RADIO
EN VIVO
imagen

Daniel viglione

1 de Julio de 2019 13:22

Caso Viglione: abogado de víctimas pidió 50 años de prisión para el "analista" y su socia

Solicitó la detención inmediata de María Larsen y que se investigue el posible delito de lavado de dinero.

Con eje en los engaños utilizados para lograr la confianza de los inversores y la responsabilidad compartida al considerarlos cómplices y no socios, el abogado Julio Razona pidió una pena de 50 años de prisión para Daniel Viglione y María Larsen.

Razona consideró que el periodista fue el autor individual de 11 casos y en otros 33 tuvo la participación de Larsen, que actuó también en una como autora. "Pido sumar la pena de cinco años en cada uno de los casos y llegar a ese máximo", sostuvo.

Durante una hora y media el profesional relató el accionar de los imputados, la manera en que lograban la confianza de las víctimas y hasta las excusas que Viglione y Larsen dieron cuando comenzaron los reclamos de los damnificados para retirar el dinero.

"Viglione basó su engaño en el alquiler de espacios radiales para difundir su actividad y en la presencia de invitados como Roberto Cachanosky, Ricardo López Murphy y 'Toty' Flores que le daban credibilidad como dijeron muchos damnificados", sostuvo.

Para el abogado "todo era falso" porque ponían un logo de AFIP DGI en la oficina y la empresa conformada nunca tuvo actividad o cambiaba los supuestos intereses a pagar según la capacidad intelectual del interlocutor.

"Hubo desprolijidad e informalidad porque todo estuvo basado en la palabra más que en la documentación", agregó.

"Un dúo cruel"

A diferencia del alegato fiscal, Razona no detalló cada caso en particular sino que los unió según algunas características en común: modo de conocimiento de la operatoria y excusas recibidas al momento de exigir el dinero, entre otros.

Razona sostuvo que Viglione y Larsen fueron crueles con las víctimas, especialmente con aquellas que nada entendían por una cuestión de edad o con las que tenían algún grado de discapacidad.

"Algunos sufrieron amenazas cuando reclamaron el dinero y Viglione llegó a decir que iba a denunciarlos porque no podían justificar el origen del dinero", agregó.

Años de ahorro, viviendas vendidas para el pago de internaciones, operaciones, reintegros de ANSES, cobro de herencias y sumas de indemnizaciones fueron el origen relatado por la mayoría de los denunciantes que Razona trajo a colación durante su alegato.

Para el abogado una muestra de la crueldad fue el cobro de seis mil dólares a una mujer discapacitada que quería comprarse un auto adaptado. "Larsen fue a buscar los primeros cuatro mil a Buenos Aires y después la hicieron dar otros dos mil sin darle recibo alguno", señaló.

 

Estafa piramidal

Para el querellante las supuestas diferencias y el despido de Larsen eran parte de los problemas que tenía la banda. En tal sentido recordó que luego de ser despedida volvió a trabajar con Viglione un breve tiempo.

Razona habló de los fallidos de Larsen durante su declaración cuando se refirió a sus clientes y al envió de dinero a Montevideo. "Cuando se dio cuenta de lo que dijo se rectificó de manera inemdiata', recordó.

En esa misma línea de trabajo recordó la declaración de una amiga de la imputada que habló de una estafa piramidal en la que cayeron varias personas.

La actividad se retomará el miércoles próximo con el alegato del defensor oficial Ricardo Mendoza.