Ni Una Menos: Mar del Plata renovó su compromiso contra la violencia de género

Por Redacción 0223

Por quinto año consecutivo, mujeres y disidentes sexuales de todas las edades se convocaron para visibilizar la situación que atraviesan. Aborto legal, seguro y gratuito también fue motivo de la convocatoria.

Una multitud de personas se movilizaron por las calles de Mar del Plata durante la tarde del lunes para repudiar la violencia de género bajo la consigna "Vivas, libres y desendeudadas nos queremos. Ni Una Menos".

Por quinta vez consecutiva, miles de mujeres y disidentes sexuales se manifestaron en diferentes puntos del país y volvieron a copar las calles. Mar del Plata no fue la excepción y con grandes carteles y pancartas cientos de personas se concentraron en el Monumento a San Martín, ubicado en Avenida Luro y Mitre, para exigir la erradicación de los femicidios y travesticidios y la implementación de políticas de estado, como también para reclamar por el aborto legal, seguro y gratuito.

La convocatoria estaba anunciada para las 15:30. Organizaciones estudiantiles, sociales, autoconvocados y familiares de víctimas de violencia de género comenzaron a llegar al punto de encuentro, que desde temprano ofrecía un acto central en el que disertaron diferentes exponentes del feminismo y, entre otros,  Guillermo, el padre de Lucía Pérez, la adolescente de 16 años asesinada en octubre de 2016. También hubo algunas actividades, talleres e intervenciones artísticas que buscaban evidenciar la problemática que atraviesan las mujeres en la sociedad contemporánea. De a poco la marea de gente se tiñó de verde y violeta, los colores que representan la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito y al feminismo, respectivamente.

Cabe señalar que el pasado lunes se realizó una juntada de firmas para exigir la declaración de emergencia nacional en violencia de género, en la antesala de un proyecto que será presentado en los próximos días en el Congreso de la Nación. A nivel local, en 2016 la Municipalidad de General Pueyrredon estableció la emergencia en violencia de género y diversidad en el distrito, pero muchos de sus puntos son cuestionados. Asimismo, desde la Subsecretaría de Seguridad habían anunciado que en mayo llegarían 100 botones antipánico, pero aún no hay noticias.

Cerca de las 18 horas, la multitud comenzó a marchar por Luro hasta la Costa, para luego tomar Buenos Aires y allí doblar en Rivadavia hasta la Avenida Independencia y regresar nuevamente por Luro al punto de partida. Niñas, adolescentes, adultas y abuelas, sin importar orientación sexual ni religión se hicieron presentes y pusieron un grito en el cielo: "¡Ni Una Menos. Vivas nos queremos!".

Ainhoa tiene 25 años y es integrante del colectivo Mujeres Audiovisuales Mar del Plata. Acompañada de una amiga, expuso los motivos que le hicieron decir presente. "Nosotras tenemos en claro que somos la voz de las chicas que ya no están. Luchamos día a día por nuestras compañeras y nuestras hermanas, por las más chicas, por las que vienen", comentó y apuntó contra las políticas del Gobierno Nacional. "El Estado es el principal responsable de la situación que hoy estamos viviendo. No hay un Estado presente actualmente", reflexiono.

Roxana tiene 60 años y estaba convencida de que el lunes a la tarde tenía que estar en el Monumento a San Martin, junto a sus compañeras de la ONG En Red. "Estamos presentes por todas las mujeres asesinadas y abusadas para decir "Basta de femicidios y abusos sexuales"". Asimismo, indicó es necesario "reinventar las políticas de Estado" ya que actualmente se destinan $11.36 para la prevenir, asistir y combatir este flagelo. No obstante, Roxana señaló que hace algunos años fue víctima de violencia física en su trabajo, aunque no se animó a denunciar el hecho porque tenía miedo.

Por último, Estefanía, integrante de la organización Feminismo Urgente reivindicó una vez más el camino que transita todos los días, a sus 32 años. "Siempre estamos luchando. Queremos ser libres, que no nos maten. Nos apenan las cifras de femicidios, pero también nos da mucha fuerza para pelear y reivindicar la lucha feminista. Estamos para manifestarnos ante tantas injusticias que tenemos que enfrentar por ser mujer", sostuvo.

Para finalizar, resaltó que los botones antipánico que habían prometido desde la Municipalidad no llegaron y apuntó contra el Gobierno Nacional. "Solo destinan $11.36 para las políticas de género, con eso no podemos hacer nada. Claramente no es una prioridad trabajar en estas políticas", concluyó.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Ni Una Menos: Mar del Plata renovó su compromiso contra la violencia de género

Por quinto año consecutivo, mujeres y disidentes sexuales de todas las edades se convocaron para visibilizar la situación que atraviesan. Aborto legal, seguro y gratuito también fue motivo de la convocatoria.

Una multitud de personas se movilizaron por las calles de Mar del Plata durante la tarde del lunes para repudiar la violencia de género bajo la consigna "Vivas, libres y desendeudadas nos queremos. Ni Una Menos".

Por quinta vez consecutiva, miles de mujeres y disidentes sexuales se manifestaron en diferentes puntos del país y volvieron a copar las calles. Mar del Plata no fue la excepción y con grandes carteles y pancartas cientos de personas se concentraron en el Monumento a San Martín, ubicado en Avenida Luro y Mitre, para exigir la erradicación de los femicidios y travesticidios y la implementación de políticas de estado, como también para reclamar por el aborto legal, seguro y gratuito.

La convocatoria estaba anunciada para las 15:30. Organizaciones estudiantiles, sociales, autoconvocados y familiares de víctimas de violencia de género comenzaron a llegar al punto de encuentro, que desde temprano ofrecía un acto central en el que disertaron diferentes exponentes del feminismo y, entre otros,  Guillermo, el padre de Lucía Pérez, la adolescente de 16 años asesinada en octubre de 2016. También hubo algunas actividades, talleres e intervenciones artísticas que buscaban evidenciar la problemática que atraviesan las mujeres en la sociedad contemporánea. De a poco la marea de gente se tiñó de verde y violeta, los colores que representan la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito y al feminismo, respectivamente.

Cabe señalar que el pasado lunes se realizó una juntada de firmas para exigir la declaración de emergencia nacional en violencia de género, en la antesala de un proyecto que será presentado en los próximos días en el Congreso de la Nación. A nivel local, en 2016 la Municipalidad de General Pueyrredon estableció la emergencia en violencia de género y diversidad en el distrito, pero muchos de sus puntos son cuestionados. Asimismo, desde la Subsecretaría de Seguridad habían anunciado que en mayo llegarían 100 botones antipánico, pero aún no hay noticias.

Cerca de las 18 horas, la multitud comenzó a marchar por Luro hasta la Costa, para luego tomar Buenos Aires y allí doblar en Rivadavia hasta la Avenida Independencia y regresar nuevamente por Luro al punto de partida. Niñas, adolescentes, adultas y abuelas, sin importar orientación sexual ni religión se hicieron presentes y pusieron un grito en el cielo: "¡Ni Una Menos. Vivas nos queremos!".

Ainhoa tiene 25 años y es integrante del colectivo Mujeres Audiovisuales Mar del Plata. Acompañada de una amiga, expuso los motivos que le hicieron decir presente. "Nosotras tenemos en claro que somos la voz de las chicas que ya no están. Luchamos día a día por nuestras compañeras y nuestras hermanas, por las más chicas, por las que vienen", comentó y apuntó contra las políticas del Gobierno Nacional. "El Estado es el principal responsable de la situación que hoy estamos viviendo. No hay un Estado presente actualmente", reflexiono.

Roxana tiene 60 años y estaba convencida de que el lunes a la tarde tenía que estar en el Monumento a San Martin, junto a sus compañeras de la ONG En Red. "Estamos presentes por todas las mujeres asesinadas y abusadas para decir "Basta de femicidios y abusos sexuales"". Asimismo, indicó es necesario "reinventar las políticas de Estado" ya que actualmente se destinan $11.36 para la prevenir, asistir y combatir este flagelo. No obstante, Roxana señaló que hace algunos años fue víctima de violencia física en su trabajo, aunque no se animó a denunciar el hecho porque tenía miedo.

Por último, Estefanía, integrante de la organización Feminismo Urgente reivindicó una vez más el camino que transita todos los días, a sus 32 años. "Siempre estamos luchando. Queremos ser libres, que no nos maten. Nos apenan las cifras de femicidios, pero también nos da mucha fuerza para pelear y reivindicar la lucha feminista. Estamos para manifestarnos ante tantas injusticias que tenemos que enfrentar por ser mujer", sostuvo.

Para finalizar, resaltó que los botones antipánico que habían prometido desde la Municipalidad no llegaron y apuntó contra el Gobierno Nacional. "Solo destinan $11.36 para las políticas de género, con eso no podemos hacer nada. Claramente no es una prioridad trabajar en estas políticas", concluyó.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar