Los clubes de Mar del Plata al borde del abismo: el pago de cuotas cayó al 25%

El total cese de la actividad debido al aislamiento por el covid 19, genera grandes prejuicios económicos. Grandes dificultades para cumplir con sus obligaciones salariales y de impuestos.

Así luce la pileta del Club Kimberley, tras la suspensión total de actividades. (Foto: Facebook)

25 de Abril de 2020 11:17

Por Redacción 0223

PARA 0223

La suspensión total de las actividades deportivas por el aislamiento obligatorio por el coronavirus, dejó a los clubes de Mar del Plata al borde del abismo, debido a que la recaudación que surge del pago de las cuotas bajó a un 25% de promedio.

“Veníamos con un alto cumplimiento del pago de la cuota, pero con la cuarentena, bajó entre un 25 y 30%. Uno entiende a la gente y no puede obligar a nadie. Por ahí tienen razón, porque los socios no van al club pero con los profes el compromiso de pago, lo tenemos”, expresó en diálogo con 0223 Radio, Luciano Mignini, presidente del Club Kimberley de Mar del Plata.

En ese contexto, el dirigente sostuvo que para mantener cierto nivel de actividad, realizan tres veces por semana videoconferencias y se envían rutinas de ejercicios a través de las redes sociales: "Estamos tratando de buscarle la vuelta pero esta situación en el tiempo es muy difícil de sostener. Creemos que hasta que no vuelvan las clases, esto no se reanudará”, estimó.

La institución, próxima a cumplir 99 años –el 6 de julio- está envuelta al igual que todas las instituciones de Mar del Plata y el país, en serios problemas para volver a la actividad una vez que se flexibilice la cuarentena.

Al respecto, 0223 habló con Alejandro Yapuncic, presidente del Club River Plate de Mar del Plata, que se mostró preocupado por la actualidad de los clubes de la ciudad y las dificultades para afrontar el pago de todas sus obligaciones, como el pago de impuestos o el salario de los profesores.

“En este parate, si bien no te cortan los servicios, la luz o el gas siguen corriendo y se van juntando las boletas. Aunque los clubes estén cerrados, todos los días hay que encender las luces para evitar robos, las alarmas así como tener las bombas de agua funcionando. Ni hablar los que tienen piletas. Ahí tenés unos costos fijos de impuestos que rondan el 25% de lo habitual. Y todo eso es un gasto cuando no está entrando casi dinero”, razonó.

“Técnicamente los clubes están al borde la quiebra, técnicamente hablando. Y cuando se termine la cuarentena, será como abrir un negocio de cero. Necesitamos que el Estado nos auxilie de alguna manera, porque si no, la situación será muy difícil para todos”, finalizó.

Tu navegador no soporta los elementos de audio.

Temas

    Comentarios de usuarios de Facebook