Coronavirus

11 de Abril de 2020 19:03

Supermercadistas chinos exigen al Municipio que controle los precios máximos

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Desde la cámara marplatense que nuclea al sector adviertne que los mayoristas no respetan los valores de comercialización fijados por el Gobierno y dificulta su abastecimiento.

Desde la Cámara de Autoservicios y Supermercados propiedad de Residentes Chinos (Casrech) de Mar del Plata le reclamaron al Municipio que controle a los mayoristas al advertir incumplimientos en los "precios máximos" que fijó el Gobierno de Alberto Fernández en distintos productos básicos en el período del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Paula Urcioli, la representante legal de la entidad, explicó a 0223 que distintos supemercadistas del sector debieron inclinar las compras para abastecerse hacia esos establecimientos ya que las compras que antes se hacían en conjunto a través de otras localidades o en forma directa a empresas "están algo trabadas por las restricciones de la cuarentena".

"Cuando el supermercadista va a comprar al mayorista, se encuentra con que esos valores no le alcanzan para mantener un mínimo margen de ganancia porque no se están los precios máximos de referencia del Gobierno", denunció la referente de Casrech, quien advirtió: "Si esto sigue así, es casi imposible que algunos puedan seguir trabajando en el corto y mediano plazo".

En este sentido, Urcioli aclaró que la política que adoptaron distintos supermercados orientes fue la de "no comprar" durante el período inicial de la cuarentena dado que "ya había stock y suficientemente abastecimiento". "Ahora venden lo que tienen pero el problema es que cuando tengan que reponer se les va a complicar mucho", consideró.

La abogada dijo que los incumplimientos se constataron en lácteos como yogures que se adquieren a poco más de 100 pesos cuando el precio de referencia es de 107 pesos o en un arroz de una reconocida marca, que en los mayoristas se obtiene por 45,70 pesos cuando la página oficial del Gobierno establece un valor de 45 pesos. "La leche Verónica debería comprarse a 57 pesos y se vende a 60 pesos", agregó, como otro de los ejemplos.

Después de los incumplimientos advertidos en los precios de las góndolas, la representante de Casrech reveló que ya se notificó de la situación al Secretario de Desarrollo Productivo, Fernando Muro, para que tome cartas en el asunto y disponga controles al respecto en los establecimientos.

"Pedimos algún control o apoyo en esos lugares porque se controla al minorista cuando en realidad lo que hay que controlar es la cadena y a cuánto se adquiere verdaderamente el producto. En relación a eso, hay que establecer infracciones o multas o lo que consideren. Pero no se puede ir solamente contra el comerciante pequeño", apuntó.

  

Compartir
Compartí esta nota