RADIO
EN VIVO
imagen

Brasil

9 de Septiembre de 2019 12:52

Homofobia en Río de Janeiro: quisieron censurar la presentación de un comic

El alcalde evangelista de Río de Janeiro intentó censurar la presentación de un comic por mostrar a dos hombres besándose. 

Luego de la intención de Marcelo Crivella de censurar la presentación de un libro en la Bienal de Rio de Janeiro, el Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil revocó un fallo de segunda instancia que permitía a la alcaldía de decomisar libros que mostraban un beso entre dos hombres, en un comic. De esta manera, una resolución cautelar, firmada por el presidente del tribunal, José Dias Toffoli, hizo lugar a una solicitud de la Procuraduría General de la República.

El intendente de Río de Janeiro, el pastor evangelista Marcelo Crivella, había dicho que, “para defender a la familia”, mandó a fiscalizar la feria del libro de su ciudad para que el público no pudiera acceder a una historieta en la que había un dibujo con dos hombres besándose.

El caso levantó denuncias de censura por parte de la asociación de editores y hasta motivó las intervención de Marco Aurelio Mello, un juez de la Corte que aseguró que no hay delito alguno en la publicación.

Fiscales de la Municipalidad de Río de Janeiro fueron enviados por Crivella a verificar el contenido de las historietas, lo cual provocó un escándalo a nivel nacional y abrió el debate sobre la censura.

La procuradora general, Raquel Dodge, había pedido la intervención urgente del STF para “impedir la censura al libre tránsito de ideas, a la libre manifestación artística y a la libertad de expresión en el país”.

Dias Toffoli sostuvo en su resolución que, al vincular las relaciones homosexuales con contenidos impropios para menores de edad, el fallo revocado “violó al mismo tiempo la estricta legalidad y el principio de igualdad”. El régimen democrático “presupone un ambiente de libre tránsito de ideas, en el cual todos tienen derecho a voz”, dijo.

Los fiscales que llegaron para decomisar los libros considerados “impropios” para menores de edad, que estuvieran expuestos sin advertencias legales o cubiertos de plástico negro fueron abucheados y tanto los organizadores como la cámara que representa a los editores de libros en Brasil presentaron recursos ante la justicia.

El principal diario del país, “Folha de Sao Pablo”, respondió a la decisión de Crivelli publicando, en su portada, la tapa del comic censurado y, a pedido de los organizadores de la Bienal, un juez de primera instancia de Río determinó que la alcaldía no podía imponer restricciones por tratarse de una medida de censura y un atentado a la libertad de expresión.

El presidente del Tribunal de Justicia de Río, Claudio de Mello Tavares, revocó ese fallo y alegó que la ley prevé el retiro del mercado de publicaciones con contenido impropio para menores sin las debidas advertencias.

El libro es “Vengadores: la cruzada de los niños”, un cómic de los estudios Marvel sobre un grupo de superhéroes, que incluye una escena en la que dos personajes de sexo masculino se besan estando totalmente vestidos.

El intendente de Río de Janeiro se defendió en las redes sociales y aclaró que "no es censura u homofobia como mucha gente piensa. La pregunta que involucra a los cómics en la bienal tiene un objetivo muy claro: cumplir con lo que proporciona el estatuto del Niño y el Adolescente". Sólo queremos preservar a nuestros hijos, luchar en defensa de las familias brasileñas y cumplir con la ley", añadió.

Crivella, del Partido Republicano Brasileño, es pastor de la Iglesia Universal del Reino de Dios (neopentecostal), fundada por su tío Edir Macedo, dueño del canal Record y aliado del presidente Jair Bolsonaro