Federico sasso

15 de Septiembre de 2020 15:02

Caso Sasso: insisten en el pedido de doce años de prisión por homicidio simple con dolo eventual

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El pedido lo hizo el abogado Maximiliano Orsini. (Foto: archivo 0223).

El abogado Maximiliano Orsini pidió a Casación que resuelva la Corte provincial. Hizo reserva para llegar a la Corte Suprema de Nación si la respuesta es negativa.

Menos de dos semanas después de que la Sala Segunda del Tribunal de Casación confirmara la condena de seis años de prisión por el delito de homicidio culposo de Federico Sasso, revocara el arresto domiciliario y ordenara su traslado a una Unidad Penal, el abogado que representa a la mamá de Lucía Bernaola interpuso un recurso extraordinario de inaplicabilidad de la ley ante el mismo Tribunal.

Ante la presentación del abogado Maximiliano Orsini es el mismo Tribunal de Casación el que debe admitir y mandar el recurso a la Suprema Corte de Justicia bonaerense. “Estamos convencidos que el criterio que se usó para mantener la calificación que hizo el TOC 1 es contradictorio, no está fundado y sostenemos que fue un homicidio simple con dolo eventual que merece una pena de doce años de prisión”, le dijo a 0223.

Sin plazos para tomar una decisión, Casación tiene dos alternativas: admitir y mandar el recurso extraordinario de inaplicabilidad de la ley o rechazarlo. Si sucede lo segundo, el abogado que patrocina a Verónica Borelli presentaría una queja ante la Corte.

https://www.0223.com.ar/nota/2020-9-2-19-9-0-la-defensa-de-sasso-plantea-llegar-a-la-suprema-corte

A lo largo de las 33 páginas del recurso –cuyo contenido está en sintonía con la postura del abogado Mauricio Varela que representa a los otros jóvenes heridos en el siniestro vial- Orsini señalar contradicciones e interpretaciones de las declaraciones de algunos testigos que les generaron un agravio.

Para el abogado también hay posiciones encontradas en la postura de Casación sobre la alcoholemia que tenía Sasso esa madrugada. “Dice que el test de alcoholemia es innecesario por los testigos que lo vieron tomar, es decirle haces o no lugar al agravante de alcohol que es fundamental para representación del peligro porque Sasso tuvo un montón de alertas previas que eso podía pasar”, explicó.

“El test no se tuvo en cuenta en el juicio porque decían que era una intromisión a la esfera persona a obligarlo a soplar la pipeta y la defensa pidió la inconstitucionalidad, algo que confirmó Casación”, recordó.

En cuanto al dolo eventual la postura del abogado retoma la idea de que a Sasso tuvo todas las alertas previas del dolo eventual, su conducta era configurativa y se le representó un resultado mortal, de poder matar a cualquiera en las condiciones que manejaba.

Orsini aclaró que el recurso apunta a la cuestión de fondo que es la calificación y el monto de la pena, no así a la cuestión de forma que fue la revocatoria del arresto domiciliario y el traslado a la Unidad Penal 44 de Batán.

Compartir
Compartí esta nota