Elecciones 2021

22 de Agosto de 2021 09:16

Rodríguez Larreta: “Todavía no vi las propuestas de Manes, pero es bueno que haya gente nueva”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Horacio Rodríguez Larreta y Guillermo Montenegro, con 0223.

Acompañado por el intendente, el jefe de Gobierno porteño asegura que Diego Santilli es el único dirigente que puede mostrar una gestión en seguridad exitosa. Dice que es necesario ampliar Juntos para pensar en 2023 y cuestiona al presidente por la foto en Olivos.

Horacio Rodríguez Larreta y Guillermo Montenegro llegan juntos, saludan, bromean y se sientan en el estudio de 0223 para participar de la entrevista. De fondo, Simón y Martina, los mellizos del intendente que lo acompañan este sábado, se quejan mientras su padre se acomoda el micrófono. Los colaboradores del jefe comunal convencen a los chicos de ir a pasear, mientras el intendente y el jefe de Gobierno hablan sobre el estado de Mar del Plata, las preocupaciones de los vecinos y la interna en Juntos. “Todavía no vi bien las propuestas de Manes, pero está bueno que haya gente nueva”, dispara Rodríguez Larreta, quien asegura que Diego Santilli es el mejor candidato para la provincia.

Los dos dirigentes el Pro compartieron durante muchos años el gabinete de Mauricio Macri en la Ciudad de Buenos Aires. Y se nota durante la charla con 0223. Interactúan, comparten recuerdos y bromas. Sin embargo, esa espontaneidad queda atravesada por un discurso perfectamente estudiado: los dos hablan de la importancia de defender el laburo, de lo traumático que fue para padres y chicos la falta de presencialidad educativa y se reparten elogios por sus respectivas gestiones.

Larreta, figura clave en el armado del Pro y de Juntos en estas elecciones asegura que los principales dirigentes (entre los que omite al expresidente y a Patricia Bullirch, por ejemplo), comparten la idea de que es necesario ampliar Juntos para poder tomar las riendas del país y la provincia en 2023.

 

 -Ninguno de los dos es candidato, pero los dos están muy activos en la campaña.

HRL: -Somos parte de un proyecto, todos juntos. Más allá de que Guillermo y yo no estemos en campaña personalmente, el equipo es uno solo. Me encontré con una ciudad (vengo bastante eh, vine en el verano con Guille acá también) que valora muchísimo el trabajo que está haciendo Guillermo, una ciudad que obviamente está golpeada por una pandemia muy larga. Estábamos hablando recién del tema de los chicos en la escuela, de lo que ha costado todo eso que para mí es uno de los principales dramas a nivel nacional. Por eso en la Ciudad de Buenos Aires dimos la pelea a principios de año para sostener a los chicos en la presencialidad, que es lo mismo que hizo Guillermo. Para mí ese es uno de los temas más importantes y la gente sigue preocupada. El jueves en Bahía Blanca me decían que todavía había muchas escuelas con semana de por medio. No se puede creer. En eso hemos tenido una diferencia grande con el Gobierno nacional, con el Gobierno provincial también hemos discutido mucho, así que yo todavía recojo esas preocupaciones.

 

-¿Sigue intendente usted recogiendo el tema de la educación como una de las preocupaciones?

GM: -Sí, nosotros lo vivimos con dos, casi tres semanas que no hubo clases. Era una preocupación constante de los padres. Está claro que viene muy pegado a lo que tiene que ver con economía, salud y lo emocional. En lo emocional estaba la vuelta de los chicos a las clases que no tenía que ver con lo pedagógico específicamente sino con los padres que tenían que ir a laburar, con el sistema educativo que necesitaba reinsertarse de nuevo con la sociedad. Era un todo. Ahí la posibilidad de ir charlando permanentemente como hicimos en todo este año y medio con Horacio, con las experiencias, sabiendo que lo que le tocaba a él después me iba a tocar a mí. Todas las semanas íbamos intercambiando información para estar de la mejor manera posible en Mar del Plata. Yo creo que para mí es básico la charla que tuve permanente con él y con el Colo Santilli, porque nos permitía anticiparnos a algo que conocíamos poco pero que nos daba la posibilidad de estar un poquito mejor preparados para lo que venía.

-Horacio, el intendente mencionó a Santilli. Y en medio de estos conflictos hay una interna en medio de todas estas preocupaciones. ¿Cómo está viendo la percepción de la gente respecto a la competencia que tiene Juntos?

HRL: -Primero es sano que haya una competencia, es sano que la gente elija a los candidatos y no nosotros a dedo, diciendo tal o cual, eso está bueno. Yo no tengo duda que Diego Santilli es el mejor candidato para la Provincia. Un tipo que tiene experiencia, muchos años en la gestión, que ha sido muy exitoso como ministro de Seguridad. Fue justo un proceso que empezó Guillermo, creando la Policía Metropolitana hará 10 años más o menos, lo mantuvimos en el tiempo y Diego en los últimos tres años fue el ministro. Desde ese momento, todos los delitos en la Ciudad bajaron. Eso es lo que se llama tener un plan de largo plazo, con visión, siguiendo las metas. Diego es una de las pocas personas en la Argentina hoy que puede mostrar un proceso exitoso en la seguridad. Y la seguridad es una de las principales preocupaciones que recogemos  en toda la Provincia de Buenos Aires. Por eso es también valiosa su experiencia y es el mejor candidato.

 

-¿Y qué cree que aporta un dirigente como Facundo Manes?

HRL: -Creo que siempre la combinación de gente con más experiencia como Diego -que como dije varias veces es el mejor candidato posible, es el que sabe de Seguridad- con gente nueva está bien. Todavía no vi bien las propuestas de él, pero está bueno.

GM: -Recién cuando Horacio decía ‘desde cuándo’, me acordé desde cuándo. El Colo era presidente de la Legislatura cuando se vota la creación de la Policía Metropolitana, y se tuvo que ir un rato porque nació su hijo, con lo cual fue el 20 o 21 de noviembre del 2009. Me acuerdo porque tuvo que irse y volver y la dejó a quien era en ese momento su mujer con el hijo recién nacido.

HRL: -¿12 años?

GM: -Sí, desde el 2009 fue todo el proceso. Yo soy egoísta porque pienso en Mar del Plata, y cuando pienso en Mar del Plata sé que el Colo es el tipo que nos va a defender mejor. Yo lo digo muy claro, ¿por qué? Porque tiene capacidad de gestión, porque conoce, porque sabe, porque me va a atender el teléfono. Me decís Manes, y no lo conozco. Y no lo digo mal pero no lo conozco. Al otro sí lo conozco y no lo conozco solamente desde lo personal, que es importante para la generación del vínculo, sino desde el laburo: sé lo que se rompe el traste laburando, sé lo que hace, sé lo que piensa de Mar del Plata. Lo hemos hablado, lo hablé con él, lo hablé con el Ruso Rabinovich. Este equipo tiene que ser más grande. Y en ese equipo, para Mar del Plata, no tengo duda de que el Colo es el tipo que tiene que ir, que nos va a defender. Yo siempre digo defender, no es defender de un ataque nuclear, sino defender los intereses que necesitamos los marplatenses, que haya más laburo, que tengamos más obras de infraestructura, que mejore la seguridad. Lo que nos vienen diciendo los vecinos a vos, a mí y a todos los que caminamos en la calle.

-En ese diálogo constante que tienen, ¿qué de lo que se conoce como el ‘modelo Caba’ le gustaría replicar en Mar del Plata que todavía no ha podido hacer?

GM: -Algunas cosas las estamos haciendo ya. El Distrito Tecnológico es una cosa que yo la vi nacer con Horacio. Nosotros laburamos 8 años juntos. Él era jefe de Gabinete cuando yo era ministro. Casi no me lo creía, pensaba cómo se va a hacer en Parque Patricios. Y a mí me decían vos tenés que poner la seguridad. Y hoy cuando lo ves, decís, cambió el barrio, cambió la ciudad, cambió la industria, cambió el primer empleo. Entonces dije ‘es por acá’. Y ahí empezamos a trabajar en el Distrito Tecnológico que ya está avanzando.

 

-¿Alguna otra?

GM: -En lo que tiene que ver con la política gastronómica estamos avanzando con la semana de Mar del Plata en Buenos Aires, cosa de plantear que nuestros chefs vayan para allá, la presenten, que no solo sea venir a comer bien sino que sea una decisión de política gastronómica, que Mar del Plata sea un lugar donde venir todas las semanas.

 ¿Qué está pasando? Hoy, fin de semana normal, tenés más reservas que en un fin de semana del 2019, cuando no había pandemia.

-¿Por qué?

GM: -Yo creo que ahí hubo dos cosas: primero en cómo muchos sectores de la ciudad dijeron vamos a meterle durante la pandemia y nosotros acompañando desde el Estado, y también hubo mucha gente que redescubrió Mar del Plata. Horacio no la redescubrió porque venía desde chico, pero hay mucha gente que dice ‘Che, que bueno está y qué bueno esto’, y que había dejado de venir. Y ahora volvió y dice ‘Pará, yo vuelvo’. Vinieron a vivir cerca de 30 mil personas a Mar del Plata en el último año. Es un número. Y también mucha gente que viene y lo disfruta. Para mí, es un placer y nosotros tenemos que darles soluciones al que quiere venir. A Horacio lo vimos ayer con muchos emprendedores jóvenes y pasa por hacérsela fácil. Creo que ese es el rol más importante. Y todo eso lo copiamos. Es lo que el mundo hace, indudablemente lo han mejorado mucho en Caba. Yo tomo muchas cosas de Caba como también le choreo cosas a Pablo Javkin de Rosario, como hablo con Martín (Llaryora) de Córdoba. Leo que hizo tal cosa y pum, además somos los que tenemos un despelote con el transporte. Obviamente que la relación personal y los años que laburamos juntos con Horacio hace que sea más fácil porque lo llamo y hablamos.

HRL: -Es un ida y vuelta. Así como obviamente nosotros tenemos más años en la gestión, obviamente uno tiene más experiencia y recorrido, pero el jueves tomábamos una cerveza en Olavarría, en los decks, afuera, y yo le preguntaba a Guille cómo le fue, porque nosotros estamos experimentando lo mismo. Los chicos de la cervecería me contaban, otros que están poniendo una pizzería al lado, cómo va creciendo y ganándole espacio a los autos. Donde había estacionamiento ahora hay decks con gente disfrutándolo que genera laburo. La verdad que ese modelo está funcionando bárbaro acá, así que voy a tratar de darle manija en Buenos Aires también.

-Montenegro mencionaba el Distrito Tecnológico, ¿cómo impactó en la economía de la Ciudad de Buenos Aires?

HRL: -Tremendo. No digo que era escéptico al principio pero no pensé que iba a ser tan rápido. Hoy tenemos 350 empresas radicadas en Parque Patricios donde no había una. Cero había, eh. Es cierto, como dijo Guille, pusimos una comisaría de primer nivel, hicimos llegar el subte, mejoramos Parque Patricios, dimos un incentivo y en cinco o seis años tenemos 350 empresas, 10 mil trabajadores, la segunda oficina más grande de Mercado Libre en Argentina está en Parque Patricios, la sede de Accenture que tiene 3 mil empleados está en Parque Patricios, y atrás de eso está lleno de locales gastronómicos, genera laburo, se mudó una universidad muy prestigiosa. Va generando un círculo virtuoso espectacular así que me parece buenísimo que lo hayan traído a Mar del Plata.

 

GM: -Le dio un incentivo, han desgravado ingresos brutos, y yo me enojo porque es una cosa que estamos pidiendo nosotros a la Provincia con el sector. Yo creo que vuelve por otro lado. Lo hemos hablado con el ministro de Producción y espero que lo terminemos de sacar. No solo para Mar del Plata sino para los Polos Tecnológicos de la Provincia. Vuelve por ARM, porque cambia el barrio, cambia la lógica.

-Horacio estamos atravesando una etapa de la pandemia muy distinta a lo que fue el inicio, en donde su foto con el presidente y el gobernador fue un estandarte. ¿Qué cambio en este tiempo?

-HRL: -Lo que no cambió fue nuestra vocación de coordinar esfuerzos y trabajar en forma conjunta. Todas las semanas, a veces más de una vez, Fernan Quirós se reúne con la ministra de Salud nacional. Desde el punto de vista de trabajo la coordinación ha sido igual que el primer día. Y si a mí me tocase mañana reunirme con el presidente porque consideramos que hay para coordinar lo voy a hacer. De eso no tengas ninguna duda, más allá de las diferencias políticas que podamos tener. Es cierto que en la política la relación se enfrió, por decirlo de alguna manera.

-¿Cuándo cree que pasó?

HRL: -Para mí, el tema de que un día prendo la televisión y sin avisarme me entero de que nos sacan la coparticipación con la cual financiamos la policía que Guillermo estaba mencionando... sin avisarnos, inconstitucional. Tres meses después vuelvo a prender la televisión y me entero que cerraban las clases en la Ciudad, sin avisarme, sin consensuarlo, algo que tiene que ver con la pandemia. Nos reunimos mil veces y nunca nos dijeron nada. El día anterior el ministro de Educación había dicho que no cerraban. La verdad que fue muy duro. Por eso salí a defenderlo a fondo, terminé en la Corte, la Corte nos dio la razón y los chicos en la Ciudad siempre estuvieron en el aula. Son situaciones que obviamente no ayudan a la relación. Te vuelvo a decir: todo lo que sea coordinación, todo lo que sea bueno para los argentinos, para los porteños, siempre vamos a estar para coordinar, al principio, ahora, en el futuro. Siempre. Creo en el diálogo. Tenemos que terminar con la grieta. La grieta ha sido un desastre para la Argentina. No se educa mejor, no se come mejor, no se trata mejor la salud de la gente, no hay más laburo por la grieta, al revés. Tenemos que terminar con eso.

-¿La preponderancia que tuvo usted dentro del armado de listas del Pro marca una vocación de ir corriendo a los sectores más extremos?

HRL: -Lo más importante en Juntos es la vocación de mantenernos juntos, y se ha logrado.

GM: -Y no daban dos pesos, porque después de perder la elección… 

HRL:- Hay un dato: es la primera vez, del ’83 para acá desde la vuelta de la democracia, que con el peronismo en el Gobierno la oposición se mantuvo unida. Es un golazo, es un mérito enorme eso. Yo sí creo, como vos decís, que además de eso tenemos que ampliarnos, tener vocación de sumar, tenemos que buscar un acuerdo más amplio, y esa actitud de sumar en general está en los principales dirigentes como Guillermo, María Eugenia Vidal, el Colo, Jorge Macri Néstor Grindetti, Julio Garro. Está muy consensuada entre nosotros. Tenemos que sumar. Porque queremos asumir la responsabilidad en el ‘23 nacional, en la Provincia de Buenos Aires, en la mayor cantidad de municipios posibles y en todo el país.

 

 

-¿Qué sintió cuando vio la foto del presidente en el cumpleaños de su mujer y cómo ve esta idea de impulsar un juicio político?

HRL: -Mirá, la verdad es que estuvo muy mal eso. Con los argentinos en ese momento todos guardados, angustiados, que la gente no podía salir a laburar, los chicos no iban a la escuela, los comercios no abrían, y que aparezca esa foto… y además aparece un año y medio después. Si la foto no hubiera aparecido, no hubieran dicho nada. Pero creo que el mejor juicio es el de las urnas. En ese juicio juzgamos todos. El 12 de septiembre lo tenés ahí nomás. La mejor manera de juzgar está ahí, en septiembre y noviembre. Eso no quiere decir que nuestros diputados tienen la responsabilidad de evaluar jurídicamente, asesorados por juristas, si corresponde o no el juicio político, pero el juicio lo tenés ahora, dentro de unas pocas semanas.

GM: -Yo sigo con bronca, me acuerdo lo que nos pasó a cada uno de nosotros en ese momento, y era el cumpleaños de Guada por Zoom, nació Tomás, solo en la clínica, y hablás con cualquiera y es lo mismo. La verdad que con el perdón no alcanza. Porque además nosotros acá en Mar del Plata, y vos lo viviste, metimos una guerra de tigre porque pensábamos y estamos convencidos de que había que defender el laburo y que venía por la solidaridad de no juntarte, de no salir, de no hacer nada, para que estuviera abierto el negocio porque se fundía. Entonces, en ese momento mirabas mal al que se ponía mal el barbijo. O sea, acordémonos, si tenías el barbijo debajo de la nariz casi que te señalaban. Todos hicimos un esfuerzo y ninguno de nosotros tiene privilegios. A mí, desde ese lugar, me cuesta salir de eso. Nosotros le pedimos mucho a la gente. Yo no soy ejemplo de nada pero la verdad que yo hice las cosas que decía que tenía que hacer. Entonces me parece que eso es algo que lo va a tener que explicar, hay una causa judicial abierta por lo que lo van a tener que explicar, y yo también creo que es el momento de que la gente tenga en cuenta ese tipo de cosas. Que la política tenga privilegios me parece que realmente no construye para nada y encima genera un alejamiento más de la gente a la política.

Compartir
Compartí esta nota