Mar del plata

23 de Enero de 2021 19:03

Quisieron echar a una familia del sector público de playas, como no se fueron los rodearon con sombrillas

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Ocurrió en el balneario Bocas del Toro de la zona sur de Mar del Plata. "Nos hicieron pasar un mal momento de arriba", dijo una de las damnificadas a 0223

El jueves por la mañana un grupo familiar marplatense compuesto por dos adultos y dos menores de cinco y un año decidió disfrutar de una jornada de sol en el sector público del balneario Bocas del Toro, ubicado en el Kilómetro 10 de la Ruta Provincial 11  sin imaginar que vivirían un momento de tensión que les generaría dejaría un sabor amargo durante el resto del día.

Es que, al llegar al lugar, uno de los empleados del balneario les pidió que se retiraran y, al negarse, los “rodearon” con sombrillas alegando que estaban usurpando propiedad privada.

En diálogo con 0223 una de las damnificadas que prefirió mantener su identidad en el anonimato relató que el pasado jueves fue junto a su pareja y sus dos pequeñas a la bajada pública de Rilanco ya que prefieren las playas de la zona sur de la ciudad.

“Llegamos cerca de las 9.30 y al caminar por la arena nos terminamos.ubicando en la orilla del Balneario Bocas del Toro. Pusimos la sombrilla y reposeras. Había ya algunas sombrillas blancas de ese balneario privado, pero en donde nos ubicamos no había. A la media hora vino el carpero o el que pone las sombrillas a decirnos si nos podíamos retirar por que esa zona era privada”, relató la mujer.

Según el relato de la mujer, media hora más tarde se acercó otro hombre y tras hacerle una serie de preguntas a su pareja lo “amedrentó para que nos vayamos diciendo que ese espacio no era público. Que él había comprado la playa y que de acuerdo a la ley, la gente que no puede pagar el balneario, puede circular pero no estacionarse en la arena”, dijo . 

“Justo lo engancho a mi marido que es profe de construccion de la ciudadanía y trata este tema con sus alumnos”, relató la mujer que detalló que la familia se encontraba en la zona delimitada como espacio público, pero que horas antes había sido alcanzado por la pleamar

“Conozco mis derechos y las leyes nacionales de Rivera. Yo estoy en mi derecho de ocupar el espacio de dominio público”, reflexionó la mujer al tiempo que resaltó que en ningún momento se levantó la voz ni se generó algún disturbio, pero al retirarse el hombre que alegaba ser el propietario de la playa, los rodearon con sombrillas del balneario 

“Nosotros no nos movimos, no volvieron a acercarse pero la verdad que nos hicieron pasar un mal momento de arriba”, concluyó la mujer
 

Compartir
Compartí esta nota