Avión sanitario

4 de Octubre de 2020 18:17

Montenegro se disculpó por su "exabrupto" y pide a sus seguidores que no se movilicen

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
"Sigo apostando al diálogo y al intercambio de ideas", manifestó Montenegro a través de un video que compartió en redes sociales.

El jefe comunal se manifestó por primera vez después de los cruces con la Provincia por el traslado de un paciente del Higa a un sanatorio porteño y explicó: "No lo entendí como un ataque hacia mi persona sino algo que afectaba a todos los marplatenses".

El intendente Guillermo Montenegro pidió disculpas por su reacción que despertó el traslado de un paciente desde el Hospital Interzonal General de Agudos (Higa) de Mar del Plata - en medio de acusaciones de falta de camas - hacia un sanatorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) y pidió a sus seguidores que eviten manifestarse en apoyo de la Municipalidad de General Pueyrredon para mitigar el avance del coronavirus.

A través de las redes sociales, el jefe comunla calificó como "exabrupto" sus declaraciones en las que sostuvo que "toman de pelotudos a los marplatenses" y acusara a los efectores de Salud de la Provincia de "inventar números" vinculados a la pandemia y no haber notificado del paciente en cuestión que requería de una cama de terapia intensiva.

"Saben que ayer hubo un contrapunto entre la Provincia y el gobierno municipal. No lo entendí como un ataque hacia mi persona sino algo que afectaba a todos los marplatenses y por eso hice los reclamos necesarios ante los canales institucionales", explicó Montenegro.

El jefe comunal pidió disculpas por su "exabrupto" en el audio que se viralizó el sábado, que según confió, se lo envió a un amigo suyo. "Siempre aposté al diálogo y al intercambio de ideas y sigo apostando porque es la forma que se sale de esta y de todas las crisis", sostuvo.

Distintos votantes de Montenegro y seguidores del PRO en Mar del Plata organizaban un "abrazo solidario" a la Municipalidad bajo la consigna #BanquemosAMontenegro para el próxmio lunes, pero el responsable del Gobierno local razonó que la situación epidemiológica no amerita una movilización masiva que pueda agravar aún más el panorama sanitario.

"Les tengo que pedir una cosa. Vi que algunos estaban viendo la posibilidad de hacer un abrazo al Municipio o un acompmañamiento. No es el momento de movilizaciones ni de marchas, es momento de trabajar todos juntos y de estar pensando en Mar del Plata", concluyó.

"Tengo una calentura que vuelo, que nos tomen de pelotudos a los marplatenses no lo puedo creer. Primero que te inventan los números, después nos meten 160 muertos, te aparece un tipo que necesita un traslado, nadie nos avisa y lo llevan a Buenos Aires habiendo camas en Mar del Plata solamente para jordernos. Esta operación es berreta, es de cuarta. Está claro que está hecho a propósito", había exclamado el intendente.

Desde el seno del PRO salieron en defensa de Montenegro y rechazaron la veracidad que el sistema sanitario de la ciudad esté colapsado, señalando que se intenta “embarrar la cancha”, en un contexto de desempleo récord y de altos índices de pobreza.

“Cuando atacan al intendente, nos atacan a todos los habitantes del Partido de General Pueyrredon, que día a día nos levantamos para hacer de ésta una mejor ciudad, para trabajar y progresar. Cuando atacan al intendente atacan a todos los vecinos que quieren educarse, trabajar, progresar, salir adelante”, señalaron en un comunicado.