Fútbol local

20 de Agosto de 2020 14:09

Once Unidos dio marcha atrás y frenó las "actividades recreativas"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El concejal Horacio Taccone, presidente de Once Unidos, no está de acuerdo pero acató la decisión de la Liga.

Luego de la repercusión que tuvo un video en el que se veía a los chicos de fútbol del club entrenando y una intimación del Consejo Federal para que se lo sancione, los de Parque Luro sacaron a los deportistas federados de la actividad en la Villa Deportiva.

Fue una semana movida, con muchos idas y vueltas. Del lado de la Liga Marplatense, el presidente Roberto Fernández y la mayoría de los dirigentes del resto de los clubes, mostraron su descontento por la actitud de Once Unidos y haberse "cortado" solo. Por su parte, la entidad albiverde, con su presidente, el concejal Horacio Taccone, a la cabeza, defendieron las actividades que llevaban adelante y promovían que se siga realizando. Sin embargo, se metió el Consejo Federal, intimó a la entidad que rige el fútbol en nuestra ciudad a que lo sancione y los de Parque Luro recapacitaron y acataron las medidas.

Claramente la decisión de Once Unidos no fue consensuada ni están de acuerdo. La posibilidad de una multa económica grave o hasta una posible desafiliación, pesaron a la hora de dar marcha atrás con las "actividades recreativas" para sus futbolistas, al menos hasta el 7 de septiembre, la fecha estipulada para el regreso de los entrenamientos en el interior del país y con los protocolos pertinentes y aceptados de la Asociación del Fútbol Argentino.

Hasta el miércoles a la noche, no se ponían de acuerdo. En la reunión de delegados de la Liga Marplatense, la postura de Once Unidos seguía siendo la de continuar, repetía una y otra vez de que no se trataba de entrenamientos y que no podían separar a los jugadores de básquet o hockey de los de fútbol, porque era discriminar socios de la institución. Pero algo cambió y, en horas de la noche, el club emitió un comunicado en el que anunciaba que "nos vemos en la obligación de acatar la decisión". Además, remarcan que son "motivos ajenos a nuestras convicciones".

La situación sigue generando polémica y hay distintas opiniones. La posición de Once Unidos es clara y entendible desde el punto de vista laboral de los profesores y hasta de la posibilidad de los chicos de poder volver a realizar algunos movimientos. Desde la Liga Marplatense, la postura es lógica. Responde al Consejo Federal, que no autoriza a las ligas afiliadas a entrenar, al menos, hasta el 7 de septiembre y entiende que la situación sanitaria no está apta para el regreso de los entrenamientos. 

Una de las diferencias más grandes está marcada en cómo lo llaman: para la Liga Marplatense no hay dudas que se trata de entrenamientos, con mayor o menor intensidad, pero que es una práctica habitual de los primeros días de la semana de ejercicios físicos, cosa que está prohibida por el Consejo Federal. Para Once Unidos se trata de actividades recreativas, compartidas con deportistas de las distintas disciplinas del club, con profesores a cargo y separados por edad.

De esta manera, Once Unidos evitó llegar al Tribunal de Disciplina de la Liga, tal como había solicitado el Consejo Federal mediante el Boletín Oficial N° 17/20 – 18/08/20.
 

Compartir
Compartí esta nota