Coronavirus

19 de Junio de 2020 10:00

Apertura de gastronomía: por qué el municipio guarda una esperanza

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los gastronómicos esperan volver a la actividad.

Guillermo Montenegro había mantenido una reunión con empresarios y trabajadores gastronómicos y si bien no dijo nada esperaba poder darles en pocas horas una buena noticia. Sin embargo, apenas terminó la reunión el gobierno local recibió el mail de la Jefatura de Gabinete de la provincia en el que le informaba el rechazo a la apertura de tres actividades que Mar de Plata había solicitado por vía de excepción: gastronomía, gimnasios y clubes de golf.

La novedad fue un baldazo de agua fría, como precisaron los propios empresarios gastronómicos, quienes confiaban en que debido a la escasa cantidad de casos activos en Mar del Plata (actualmente hay 2) en una ciudad de casi un millón de habitantes la provincia permitiera la actividad.

Sin embargo, la lacónica respuesta de la jefatura de Gabinete dejó en claro que las actividades que pedía permiso para autorizar el municipio correspondían para los distritos que se encuentran en fase 5 (aquellos que tuvieron 21 días sin detectar nuevos casos de coronavirus) y que Mar del Plata está en fase 4.

“Nos sorprendió por varios motivos. El primero es que cuando (Axel) Kicillof  anunció el sistema de fases planteó que era un ordenador, pero que los intendentes iban a tener la posibilidad de solicitar excepciones. Y según esta respuesta esa posibilidad no existe”, planteó una fuente del Ejecutivo municipal.

Pero no fue lo único que llamó la atención. También causó sorpresa la vía a través de la cual se envió la notificación.  “Ese domicilio electrónico lo tenemos habilitado desde el inicio de la gestión. Pero hasta ahora todo se había charlado por teléfono o por WhatsApp”, advirtieron.

Esta situación plantea una pequeña esperanza para el municipio: creen que la respuesta fue “más automática que política”. “Si hubiera habido algo político seguramente alguien nos hubiera llamado”, indicaron.

Luego del mail, desde el Ejecutivo municipal pudieron tener contacto con algunos funcionarios del gobierno provincial. ¿La conclusión? La situación en la provincia, especialmente en el conurbano bonaerense, es dramática y entienden que las ciudades intermedias como Mar del Plata (epidemiológicamente controladas pero sin alcanzar el límite para la fase 5) no sean una prioridad. “Vamos a seguir insistiendo”, plantearon.

En el municipio saben que es casi imposible alcanzar 21 días sin que se detecten nuevos casos de coronavirus. Es más: es más probable que vuelva a quedar libre de coronavirus a que acumule todos esos días sin casos.

La alternativa de la comisión creada por el Concejo sigue siendo lo más tentador para el Ejecutivo local, porque le permitiría avanzar en un permiso precario con el apoyo de representantes de distintas fuerzas.  

Compartir
Compartí esta nota