Crisis del coronavirus

31 de Mayo de 2020 19:45

El pago de cuotas en el club Quilmes cayó un 70%

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los empleados de Quilmes cobraron el 80% de sus ingresos.

Desde la institución aseguraron que hay que "contemplar" si sus socios no pueden hacer frente a la responsabilidad. "Tener el club cerrado deterioró todo", aseguraron.

Producto de la coyuntura económica que generó la situación de aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus, el pago de cuotas en el club Quilmes de Mar del Plata cayó al menos un 70%.

Así lo reconoció Jorge Unzué, el presidente de la emblemática institución de Avenida Luro al 3800. De unos casi 1900 socios, hoy por hoy apenas el 30% puede abonar la cuota. En su mayoría, el método de pago es vía online. "Nosotros tenemos que contemplar todas las situaciones en este momento. Si un grupo familiar no puede pagar, tenemos que contemplarlo", aseguró.

En diálogo con 0223 Radio, el máximo dirigente del Cervecero reconoció que las entidades deportivas están pasando por un momento "complicado" ya que están cerrados desde que hace más de 60 días, cuando se decretó la cuarentena por el avance del Covid-19. "Tener el club cerrado deterioró todo", sostuvo Unzué.

En este marco, aseguró que la mayoría de las instituciones apostaron por promociones y rifas de bajo valor para poder transitar los tiempos de aislamiento y solventar la crisis. Incluso, según contó, redujeron el porcentaje de los pagos de la cuota del instituto educativo "para acompañar este momento y que las familias puedan pagar las actividades y la cuota".

Quilmes es otro de los clubes que accedió al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) que lanzó el Gobierno de la Nación y sus 18 empleados lograron cobrar el 80% de sus ingresos. "Los gastos fijos, los salarios, las cargas sociales y los servicios, siguen estando. Estamos un poco limitados porque las concesión gastronómica no está trabajando y son alquileres que ingresan para complementar los sueldos del personal", agregó Unzué.

Para finalizar, el presidente de Quilmes se refirió a una posible flexibilización de las actividades deportivas y se expresó con cautela a la hora de abrir las puertas y sedes del club. "Vamos a ver cómo tratamos de implementar un protocolo que pueda proteger al personal. Yo creo que las actividades grupales no se van a liberar hasta que el Ministerio de Educación no dé la venia parcial del inicio de las clases", cerró.

Este miércoles las oficinas de administración de los clubes de General Pueyrredon consiguieron la autorización por parte de la administración de Alberto Fernández para reabrir sus puertas.