Coronavirus

24 de Junio de 2020 17:01

Trabajadoras domésticas pueden trabajar, pero no tienen protocolo: piden uno "urgente"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Estiman que hay 18 mil marplatenses que trabajan en casas particulares. (Foto ilustrativa:0223)

Fue elevado al Concejo Deliberante, debido a que en la fase 4 se habilita la actividad pero carece de protocolo sanitario. Desde la Unmdp estiman que hay 18 mil mujeres marplatenses afectadas.

La fase 4 del aislamiento social, preventivo y obligatorio permite a las trabajadoras de casas particulares retomar la actividad. Sin embargo, al no tener un protocolo sanitario por el Covid-19 todavía no pueden volver a trabajar.

Por ello, un grupo de docentes que integran el Grupo de Estudios sobre Familia, Género y Subjetividades y del Grupo de Estudios del Trabajo de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp), solicitó a través de una nota al Concejo Deliberante que elabore “de manera urgente” un protocolo sanitario para este sector laboral.

Desde la Unmdp estiman que en Mar del Plata hay cerca de 18.000 trabajadoras de casas particulares y que cerca del 70% no están registradas. Además, apuntaron que el sector “ha tenido una desprotección histórica” y que en este marco de pandemia, se ha profundizado aún más, por lo que "hoy se encuentran sin respuestas”.

Las docentes e investigadoras solicitan a los concejales que para la elaboración del protocolo, se tenga en cuenta "la necesidad de habilitar al sector la utilización del transporte público de manera segura” y la obligación a los empleadores a que suministren los elementos de higiene y seguridad.

Una vez redactado el marco sanitario para la actividad, se haga “la máxima difusión pública y se dirija de manera directa y prioritaria a las trabajadoras, y también a los empleadores”, además de la difusión de los derechos laborales que les atañen.

La solicitud fue realizada por los siguientes docentes de la Unmdp: Inés Pérez (investigadora Conicet); Débora Garazi (Becaria Posdoctoral Conicet); Romina Cutuli (investigadora Conicet)  y la docente universitaria y abogada María Teresa Luena.

Compartir
Compartí esta nota