Balcarce

2 de Diciembre de 2020 15:00

Recicladores de Balcarce piden auxilio ante las precarias condiciones de trabajo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El galpón en donde los trabajadores se desempeñan en lamentables condiciones.

Los trabajadores del predio de disposición final de residuos, inaugurado hace dos años, pusieron en evidencia una larga lista de irregularidades para poder desempeñar su fundamental labor.

Los trabajadores y trabajadoras del predio de disposición final de residuos de Balcarce, integrado por el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE-UTEP) y la Federación Argentina de Cartoneros Carreros y Recicladores (FACCyR), denuncian un enorme grado de precariedad en el cual desarrollan su tarea de recuperación de residuos sólidos urbanos.

Con algunos trabajadores con más de dos décadas de tarea en Balcarce y el reciclaje como único sustento económico, la situación es angustiante, con una informalidad manifiesta que preocupa a la comunidad.

A dos años de inaugurada la planta de reciclado bajo el Programa Girsu, que busca formalizar la actividad de los trabajadores y trabajadoras informales y promover derechos laborales para el sector, los damnificados denuncian vivir una situación "indignante".

"Realizamos una tarea social cuidando el medio ambiente y la salud de la comunidad; reinsertando los RSU en la gran industria; generando y sosteniendo puestos de trabajo en el mercado laboral formal y reduciendo la cantidad de material reciclable que se entierra en el predio de disposición final alargando su vida útil y economizando los gastos del municipio", resaltaron los trabajadores.

Punto por punto las denuncias

Desde el mes de octubre no se renovó el contrato con el municipio.

Desde el inicio de la ejecución de la planta de reciclado (a finales del 2018) ningún reciclador/a del predio percibió por parte del municipio ni obra social, jubilación y/o seguro contra accidentes.

No hay baños de material, con las obras sin terminar a más de dos años de inaugurado el predio.

Hasta el día de la fecha el municipio no ha entregado en el contexto de pandemia ni elementos de cuidado y protección básicos como lo son el barbijo, los guantes moteados, las máscaras, una pistola de control de fiebre, una mochila fumigadora de RSU, agua potable y alcohol.

Hasta el día de hoy no hay agua potable en la plata, lo cual hace que los trabajadores no puedan hidratarase ni lavarse durante la jornada laboral.

Auxilio para un trabajador

Desde el grupo de trabajadores también piden al gobierno del intendente Esteban Reino que "de manera urgente e inmediata", se haga cargo de la afección que tiene hoy un trabajador del predio en uno de sus ojos, con un diagnóstico que reviste la posibilidad de que pierda la vista de forma parcial.

Los referentes de la economía popular exigen al municipio una mesa de trabajo para que "se puedan destrabar todas estas injusticias y que nuestro compañero no pierda la visión". "No somos un problema, somos parte de la solución", culminaron los afectados en su misiva de prensa.