Selficiencia

31 de Agosto de 2020 09:39

Bacterias que eliminen hidrocarburos, la investigación de Georgina Corti Monzón

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Georgina Corti Monzón trabaja con bacterias que puedan eliminar los hidrocarburos.

La doctora en Ciencias busca tecnologías amigables y económicas para tratar los residuos que producen los barcos. 

Como cada lunes, el Conicet Mar del Plata presenta Selficiencia, una propuesta para conocer a los científicos y científicas de nuestra ciudad en primera persona.

¿Quién sos?

-Me llamo Georgina Corti Monzón y soy doctora en Ciencias, Área Biología, egresada de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Soy Investigadora Asistente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y mi lugar de trabajo es el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Ambiente, INCITAA-Universidad Nacional de Mar del Plata. Tengo 36 años, estoy en pareja y tengo una hija de 5 años y otra por nacer.

¿Qué hacés?

-Mi línea de investigación se centra en la búsqueda de bacterias con habilidades interesantes para el tratamiento biológico de efluentes. Principalmente aíslo, cultivo y analizo bacterias con capacidad de eliminar los hidrocarburos (derivados del petróleo) altamente contaminantes de los residuos de sentinas de los barcos. Los residuos líquidos de sentina son residuos altamente tóxicos generados en los barcos. Son derivados principalmente de fugas de combustibles de la sala de máquinas usados para la propulsión del barco, los cuales se mezclan con agua empleada en diferentes actividades sobre el barco y se acumulan en una cavidad denominada sentina. La legislación internacional prohíbe la liberación de estos residuos al mar sin un previo tratamiento a bordo o en tierra. Esto implica un alto costo, por lo que se favorecen las descargas clandestinas que, lamentablemente, constituyen una de las principales causas de contaminación del mar con hidrocarburos. 

Algunas de las bacterias que he aislado tienen la habilidad de “comer hidrocarburos” (degradar hidrocarburos) eliminándolos del medio ambiente y otras de favorecer la separación de los hidrocarburos de los residuos de sentina (mediante ruptura de emulsiones de hidrocarburos en agua). Estas bacterias podrían ser empleadas en reactores biológicos (recipiente en donde se dan las condiciones para mantener vivas las bacterias mientras son mezcladas con el residuo para que ejerzan su acción descontaminante) en barcos o en plantas de tratamiento en tierra para tratar estos residuos. 

Las técnicas que empleo también permiten investigar la diversidad de microorganismos de diferentes residuos contaminantes. El conocimiento de dicha diversidad es muy interesante como herramienta para conocer el potencial biotecnológico de los microorganismos presentes.

¿Por qué lo hacés?

-Mi principal motivación es que los resultados de esta investigación contribuyan a la futura generación de tecnologías económicas y amigables con el medio ambiente para el tratamiento de los residuos de sentinas de los barcos. Las técnicas empleadas actualmente incluyen tecnología costosa que a la vez genera residuos secundarios que deben ser tratados por ser contaminantes. El empleo de microorganismos aislados del medio ambiente, que no sean patógenos, es una alternativa cada vez más aplicada a nivel mundial para el tratamiento de diferentes efluentes (bio-tratamiento), debido a su bajo costo y alta eficacia.

Es motivador también saber que los resultados de mi investigación podrían emplearse para diseñar tratamientos para otras localidades portuarias y otros residuos con hidrocarburos, como los que se generan durante la extracción del petróleo.

¿Cuál es el impacto de tu trabajo para la sociedad?

-El presente proyecto posibilitaría la aplicación de un sistema de tratamiento biológico para la eliminación de hidrocarburos de los residuos de sentinas de barcos, en un principio de Mar del Plata, en donde hay una alta producción de dichos residuos por las principales actividades económicas: la pesca y el turismo. El tratamiento biológico disminuiría los costos del tratamiento habitual de dichos residuos favoreciendo en una disminución en las descargas ilegales.

Mar del Plata y su puerto son lugares muy turísticos, por lo que disminuir el riesgo de incidentes de contaminación en zonas de recreo implicaría un beneficio para la salud humana, la flora y fauna del lugar. La pesca costera también se vería beneficiada por la disminución del riesgo de contaminación por hidrocarburos. Se contribuiría también con la conservación de la reserva ecológica del puerto.

Si te interesa conocer más escribí a comunicacion@mardelplata-conicet.gob.ar o sumate a las redes sociales.

Compartir
Compartí esta nota