Entrevista

27 de Marzo de 2021 09:38

De la Torre: "Necesitamos volver a un peronismo que cuide a los que dan trabajo"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Joaquín De la Torre volvió a Mar del Plata.

El exfuncionario provincial vino a Mar del Plata, donde mantuvo diversas reuniones. Pidió trabajar para generar un peronismo que tenga la generación de empleo y la educación pública como prioridades. 

Joaquín De la Torre supo venir a Mar del Plata enviado por la entonces gobernadora María Eugenia Vidal con una misión compleja: ordenar la gestión municipal de Carlos Arroyo. Hoy su objetivo es otro: darle forma a un nuevo espacio peronista que recoja los heridos que deja el oficialismo nacional. "Necesitamos volver a un peronismo que cree fuentes de trabajo", dice en una charla con 0223 el exintendente de San Miguel que trabaja junto a Miguel Pichetto en este armado.

El exministro de Gobierno de la provincia se reunió con Guillermo Montenegro a quien, dijo, conoce desde hace 40 años, pero no había visto desde su triunfo en General Pueyrredon. "Lo encontré animado, con muchas ganas e contar lo que hace, muy enchufado con la gestión. Por supuesto, reconociendo el cansancio, pero lo vi muy entusiasmado", señala. 

También cenó con el flamante presidente del Comité Provincia de la UCR, Maximiliano Abad. "Fue para felicitarlo por su elección, no solo en lo personal sino por la elección del radicalismo en general que nos ha dado otra clase de vida partidaria interna". 

-¿En el PJ es imposible algo así?

-Claramente no está el hábito. El sello del PJ ha pasado a ser una herramienta para quedarse con los votos del peronismo y no un lugar donde se debatan ideas, donde se pueda construir una propuesta superadora a las actuales o distinta de la de los últimos años. Claramente eso no sucede y nadie tiene intención de que suceda.

-¿Con qué expectativa lanza este nuevo espacio?

-Nos ha ido muy bien en el lanzamiento, mucho mejor de lo esperado. Y en los días posteriores también. Por supuesto es un trabajo artesanal, hay que lograr juntarse con miles de dirigentes de la provincia de Buenos Aires y eso lleva un montón de tiempo. Pero también nos motiva cuando vemos el entusiasmo de ellos en volver a construir una oferta que tenga a la educación pública y al trabajo como pilares centrales de la movilidad social ascendente que fue la característica del peronismo.

Necesitamos volver a un peronismo que cree fuentes de trabajo, para que haya trabajadores. Si no se cuida a los que dan trabajo no va a haber más trabajo para la gente.

 

-¿Ese peronismo tiene lugar en Juntos por el Cambio?

-Este peronismo hoy intenta mostrar lo que es una mirada peronista distinta a la actual. La conformación del frente opositor se hará cuando llegue el momento. Tenemos charlas y buenas relaciones, eso está fuera de discusión, pero hoy lo que nosotros queremos es formar nuestro espacio con identidad propia.

-Durante su etapa como funcionario provincial de María Eugenia Vidal siempre pidió la apertura al peronismo. Sin embargo, el sector más duro del Pro siempre limitó esa posibilidad. ¿Cree que cambió esa posición?

-Claramente, tanto María Eugenia como Horacio la tienen. Su posición va a triunfar y convencer al resto. No puedo decir que no lo tienen. De hecho, mi relación con Maxi Abad tiene que ver con charlar estas cosas. Hay un proceso de reflexión sobre el tema, pero también nosotros tenemos una vocación por conformar un espacio que tenga algunos valores que tienen que ver con nuestra historia y que tienen poco que ver con el actual gobierno.

-Hoy hay dos alas dentro del Pro. Usted nombró a Vidal y Larreta, pero no a Macri y Bullrich. ¿Se siente más cerca de ese lado?

-La interna del Pro es de ellos, no me voy a meter ahí. Sería injusto hacerlo. Siempre hay que dejar que cada uno de los espacios que conforman una coalición tengan su vida propia y tomen sus decisiones, eso nos va a permitir nutrirnos de opciones o de salidas distintas a las que la gente ya no eligió en 2019. 

Siempre hay que ser respetuoso de la gente. Los políticos no echan a políticos. Los que echan a los políticos son los ciudadanos con su voto. Lo que es importante es que la gente tome decisiones sobre los políticos que lo representan.

-Hace algunos días estuvo en Mar del Plata Emilio Monzó que está en un plan similar: juntar peronistas desencantados con el gobierno. ¿Habla con él?

-Charlo mucho con él, con Randazzo, con Graciela Caamaño, Urtubey. Trabajamos en buscar puntos de encuentro a partir de miradas distintas. Los procesos de la política no nos tienen que sacar del norte que es conseguir una propuesta que genere más empleo. Si la Argentina no tiene una propuesta política que genere más fuentes de trabajo no tiene destino.

El trabajo y la educación pública son los ordenadores que hicieron grande a este país. Le dimos la espalda sistemáticamente, más allá de que la política no lo quería, claramente pasó en los últimos cuatro años. Si no logramos salir del círculo vicioso de generar cada vez menos empleo y dejar que la educación pública la condicionen algunos sindicatos, si no construimos un círculo virtuoso no tendremos destino. En eso la política tiene que hacer su reflexión y empezar a ver cuáles son aquellos incentivos que funcionaron como trabas y construir incentivos nuevos para que esto suceda.

-Ya deslizó que el gobierno de Juntos por el Cambio no lo consiguió. ¿Cómo evalúa la actual gestión en un contexto de pandemia?

-No quiero ser muy duro porque la pandemia claramente es un condicionante, pero me da la sensación por las medidas que se han tomado que los ajustes siempre van sobre los que dan trabajo y nunca sobre la política. Está bien que eliminemos la contribución del impuesto a las ganancias de los trabajadores, pero lo lógico sería que eso también se vea reducido en los privilegios de la política.

-Y no ve eso.

-No, porque lo van a pagar los empresarios, muchos de los cuales son pequeños comerciantes. Lo van a pagar los que dan empleo. Un kiosco va a pagar el doble de ganancias de lo que paga hoy. Nosotros necesitamos que el kiosquero dé trabajo. La única forma de eliminar la esclavitud moderna, que son los programas sociales que no permiten que la gente salga de la pobreza, es con la creación de puestos de trabajo.

-Siente que ese descontento se puede trasladar al voto en estas elecciones.

-Esto puede sonar naif, pero esto está fuera de la discusión electoral. Si la política no reflexiona que la única salida que tiene la Argentina es ayudando a crear trabajo, sin importar quién lo haga, no tenemos destino. La Argentina hace 20 años que baja la cantidad de trabajo privado. No hay ningún país del mundo que crezca de esa manera. 

 

Compartir
Compartí esta nota