Chivilcoy

20 de Febrero de 2021 13:19

Condenan a prisión perpetua a un hombre por el femicidio de su novia

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El condenado mató en 2016 a su novia a golpes y luego descartó el cuerpo en un baldío. El femicida se mantuvo varios meses prófugo hasta que pudo ser localizado. Recién esta semana recibió la pena por el aberrante crimen.

Un hombre de 43 años fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de su novia cometido en 2016 y cuyo cuerpo ocultó en un baldío cercano a su casa de la ciudad bonaerense de Chivilcoy informaron hoy fuentes judiciales.

La sentencia del miércoles último en un debate que llevó tres días y estuvo a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 del Departamento Judicial de Mercedes, recayó sobre Roberto Gabriel Sosa por el crimen de Estefanía Orlando (23).

Los jueces Claudia Esquivel, Pablo Vieiro y Francisco Ghibaudi lo condenaron por el delito de "homicidio agravado por haber mantenido una relación de pareja y por ser cometido por un hombre contra una mujer mediando violencia de género” (femicidio)", tal cual había solicitado la fiscal de juicio Valeria Chapuis.

"Las pruebas que se dieron durante las jornadas de debate fueron más que suficientes para llegar al veredicto solicitado. Sabíamos que el acusado nunca negó el crimen desde el primer momento y había pruebas que daban que era muy agresivo en la relación con Estefanía", dijo un vocero judicial.

El hecho ocurrió entre las últimas horas del 26 y las primeras horas del día 27 de febrero de 2016 del mismo mes, cuando el ahora condenado ocasionó intencionalmente la muerte de su novia, con quien por entonces mantenía una relación de noviazgo, en un domicilio de la localidad de Chivilcoy.

Según surgió de las pericias, Sosa realizó una “compresión o golpe directo o indirecto sobre el cuello de la víctima, ocasionando una eventual arritmia o paro cardíaco en virtud de las signos hallados”. Tras ello, descartó el cuerpo envuelto en un baldío y se mantuvo prófugo hasta el mes de agosto de ese mismo año cuando fue detenido en Morón.

Para los jueces, la imputación sostenida por la fiscal Chapuis fue "más que fundada" y llevaron a la resolución de la condena a la pena de prisión perpetua para Sosa.

"Era mi hija mayor, la primera de todo, la más mimada, una persona que con el transcurrir del tiempo le creció más el corazón que el cuerpo", describió a La Razón de Chivilcoy Juan Orlando, padre de la víctima, que también aseguró "no sentir rencor" y que "con fe se se hizo justicia".

Compartir
Compartí esta nota