Historias de acá

12 de Febrero de 2021 15:41

Más de 3000 chinos festejan un año nuevo distinto en Mar de Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Este 12 de febrero la comunidad china le da la bienvenida al búfalo de metal en el Festival de Primavera, que da inicio al año 4.719. En Mar del Plata hay aproximadamente 3 mil miembros de la comunidad asiática que este año por la pandemia celebrarán en la intimidad de sus hogares.

La inmigración china es la cuarta más numerosa en Argentina, después de la boliviana, la paraguaya y la peruana. Se estima que actualmente viven en el país 100 mil personas provenientes de aquel país y si bien el  80% reside en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, Mar del Plata cuenta con un elevado número de habitantes pertenecientes a esa comunidad. 

“El calendario de China no se basa en el calendario gregoriano sino en ciclos lunares. Por eso, cada año comienza y finaliza en días distintos y, en consecuencia, las festividades caen en fechas diferentes. Este año comienza el 12 de febrero, pero el año que viene el ciclo inicia el 1 de febrero”, explica a 0223 Mercedes Susana Giuffré, Directora del Centro de Estudios y Negocios Coreanos y Chinos y Magister en Filosofía y Ciencias Políticas especializada en Asia.

Para celebrar el año del búfalo de metal en el Festival de Primavera que da inicio al año 4.719, en esta oportunidad, debido a la pandemia, no habrá celebraciones en la vía pública aunque en la intimidad de sus hogares, los habitantes de nacionalidad china cumplirán con una serie de tradiciones milenarias que distan de las occidentales.

El día previo a la celebración se realiza una jornada de limpieza profunda en la que se devuelven objetos prestados y se descarta todo lo que no tenga uso. Además, en la cocina, untan con miel las imágenes Zao Jun, el dios de la cocina, protector del hogar y la familia. Luego, las queman para que el humo atraiga buenas energías.

Además, los ancianos realizan el ritual de las monedas, que consiste en colocar dentro de un sobre rojo una cantidad de dinero que consideren adecuado para entregárselo a sus nietos. “Además visten de rojo que es el color que consideran de la suerte”, explica Giuffré 

También está el “Ritual del arroz”, alimento que simboliza la abundancia en China. Desde el 12 de febrero y durante 10 días, se tiene que colocar una cucharada diaria de arroz (sin cocinar) en una taza. Una vez que llega el décimo día, se enciende una vela blanca al lado del pocillo. La idea es que el arroz se prepare y luego se incorpore en alguna comida. “Hay muchísimas tradiciones”, explica la especialista.

Según el último censo, la comunidad china en Mar del Plata cuenta con más de 3.000 personas que este 12 de febrero celebrarán el Festival de la Primavera de manera distinta. Es que, debido a la pandemia de coronavirus, en esta oportunidad no habrá festejos en la vía pública y la bienvenida al Búfalo de metal se hará de manera privada.

“La primera oleada de inmigrantes asiáticos se dio en 1980, hubo otra en 1985, con personas que llegaron de Taiwán, pero no se asentaron y en el año '95 llegó el último grupo grande de inmigrantes”, dice Giuffré, mientras trata de resumir de manera didáctica miles de años de historia.

La mayoría de los inmigrantes chinos que eligió Mar del Plata como destino proviene de Fujian -una provincia del sureste de China, famosa por sus montes y sus ciudades costeras- y se abocó al supermercadismo  y la venta de artículos de regalería y bazar.

“Primero venía el hombre, se asentaba y después traía a la familia y a los padres. Para la cultura china es muy importante la tradición familiar y mantener contacto con su cultura”, cuenta Giuffré. La especialista asegura que los habitantes de la comunidad educan a sus hijos de manera bilingüe y, dentro del hogar, están al cuidado de los ancianos que únicamente hablan chino. “Además, durante la infancia y la adolescencia hacen que los niños realicen dos viajes a China para que se interioricen de la cultura milenaria”, destacó.

Actualmente se estima que actualmente viven en el país unos 120 mil chinos, en su mayoría provenientes de ciudades del interior.

Compartir
Compartí esta nota