Una partida por la memoria: la historia del ajedrecista acribillado en Mar del Plata

Fabián López Corrales pisó la ciudad para jugar un torneo en el club Quilmes pero terminó asesinado a balazos con solo 19 años por sus conexiones en el PRT.

24 de Marzo de 2021 08:05

Fabián López Corrales tenía 19 años cuando en abril de 1976 llegó a Mar del Plata para disputar un torneo internacional de ajedrez. Se hospedó en un hotel del macrocentro junto a un compañero con el que había viajado desde La Plata, ciudad en la que estudiaba Arquitectura. Tras permanecer unos días desaparecido, su familia arribó desde su Junín natal para encontrarlo: lo hallaron acribillado a balazos.

El 19 de abril Néstor atendió el teléfono y temió lo peor. Desde el hotel Cora, ubicado en Brown al 1900, advirtieron que Fabián se ausentaba desde hacía unos días, mientras sus pertenencias permanecían en la habitación de la cual su compañero ya se había retirado. Inmediatamente dio aviso a su familia con la sensación de que, a los 16 años, no volvería a ver a su hermano. Su madre se tomó un colectivo y llegó por la tarde. Su padre, que cumplía labores de viajante de comercio cuando se anotició, lo hizo por la noche, acompañado de un amigo.

"No se sabe dónde lo secuestraron. Es posible que haya sido en alrededores de la Peatonal", cuenta Néstor a 0223. La familia López Corrales se puso en contacto con un juez juninense que vivía en Mar del Plata. Comenzaron a rastrearlo en distintos hospitales y dos días más tarde dieron con su cadáver. El certificado de defunción detallaba que su deceso había sido producto de un traumatismo craneoencefálico, cuando en realidad había sido acribillado con impactos de bala de 45 milímetros y arrojado en un camino de tierra ubicado a siete kilómetros de Avenida Edison y Mario Bravo. Además, por error o en forma de advertencia, mezclaron los nombres de los dos hermanos. La partida identificaba a la víctima como "Néstor / Fabián López Corrales".

Fabián había terminado el secundario en el Colegio Nacional “Dr. José Álvarez Rodríguez” de Junín y se había ido a estudiar a la Universidad Nacional de La Plata, donde cursaba el segundo año de Arquitectura al momento de su desaparición. Pero antes, por sus pagos, construyó su trayectoria deportiva, política y humana.

Jugó al rugby en el club Los Miuras y aprendió a mover los alfiles y las torres por correspondencia en la Sociedad Italiana, un lugar de encuentro para muchos jóvenes de Junín. El ajedrez, una actividad asociada al desarrollo intelectual, se convirtió en un deporte enemigo de la última dictadura militar, que atentó contra la vida de otros 13 ajedrecistas en la Argentina.

Fabián compartía la pasión por el tablero de cuadrados y el compromiso político como lo hacía Rodolfo Walsh, periodista, escritor e investigador, autor de "Operación Masacre", el libro madre de investigación del periodismo argentino que reconstruye los fusilamientos ocurridos el 9 de junio de 1956 en la localidad de José León Suárez.

En su tierra también forjó "sus ideas de izquierda" - como cuenta Néstor - para darle un simbólico jaque al sistema. Tenía algunos contactos en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), aunque nunca se pudo comprobar su militancia. "Él pertenecía a una generación que tenía muchísimos intereses. Era parte de una generación con mucha potencia", evoca su hermano.

Llegó a Mar del Plata unos días antes al inicio del torneo que lo tendría como protagonista de la categoría segunda en el club Quilmes. Se sospecha que sus últimos días estuvieron bajo la sombra de integrantes de la ultraderecha de Junín que se hicieron presentes en la ciudad. "Es posiblemente cierto porque fue acribillado a tiros y atado de pies y manos. Era una forma que tenía la Alianza Anticomunista Argentina (AAA) y la Concentración Nacional Universitaria (CNU)", señala.

Después de intentar digerir tanto dolor junto a sus padres, Néstor logró que el homicidio de su hermano fuera investigado en el marco de la denominada causa "Subzona 15" por la que en abril de 2020, en un juicio histórico, 35 represores que formaron parte del Ejército, la Fuerza Aérea, la Armada y la Prefectura fueron condenados por allanamientos, secuestros y detenciones ilegales ocurridas en el ámbito jurisdiccional de la subzona 15, compuesta por las áreas 15.1 y 15.2 y que comprendió General Lavalle, General Madariaga, Mar Chiquita, Balcarce, General Alvarado, General Pueyrredon, Lobería, Necochea y San Cayetano.

Comentarios de usuarios de Facebook