Columna de miércoles

17 de Marzo de 2021 21:43

Tensiones en Juntos por el Cambio y peleas en la UCR: arrancó la agenda electoral

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Santilli, Montenegro y Rabinovich, compartieron agenda en Mar del Plata.

Los distintos sectores de Juntos por el Cambio empiezan a pugnar por su futuro en las listas. Además, crecen los roces entre radicales por las elecciones internas. 

Recién en las últimas horas se conoció el calendario electoral para este año. Y falta mucho. Sin embargo, como anticipamos en este espacio, la pelea electoral ya se vive en Mar del Plata. Y en esta época, cuando no hay ningún tipo de definición y todos pugnan por su lugar, las peleas se dan puertas adentro de los partidos y coaliciones.

El intendente Guillermo Montenegro no construyó el montenegrismo en estos 14 meses de gestión al frente del municipio. Sin embargo, por su cargo es la principal referencia del espacio en la ciudad y con fuerte influencia en la región. Nadie duda de que será el jefe comunal quien elija al primero de la lista de concejales y tendrá la posibilidad de poner a una persona de su confianza en un lugar a entrar en la nómina de senadores provinciales. No obstante, eso no impide que se generen internas y disputas dentro del oficialismo marplatense.

El viernes último coincidieron en Mar del Plata el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, y el expresidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó. Ambos dirigentes de Juntos por el Cambio, pese a que hubo ingentes esfuerzos por evitar un cruce entre ellos. De hecho, la agenda que cada uno de ellos había armado tenía una coincidencia en horas de la tarde: ambos mantendrían encuentros en el Torreón del Monje.

“Estamos tratando de que no se crucen”, reconoció un alto dirigente del Pro marplatense días antes del desembarco. Y finalmente lo lograron: cambios de último momento hicieron que cada cual llevase su agenda. Santilli, hombre fuerte del gobierno porteño, suena fuerte para encabezar la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires. El salto del distrito más rico del país al extenso territorio de la provincia de Buenos Aires se convirtió en una constante de la política en los últimos años, en todos los espacios políticos.

Monzó también lucha por ese lugar. Sabe que no la tendrá fácil y pide que le habiliten una Paso para competir dentro de Juntos por el Cambio con el nuevo espacio que intenta construir. Más allá de las diferencias, ambos respetaron la institucionalidad y compartieron parte de su agenda con Montenegro.

 

Entre quienes respaldan la candidatura de Santilli se encuentra el senador Lucas Fiorini, quien desde hace tiempo pide que Juntos por el Cambio en la provincia permita el desembarco del peronismo, y trabaja junto al jefe de Gobierno porteño. La relación del legislador provincial con Montenegro atraviesa hoy su peor momento. Y esa tensión se traslada al Concejo Deliberante, donde Alejandro Carrancio, que fue una de las principales espadas legislativas del oficialismo a lo largo del último año, hoy mantiene posturas rayanas a la indiferencia.

De hecho, algo que cerca del intendente ya saben más allá de que no hubo manifestaciones públicas, es que el concejal de Vamos Juntos no acompañaría el pliego del transporte público de pasajeros.

Desde el entorno del intendente buscan bajarle el precio al enojo y aseguran que la razón principal por la que el pliego está trabado –y todo indica que no se aprobará- es que Acción Marplatense ya anticipó que no votará el expediente. “El voto de Carrancio no modifica la ecuación. Es AM el que puede destrabar la cuestión”, señalaron.

 

El lunes el objetivo del oficialismo era aprobarlo en la comisión de Movilidad Urbana para que, al menos, dé un paso. Sin embargo, no lo consiguieron. Y lo que ocurrió también generó suspicacias políticas: Guillermo Volponi, concejal del Pro alineado con Monzó, no pudo conectarse de manera virtual y sin su voto el presidente de la comisión, Agustín Neme, decidió aceptar el pedido del Frente de Todos y mantener el expediente en la comisión. Volponi debe renovar su banca y no parece tener un escenario muy favorable para lograrlo. Sin embargo, desde su entorno juraron que tuvo un problema técnico.

Más allá de esa cuestión, el expediente parece tener destino de archivo. Tanto Carrancio como AM parecen tener una posición definitiva. Sumado al rechazo del Frente de Todos y el Frente Renovador, el plan del Ejecutivo para licitar por 25 años el servicio de colectivos naufragará. “Esperamos que presenten una propuesta de qué hacer. Dicen que el servicio actual es malo, pero hacen todo esto para que siga exactamente igual”, chicaneó un funcionario municipal.

Otra interna que siguen de cerca en el entorno del intendente es la de la Unión Cívica Radical. Sea cual sea el resultado, habrá impacto en Mar del Plata. La tensión que se vive en el espacio tuvo su pico máximo en la última sesión del Concejo Deliberante, cuando la concejal radical Cristina Coria pidió la palabra durante una cuestión de privilegio para remarcar que en la apertura de sesiones su compañero de bloque Ariel Martínez Bordaisco le había negado la palabra porque sabía que no iba a votarlo para que sea reelecto como presidente del cuerpo.

Coria destrozó al presidente del cuerpo a quien acusó de antidemocrático y de ser un mal presidente del cuerpo. Bordaisco ensayó una justificación sobre lo ocurrido, y la edil radical le pidió no insultar su inteligencia. La interna radical que los enfrentará en cuatro días está que arde. A tal punto que en las últimas horas desde el sector de Nicolás Maiorano denunciaron que la lista encabezada en Mar del Plata por el presidente del Concejo y a nivel provincial por Maximiliano Abad compra votos con alimentos”. También denunció el uso de horas extras en salud para militar la lista del diputado provincial, según una entrevista publicada en El Retrato de Hoy.  

En el Frente de Todos las aguas parecen más calmas. Al menos por ahora. Todo indica que la lista se armará detrás de la candidatura de la actual concejal Virginia Sívori, que ya se mueve como candidata. La economista demostró un perfil técnico sólido durante su mandato como concejal, especialmente en los expedientes vinculados a los números municipales y las cuestiones productivas.  

A partir de allí, la lista se conformará con los diferentes espacios que componen el Frente de Todos en Mar del Plata, que son muchos más que los lugares a entrar. Esto significa que sí o sí habrá heridos. Sin embargo, la directora de Anses Fernanda Raverta, que además será consejera por la Quinta Sección en la lista única del Partido Justicialista que encabeza Máximo Kirchner, sostiene sin grandes fisuras el liderazgo de la coalición.

Compartir
Compartí esta nota