Rugbiers violentos

21 de Enero de 2020 09:44

“Parecían no estar dispuestos a parar de pegarle”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Virginia, la joven que intentó salvarle la vida a Fernando.

Virgina, la joven que le practicó RCP a Fernando, el joven asesinado por una salvaje golpiza en Villa Gesell, habló de lo que vio esa madrugada.

Virginia tiene apenas 17 años, pero fue la joven que durante la madrugada del domingo intentó salvarle la vida a Fernando Báez Sosa, luego de que el joven asesinado fuera salvajemente golpeado a la salida de un boliche en Villa Gesell.

La joven vio el tumulto que se generó en medio del ataque a Fernando y relató que cuando se acercó la policía la multitud se disipó. Allí descubrió el cuerpo de Fernando tirado en la calle, mientras sus amigos se sacaban la remera para taparlo por el frío

“Sin pensarlo ni un segundo, impulsivamente, me tiré encima de él y empecé a turnarme con otro chico. Tratamos durante media hora de reanimarlo junto a otro policía que seguía mis instrucciones. Nunca paramos de hacerle RCP hasta que llegó la ambulancia. Dos le hacíamos las compresiones y otro le sostenía la cabeza, que estaba muy lastimada”, recordó Virginia en una entrevista con TN.

Virginia recordó que el joven asesinado “era uno de los que querían separar y la terminó ligando de rebote”. “Él no quería pelear sino calmar la situación. Pero al estar solo la terminó ligando él”, insistió.

En referencia al grupo de rugbiers que lo atacó, la adolescente remarcó que se los veía “muy exaltados” y “parecían no estar dispuestos a parar de pegarle”. También cuestionó la actitud del personal de seguridad del boliche Le Brique que no intervino “por más que la pelea sucedió en la vereda de enfrente, justo en la puerta”.