Claudia repetto

4 de Marzo de 2020 10:03

El último mensaje de Ricardo Rodríguez: “Borrá los mensajes y no vuelvas a casa”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Ricardo Rodríguez también es buscado intensamente.

El hombre que está sospechado de raptar a Claudia Repetto le envió ese mensaje a uno de sus hijos. Los investigadores analizan el teléfono para encontrar más pistas que permitan dar con la mujer.

Claudia Repetto había ido a comer un asado con amigos el domingo al mediodía. Cerca de las 19 volvió a su casa en el barrio Termas Huincó. Luego de eso, su último contacto con allegados es un mensaje de WhatsApp aunque sus conocidos creen que no lo escribió ella. En esas horas, Ricardo Rodríguez le vendió la moto a su hijo mayor y en plena madrugada salió. Antes de perder todo tipo de rastro le envió un mensaje a su hijo para decirle que la tarjeta verde de la moto había quedado escondida debajo de una piedra en el acceso del balneario Arenas Blancas. Y le agregó: “Borrá todos los mensajes y decile a tus hermanos que no vuelvan a casa”.

Así lo reveló este miércoles David González, uno de los hijos de Claudia Repetto, que sigue de cerca del operativo para dar con el paradero de su madre.

En diálogo con 0223, el joven relató que esos detalles los confirmó el hijo de Rodríguez, que recibió el mensaje de su padre en la madrugada del lunes, aunque él lo leyó recién en horas de la mañana, cuando se levantó.

El fiscal Fernando Castro dialoga con los familiares de Claudia.

Todos los datos recabados permiten suponer que Rodríguez se metió en la casa de Repetto el domingo por la tarde, luego de que la mujer llegara del asado. Las viviendas están separadas por un pasillo y a través de una medianera él podía llegar al patio de la vivienda.

Claudia tenía previsto ir a cenar con un hombre con el que estaba intentando iniciar una relación, la misma persona que la llevó hasta su casa esa tarde. Sin embargo, a través de un mensaje de WhatsApp escrito avisó que no iba a ir. Ese mensaje despertó la sospecha de los hijos porque, según explicó David, ella siempre se comunicaba a través de mensajes de audio. Los investigadores creen que ese mensaje lo envió Rodríguez, quien para ese entonces ya tendría retenida a Claudia.

Rodríguez volvió cerca de las 3 de la mañana a su casa en Termas Huincó y le vendió la moto a su hijo mayor “porque necesitaba plata”. El hombre, que es intensamente buscado por la policía, se fue de su casa con toda su ropa. Poco después, le envió el sospechoso mensaje a su hijo mayor.

Los hijos de Claudia se enteraron que estaba desaparecida porque su madre no fue el lunes a trabajar al hotel. “Ella nunca faltó y la jefa se comunicó para avisarnos porque no la podía contactar”, contó David, uno de sus hijos, que aseguró que su madre “no durmió en su casa”.

Está la cama hecha, no desayunó, no hay un mate”, precisó.

Compartir
Compartí esta nota