Cuarentena

3 de Julio de 2020 18:50

Descubren una extraña ave en el patio de una casa de Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Algunos animales exóticos siguen siendo protagonistas en la ciudad durante la cuarentena. En este caso, se registró la aparición de un carrao en una vivienda del barrio Alfar.

Con el correr de las semanas y la óptima situación epidemiológica, el aislamiento social, preventivo y obligatorio se flexibiliza cada vez en Mar del Plata pero eso no evita que continúen algunas visitas de animales exóticos en sectores impensados de la ciudad.

Lectores compartieron con 0223 la aparición que registraron este mismo viernes en el patio de una casa del barrio Alfar, donde se observó un ejemplar de un carrao, un ave que es propia de zonas húmedas y pantanos. "Es la primera vez que lo vemos en la cuarentena", aseguraron.

Pero no es la primera vez que se registran espisodios de estas características en "La Feliz" durante la cuarentena: en abril, por ejemplo, fue noticia un faisán que se paseaba por los techos de viviendas del barrio Constitución.

La zona de la banquina del Puerto también fue otro de los escenarios donde se apreció este fenómeno, con un mayor avance de los lobos marinos que tradicionalmente quedan relegados sobre el muelle portuario.

"El proceso de sentido común marca que cuando se guarda el hombre, el cual muchas veces es percibido como un depredador o algo malo, los animales tienden a encontrar espacios que no tenían permitido porque antes estaban ocupados por actividades que les podían resultar hostiles", había explicado Juan Pablo Isacch, investigador principal del Conicet, en referencia a estas situaciones.

En declaraciones a este medio, el integrante del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (IIMyC) sostuvo que el avance sobre los espacios que ahora no están ocupados por el hombre demuestra que "muchos animales tienen restringido su hábitat". 

"La interpelación o el mensaje más interesante para leer de toda esta situación está en ver de qué forma podemos convivir con estas especies que quedan recluidas a lugares muy específicos. Sería interesante que cuando volvamos a salir de nuestras casas estas especies no vuelvan a recluirse a lugares mínimos y marginales y se logre alguna convivencia", instó el profesional.

Compartir
Compartí esta nota