Primer time line: Arroyo y Pulti, afuera

Por Mariano Suárez

El intendente no logró que Cambiemos le habilite la Paso y analiza competir por el sector de Lavagna. El líder de Acción Marplatense tampoco tiene lugar en el Frente de Todos y se postulará con la boleta corta.

El 12 de junio era el primer time line del calendario electoral: los partidos políticos tenían hasta las 23.59 de ese día para definir las alianzas con las que competirán en las elecciones. Es el primer paso para empezar a tener un panorama algo más claro de cómo se acomodará el tablero electoral de cara a las Paso de agosto. Y este día dejó dos definiciones concretas: Agrupación Atlántica no formará parte de Juntos por el Cambio y Acción Marplatense no estará dentro del Frente de Todos.

¿Esto significa que ni Carlos Arroyo ni Gustavo Pulti competirán dentro de esos espacios? Técnicamente, no. En el caso de Arroyo, las posibilidades son escasas mientras que en el pultismo dan por cerrado ese capítulo.

Guillermo Arroyo y Hernán Tillous viajaron a Buenos Aires el martes para mantener reuniones con las máximas autoridades de Cambiemos. El hijo del intendente y uno de los funcionarios de mayor confianza fueron con un pedido concreto: “Queremos ir a la Paso”. Desde el gobierno provincial rechazaron esa opción y le pidieron que se encolumnen detrás de la candidatura de Guillermo Montenegro.

“Es el intendente de Mar del Plata. Ganó con 50 puntos. No le pueden pedir que se rebaje de ese modo, como si no tuviera ningún capital político”, analizó una fuente del arroyismo en diálogo con 0223.

Algunos afirman que hubo una contraoferta del arroyismo para aceptar el planteo: un diputado nacional, un diputado provincial y un concejal. Desde el entorno del jefe comunal negaron ese planteo. “Es la Paso o nada”, aclararon. Más allá de la veracidad de la versión, desde el gobierno provincia advirtieron que no hay ninguna chance de acceder a ese planteo.

En medio de una tensión creciente, el arroyismo desempolvó de la agenda el teléfono de Luis Barrionuevo, el poderoso dirigente gastronómico que tiene buen vínculo con Arroyo y es el principal sostén de la candidatura de Roberto Lavagna. Mantuvieron una distendida y extensa charla en la Ciudad de Buenos Aires. “Tenemos la puerta abierta”, concluyeron los arroyistas. Creen que si se profundiza el “ninguneo” de Cambiemos, Arroyo podría ser candidato en la boleta que lleve a Lavagna y Urtubey, un espacio que hoy por hoy tiene varias opciones abiertas.

En concreto, este miércoles la Agrupación Atlántica quedó inscripto como un partido individual, sin alianzas con ninguna otra fuerza. “Hasta el 22 vamos a seguir negociando. La Agrupación Atlántica no va a formar parte de Juntos por el Cambio, pero Arroyo sigue siendo parte de Cambiemos”, resumió un hombre cercano al intendente, que inmediatamente agregó: “Por ahora…”.

El pultismo transitó por una montaña rusa de emociones en las últimas 36 horas. El martes por la mañana estaban en éxtasis. “Estamos adentro”, repetían ante algunas consultas. Durante los últimos días, habían recibido apoyo de varios intendentes del Conurbano y dirigentes de peso como Víctor Santamaría y Hugo Moyano, quienes pedían que le permitieran competir en la Paso al exintendente Pulti. “Con él adentro podemos ganar Mar del Plata”, le repetían a Máximo Kirchner, principal sostén de la candidatura de Fernanda Raverta.

Con esos avales, más algunos llamados puntuales, los principales operadores del pultismo llegaron a estar confiados en que iban a poder participar del espacio. Incluso, en algún momento se ilusionaron con que Raverta continuara como diputada nacional y el exjefe comunal fuera el candidato único del espacio.

 

Sin embargo, en las últimas horas del martes, el panorama cambió. Y aquel llamado de Pulti a Raverta y Ariel Ciano para realizar una gran Paso opositora y así vencer a Cambiemos cayó en un saco roto. Por estas horas, los referentes de Acción Marplatense están resueltos a competir con una boleta corta con el tradicional sello del partido vecinal. “Estamos dispuestos a bajarnos si Raverta tuviera chances de ganar. Pero hace cuatro días una encuesta mostró que el 60% de los marplatenses no la conoce”.

De todos modos, hasta el 22 de junio el exintendente seguirá trabajando para que le permitan competir en la Paso del Frente de Todos y desde allí buscarán convencerlo de que acepte la propuesta de ser legislador, algo que Pulti ya rechazó en reiteradas oportunidades. "No buscamos un cargo, queremos competir por la Intendencia", insistieron.

Entre todas las incertidumbres que restan resolver de acá al 22 de junio la que se mantiene sin novedades es la de la posible Paso dentro de Cambiemos. Hoy quienes más chances tienen de protagonizarla son Guillermo Montenegro y Vilma Baragiola. Pero tampoco está resuelta. Los principales armadores del oficialismo provincial buscan “convencer” a Baragiola de que se baje de la competencia y acepte una salida “hacia arriba” (se habla de que podría encabezar la lista de diputados por la Quinta Sección). No es la única a la que no quieren: en las últimas semanas el que perdió terreno es Emiliano Giri, quien había expresado internamente su deseo de ser diputado provincial. "Tiene bolilla negra, de la foto no se vuelve", señalaron operadores provinciales.

Por lo pronto, hoy no se esperaba ninguna definición en torno a la concejal radical. La UCR forma parte de Cambiemos y más allá de haber quedado relegada en la fórmula presidencial formará parte de la coalición que buscará la reelección en el país, en la provincia de Buenos Aires y en Mar del Plata. Pero en el entorno de Baragiola no son sordos ante las versiones. “Sabemos que nos quieren bajar, pero vamos a resistir”, afirmaron hombres cercanos a la exfuncionaria, quienes se afirman fuerte a la intención de voto que tiene Baragiola.

Quedan 10 días para la definición de las listas. Serán de un ritmo frenético que, sin duda, dejarán una larga cadena de heridos. 

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Primer time line: Arroyo y Pulti, afuera

El intendente no logró que Cambiemos le habilite la Paso y analiza competir por el sector de Lavagna. El líder de Acción Marplatense tampoco tiene lugar en el Frente de Todos y se postulará con la boleta corta.

El 12 de junio era el primer time line del calendario electoral: los partidos políticos tenían hasta las 23.59 de ese día para definir las alianzas con las que competirán en las elecciones. Es el primer paso para empezar a tener un panorama algo más claro de cómo se acomodará el tablero electoral de cara a las Paso de agosto. Y este día dejó dos definiciones concretas: Agrupación Atlántica no formará parte de Juntos por el Cambio y Acción Marplatense no estará dentro del Frente de Todos.

¿Esto significa que ni Carlos Arroyo ni Gustavo Pulti competirán dentro de esos espacios? Técnicamente, no. En el caso de Arroyo, las posibilidades son escasas mientras que en el pultismo dan por cerrado ese capítulo.

Guillermo Arroyo y Hernán Tillous viajaron a Buenos Aires el martes para mantener reuniones con las máximas autoridades de Cambiemos. El hijo del intendente y uno de los funcionarios de mayor confianza fueron con un pedido concreto: “Queremos ir a la Paso”. Desde el gobierno provincial rechazaron esa opción y le pidieron que se encolumnen detrás de la candidatura de Guillermo Montenegro.

“Es el intendente de Mar del Plata. Ganó con 50 puntos. No le pueden pedir que se rebaje de ese modo, como si no tuviera ningún capital político”, analizó una fuente del arroyismo en diálogo con 0223.

Algunos afirman que hubo una contraoferta del arroyismo para aceptar el planteo: un diputado nacional, un diputado provincial y un concejal. Desde el entorno del jefe comunal negaron ese planteo. “Es la Paso o nada”, aclararon. Más allá de la veracidad de la versión, desde el gobierno provincia advirtieron que no hay ninguna chance de acceder a ese planteo.

En medio de una tensión creciente, el arroyismo desempolvó de la agenda el teléfono de Luis Barrionuevo, el poderoso dirigente gastronómico que tiene buen vínculo con Arroyo y es el principal sostén de la candidatura de Roberto Lavagna. Mantuvieron una distendida y extensa charla en la Ciudad de Buenos Aires. “Tenemos la puerta abierta”, concluyeron los arroyistas. Creen que si se profundiza el “ninguneo” de Cambiemos, Arroyo podría ser candidato en la boleta que lleve a Lavagna y Urtubey, un espacio que hoy por hoy tiene varias opciones abiertas.

En concreto, este miércoles la Agrupación Atlántica quedó inscripto como un partido individual, sin alianzas con ninguna otra fuerza. “Hasta el 22 vamos a seguir negociando. La Agrupación Atlántica no va a formar parte de Juntos por el Cambio, pero Arroyo sigue siendo parte de Cambiemos”, resumió un hombre cercano al intendente, que inmediatamente agregó: “Por ahora…”.

El pultismo transitó por una montaña rusa de emociones en las últimas 36 horas. El martes por la mañana estaban en éxtasis. “Estamos adentro”, repetían ante algunas consultas. Durante los últimos días, habían recibido apoyo de varios intendentes del Conurbano y dirigentes de peso como Víctor Santamaría y Hugo Moyano, quienes pedían que le permitieran competir en la Paso al exintendente Pulti. “Con él adentro podemos ganar Mar del Plata”, le repetían a Máximo Kirchner, principal sostén de la candidatura de Fernanda Raverta.

Con esos avales, más algunos llamados puntuales, los principales operadores del pultismo llegaron a estar confiados en que iban a poder participar del espacio. Incluso, en algún momento se ilusionaron con que Raverta continuara como diputada nacional y el exjefe comunal fuera el candidato único del espacio.

 

Sin embargo, en las últimas horas del martes, el panorama cambió. Y aquel llamado de Pulti a Raverta y Ariel Ciano para realizar una gran Paso opositora y así vencer a Cambiemos cayó en un saco roto. Por estas horas, los referentes de Acción Marplatense están resueltos a competir con una boleta corta con el tradicional sello del partido vecinal. “Estamos dispuestos a bajarnos si Raverta tuviera chances de ganar. Pero hace cuatro días una encuesta mostró que el 60% de los marplatenses no la conoce”.

De todos modos, hasta el 22 de junio el exintendente seguirá trabajando para que le permitan competir en la Paso del Frente de Todos y desde allí buscarán convencerlo de que acepte la propuesta de ser legislador, algo que Pulti ya rechazó en reiteradas oportunidades. "No buscamos un cargo, queremos competir por la Intendencia", insistieron.

Entre todas las incertidumbres que restan resolver de acá al 22 de junio la que se mantiene sin novedades es la de la posible Paso dentro de Cambiemos. Hoy quienes más chances tienen de protagonizarla son Guillermo Montenegro y Vilma Baragiola. Pero tampoco está resuelta. Los principales armadores del oficialismo provincial buscan “convencer” a Baragiola de que se baje de la competencia y acepte una salida “hacia arriba” (se habla de que podría encabezar la lista de diputados por la Quinta Sección). No es la única a la que no quieren: en las últimas semanas el que perdió terreno es Emiliano Giri, quien había expresado internamente su deseo de ser diputado provincial. "Tiene bolilla negra, de la foto no se vuelve", señalaron operadores provinciales.

Por lo pronto, hoy no se esperaba ninguna definición en torno a la concejal radical. La UCR forma parte de Cambiemos y más allá de haber quedado relegada en la fórmula presidencial formará parte de la coalición que buscará la reelección en el país, en la provincia de Buenos Aires y en Mar del Plata. Pero en el entorno de Baragiola no son sordos ante las versiones. “Sabemos que nos quieren bajar, pero vamos a resistir”, afirmaron hombres cercanos a la exfuncionaria, quienes se afirman fuerte a la intención de voto que tiene Baragiola.

Quedan 10 días para la definición de las listas. Serán de un ritmo frenético que, sin duda, dejarán una larga cadena de heridos. 

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar