Avión sanitario

4 de Octubre de 2020 19:33

Traslado de paciente: desde el Higa insisten en que no había camas disponibles

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La institución dio su versión de los hechos y aclaró que "jamás se va a especular con la salud de los pacientes que se atienden".

Después de los trascendidos que generó el traslado de un paciente a un sanatorio porteño, desde el Hospital Interzonal General de Agudos (Higa) insistieron en que al momento de la urgencia no había camas disponibles y remarcaron que la operación de traslado del hombre diagnosticado con coronavirus se debió a una situación de colapso.

Según explicó el director del Higa, Gustavo Galván, el viernes pasado entre las 16 y las 22.30 el establecimiento médico disponía de algunas camas de clínica médica para pacientes con coronavirus, pero no así en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), tanto en el Interzonal como en el hospital modular.

En el transcurso de la tarde seis paciente que se encontraban internados en el modular se descompensaron por lo que requerían de asistencia mecánica respiratoria "de manera inmediata". Una cama de cuidados intensivos se desocupó y pasó a ser utilizada. En tanto, los otros dos pacientes debían ser derivados por la gravedad del cuadro de salud que atravesaban, explicaron a través de un comunicado.

Ante esta situación, desde el Higa indicaron que se realizaron las gestiones necesarias con el Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) VIII  para reubicar a los dos pacientes. Al poco tiempo, fueron notificados que había una cama disponible en el sanatorio Antártida de Capital Federal y que el traslado se haría en forma aérea.

De esta manera, alrededor de las 22 se puso en marcha el opeartivo para trasladar al paciente hacia el sanatorio porteño perteneciente al Sindicato de Camioneros: un avión partió desde el Aeropuerto Internacional Astor Piazzolla con el hombre a bordo con destino a la base aérea de El Palomar, de la localidad de Morón. Por su parte, el otro paciente fue derivado al sanatorio Belgrano de Mar del Plata.

Tras el revuelo que generó este caso, desde el Higa señalaron que se encuentran en una situación límite y que el número de camas operativas de terapia intensiva es similar a la del viernes: apenas hay dos respiradores artificiales disponibles en la guardia. "Jamás se va a especular con la salud de los pacientes que se atienden en la institución", indicaron.

Tras la acalorada reacción del intendente Guillermo Montenegro, desde el Municipio habían asegurado que el traslado no se debió a una situación de colapso sino de una decisión personal, versión que fue desmentida a 0223 por Claudia Gómez, hija del paciente afectado.