presidente del Emtur, Federico Scremín, le planteó las acciones que viene llevando adelante con el sector privado para revitalizar al turismo, cuando la industria se reactive.

“Vidal admitió que es una de las últimas actividades que se va a permitir, pero dijo que tendrá grandes oportunidades porque mucha gente va a querer hacer turismo interno, así que nos pidió fortalecer ese trabajo”, marcó un funcionario.

 

Algo huele mal

El escándalo que protagonizó Luis Salomón perdió impulso en los últimos días. Los presidentes de bloque, en la reunión de labora deliberativa, pidieron informes a distintas áreas y organismos involucrados (Inspección General, policía y justicia) para tener la versión oficial de lo que ocurrió la noche en la que intentaron clausurar el comercio de un familiar cercano y, presuntamente, el defensor del Pueblo intentó impedirlo y agredió a la policía.

A partir de esos informes, los concejales iban a definir los pasos a seguir, según la ordenanza que fija la creación de la Defensoría del Pueblo y establece las sanciones por incumplimientos.

 

El primer informe que llegó fue el de la Fiscalía General (algo que llamó la atención de algunos concejales que se preguntaron cómo es que la justicia responde antes que el propio Ejecutivo), y fue un guiño para Salomón. Según los reportes judiciales lo ocurrido en esa noche no motivó ninguna Investigación Penal Preparatoria (IPP), lo cual implica que no se le imputa ningún delito al funcionario.

Sin embargo, días después llegó el informe policial. Según trascendidos los efectivos de la comisaría cuarta fueron muy duros del accionar del defensor del Pueblo y ratificaron las agresiones por parte del defensor del Pueblo.

“¿Cómo puede ser que la policía diga que agredió a los efectivos y en la fiscalía no haya ninguna causa?”, se preguntó un edil.

 

Algo grande el margen de error

En medio de la lucha contra el coronavirus, son distintas las acciones que lleva adelante el municipio para lograr aplanar la curva de contagios y evitar así un colapso del sistema sanitario de la ciudad. Hasta el momento los resultados son más que satisfactorios: hay solo un caso activo y hubo solo 17 infectados en dos meses.

Lejos está aquella predicción que lanzó la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata a fines de marzo, cuando anticipó que a fines de mayo la ciudad tendría 1.600 casos de coronavirus y que el sistema sanitario podía colapsar.

En aquel entonces, la secretaria de Salud, Viviana Bernabei, no quiso cuestionar directamente a las autoridades de la Escuela, pero remarcó que ese tipo de proyecciones eran muy complejas porque se hacían en base a la “foto” del día y eso no siempre es fiel en una situación tan dinámica como la de esta pandemia.

 

Semanas después, la realidad le dio la razón a Bernabei. Hace pocas horas, la Escuela de Medicina a cargo de Adrián Alasino dio a conocer un nuevo reporte que indica que la cantidad de casos para fines de mayo no serán 1.600, sino 25.

“Es un papelón lo que hizo, y encima con el nombre de la facultad atrás. La verdad es que hubiera sido mejor no sacar ningún informe nuevo”, deslizaron desde la casa de altos estudios, algo molestos con los informes dados a conocer. Además, revelaron que todos aquellos que trabajan con estadísticas en la Unmdp se horrorizaron cuando vieron que el pronóstico que hacía la Escuela de Medicina intentaba proyectar la cantidad de infectados dos meses hacia delante. “Fue una locura”, indicaron.

 

¿Y los asintomáticos?

En medio de esas tareas para prevenir el coronavirus, alguien se preguntó qué pasó con los marplatenses que volvieron del extranjero, tuvieron que cumplir una cuarentena de 28 días e iban a ser testeados para determinar si alguno tuvo coronavirus, sin síntomas.

La última mención a estos exámenes la hizo la titular de la cartera sanitaria que el viernes en el que se desató la tormenta en el Puerto por los dos casos de coronavirus recordó que se habían hecho cerca de 170 hisopados a esas personas y todos habían dado negativo. Para ese entonces, faltaban cuatro días para que todos ellos cumplieran la segunda cuarentena de 14 días que había impuesto el municipio.  

Lo llamativo es que el municipio había estimado en 1.700 las personas que iban a testear. Claramente los tiempos no dieron y muchas de esas personas que cumplieron los 28 días terminaron la cuarentena lo cual hizo que empiecen a cumplir el aislamiento como cualquier otro ciudadano. Eso significa que aunque los testeen el nexo epidemiológico de todos aquellos que hayan salido se amplía.

 

 

Compartir
Compartí esta nota