Arte & espectáculos

13 de Enero de 2020 09:53

Veroutis debuta en la temporada marplatense con su café concert

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El espectáculo teatral musical le rinde tributo a los tiempos y a las grandes estrellas del género.

“Una noche en el café concert...en Mar del plata”, creado y protagonizado por Alejandro Veroutis, hace su debut este lunes por la noche en el gran salón de la Mansión de Victoria Ocampo en Villa Víctoria, el Centro cultural ubicado en la calle Matheu 1851, en el exclusivo barrio residencial de Los Troncos.

El espectáculo teatral musical donde el público junto a los artistas también es protagonista, tendrá en el escenario a Alejandro Veroutis acompañado por la pianista, actriz y cantante marplatense Camila Suero rindiéndole tributo a las mujeres y a los grandes artistas del café concert.

La obra, que se presenta en doble función a las 21 y a las 23, busca transportar a los tiempos procaces y sublimes en donde la libertad creativa era la consigna, pero en los que también se prohibía y hasta se hacía desaparecer canciones, poemas, textos y artistas.

Al evocar su memoria desde el escenario, aquellos artistas, aquellos textos, aquellas canciones, vuelven a la vida y nos cuestionan, nos divierten y nos emocionan con la misma potencia, hoy como ayer.

Síntesis argumental 

El espectáculo teatral donde el público es protagonista recorre la historia del café concert cronológicamente, haciendo un paralelo con la historia argentina en medio de canciones y recuerdos.

 

Sobre un improvisado escenario un Maestro de Ceremonias nos lleva  a través de textos y canciones a realizar un viaje en el tiempo y transitar por la historia argentina de las últimas décadas,  que nos hacen ver que aquel ayer tiene todavía mucho que decirle al hoy.

 “Una noche en el Café Concert” te permite vivir una velada distinta donde la consigna es "prohibido prohibir" y donde el público imagina que alrededor de una mesa y frente a una copa, como en aquel ayer, escucha textos, poemas y canciones que hicieron época y que se escuchaban en sótanos y altillos bajo puertas discretamente cerradas.

“Los boludos”, “La mala reputación”, “De que se ríe”, “Los ejecutivos”, “Coplas de mi país”, reviven con la misma fuerza de de aquellas noches de entonces…

La historia, los lugares y las estrellas del Café Concert

Hace poco mas de 50 años atrás nacía en Buenos Aires, un género teatral al que se bautizó con el nombre de Café Concert, un hito teatral argentino inspirado en el cabaret alemán. 

 Este género irreverente y “políticamente incorrecto”  fue furor entre el público argentino a fines de los años 60 y durante la década del 70, y allí se consagraron las hoy grandes estrellas del humor y la música nacional. 

El año 1966 fue un año clave para las mujeres que surgieron en el café concert…Marilina Ross inauguraba en una vieja casona de la calle Viamonte 1352 el primer y único café concert literario, Edda Diaz estrenaba “Help Valentino” (junto a Antonio Gasalla, Carlos Perciavalle y Nora Blai) en una suerte de casa conventillo,Eduardo Bergara Leumann inaugura La Botica del Ángel donde un tiempo después nacieron los mitos de Susana Rinaldi y Marikena Monti, así como el de Haydee Padilla y su personaje de “La Chona”,mientras que Nacha Guevara deslumbraba desde el escenario del instituto Di Tella.

El Café Concert revolucionó una época como lo fue “el mayo francés” del 68, y en la Argentina fue un fenómeno social y cultural ya que intelectuales, aristócratas y hasta políticos se peleaban por acceder a ver esos espectáculos que se representaban en sótanos y lugares “poco confiables”. 

En un ámbito reducido, donde no cabían más de 60 personas, y frente a un pequeño escenario, se asistía a una suerte de ritual "artístico, político y cultural", según contó un biógrafo de la época.

Alrededor de una mesa y cuatro sillas, gente que no se conocía entre sí, se sentaba en esa suerte de café bar sin demasiadas pretensiones, mientras disfrutaban de una copa de champagne, de whisky o un trago largo, escuchaban a desconocidos y a grandes artistas, decir y cantar lo que nadie se atrevía a expresar en su momento.

Compartir
Compartí esta nota