Vuelta a clases

8 de Febrero de 2021 15:03

Es oficial: la Provincia confirmó el regreso a la presencialidad en las escuelas de “todos los distritos”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La administración bonaerense publicó la resolución en el Boletín Oficial. La misma contempla la suspensión ante situaciones de riesgo epidemiológico.

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires estableció este lunes de manera oficial “la actividad presencial” en las escuelas “de todos los distritos de la provincia” y dejó sin efecto la resolución N° 1791-2020 de la Dirección General de Cultura y Educación que pautaba la actividad dentro de las instituciones para pequeños equipos de directivos, docentes y auxiliares.

La gestión de Axel Kicillof dio un paso firme para el regreso a las aulas en la provincia al publicar en el Boletín Oficial la resolución firma conjunta N° 415-2021 de la cartera que conduce Agustina Vila que en su artículo 1 establece “la actividad presencial en los establecimientos educativos de todos los distritos de la provincia de Buenos Aires”.

La normativa se enmarca en el decreto nacional N° 67/21 en el que se establece que “podrán reanudarse las clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales” de acuerdo a las distintas situaciones epidemiológicas que transiten los distritos por la pandemia de coronavirus.

En la resolución publicada este lunes, Provincia determinó que “continúan exceptuados de la obligación de asistencia presencial al lugar de trabajo las y los docentes y auxiliares” observados en el artículo 1 de la resolución N° 90/20 del Ministerio Jefatura de Gabinete de Ministros. O sea, mayores de 65 años y pacientes de riesgo por inmunosupresión o enfermedades crónicas.

Las actividades presenciales serán organizadas por las secretarías de asuntos docentes, los consejos escolares, los tribunales descentralizados de clasificación y las jefaturas de inspección distrital y regional. En tanto, los directivos de los colegios podrán asignar al personal la realización de tareas de manera no presencial para “minimizar el impacto de la movilidad de agentes”. Esto, siempre y cuando “no afecte la planificación y el desarrollo de las clases”.

Finalmente, la resolución publicada advierte que en los distritos o establecimientos en los que se suspendan las clases presenciales por razones epidemiológicas se deberá asegurar la entrega de módulos alimentarios y de materiales impresos, además de la continuidad de las obras de infraestructura y de tareas de limpieza y desinfección.

La vuelta a las aulas se concretará a partir del 1 de marzo en territorio bonaerense y mediante el “Plan Jurisdiccional de la provincia de Buenos Aires para un Regreso Seguro a Clases Presenciales”, el cual contempla una serie de pautas de limpieza, desinfección, ventilación e higienización.