Crisis del coronavirus

24 de Septiembre de 2020 14:08

Hubo 87 mil marplatenses que perdieron su trabajo por la crisis

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El dato se desprende del informe del Indec del segundo trimestre en comparación al mismo período de 2019. Se desplomó la población económicamente activa.

El 26% de desocupación en Mar del Plata fue una bomba. Los 65 mil trabajadores que están sin trabajo significaron una alarma en medio de la crisis provocada por la pandemia. Sin embargo, al desmenuzar los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Indec), hay cifras más alarmantes: si se compara el segundo trimestre de este año con el mismo período de 2019, fueron 87 mil los marplatenses que perdieron su empleo.

Los datos difundidos por el Indec durante la jornada del miércoles confirmaron no solo el problema estructural que arrastra Mar del Plata sino las consecuencias que arrojó la pandemia que golpea al mundo.

La comparación con el mismo período del año anterior, un período que históricamente muestra un alza en el desempleo, muestra una caída fenomenal en la población económicamente activa, que se compone entre aquellos que tienen trabajo y los que están desempleados, pero buscan conseguir uno.

Según el Indec, en el segundo trimestre de 2019 eran 314 mil los marplatenses económicamente activos, mientras que en 2020 son 250 mil, lo que significa que 64 mil marplatenses quedaron fuera del mercado laboral, ya sea porque perdieron el trabajo o porque abandonaron la búsqueda.

En cuanto a las personas con trabajo, en 2019 eran 272 mil marplatenses, mientras que en 2020 la cifra cayó a 185.000.

El mercado laboral de Mar del Plata siempre exhibió una alta tasa de ocupados demandante de empleo, es decir gente que tenía un trabajo, pero se mantenía en una búsqueda activa, ya sea para cambiar a un trabajo mejor o para complementar los ingresos. Esa tendencia también se desplomó: en 2019 había 51 mil marplatenses en esa condición, mientras que en 2020 solo fueron 10 mil, lo cual marca la falta de expectativas y oportunidades.