Brasil

30 de Marzo de 2021 07:42

Crisis en Brasil: renuncian dos funcionarios claves de Bolsonaro

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Bolsonaro junto al ex ministro de Justicia, Fernando Azevedo.

Fernando Azevedo y Ernesto Araujo dejaron sus cargos en medio de la catástrofe sanitaria que vive el país. 

El ministro de Defensa, Fernando Azevedo y el Canciller, Ernesto Araujo, dejaron sus cargos en el gobierno de Bolsonaro durante la tarde de lunes. Ambos se producen en medio de una catástrofe sanitaria sin control  que está perjudicando la imagen del presidente y comienza a complicar sus chances electorales para 2022. 

La renuncia de Azevedo fue sorpresiva ya que se trata de una figura clave en la relación entre Brasilia y las Fuerzas Armadas y se debe a las diferencias cada vez más notorias de un sector de ala militar a la estraga oficial para encarar la crisis del coronavirus. 

En su carta de despedida, de forma muy sutil, el funcionario destacó su defensa de las Fuerzas Armadas como institución y reivindicó el rol de los uniformados a la hora de atender las urgencias que vive la población. Bolsonaro, por su parte, está pidiendo más apoyo político en medio de las críticas por su negacionismo de la pandemia

Anoche, los tres comandantes de las FFAA se reunieron de urgencia para poner a disposición sus cargos al nuevo ministro militar, Walter Souza Braga Netto, en lo que se considera un gesto autonomía en la relación con el gobierno. 

La salida de Araujo fue menos sorpresiva. Se trata de uno de los pocos representantes del ala de ultraderecha y  un férreo defensor del proyecto antiglobalista de Donald Trump. Sin Trump en la Casa Blanca, las horas de Araujo estaban contadas. 

A esta situación se agregó un conflicto con el Senado luego de una cruce con la presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara Alta, Katia Abreu, que valió el pedido de renuncia de parte de todo el cuerpo. Además, durante el fin de semana se publicó una carta de más de 300 diplomáticos con fuertes críticas en lo que significó una verdadera e inédita  rebelión del Palacio de Itamaraty. 

Bolsonaro utilizó esta crisis para reordenar el gabinete y equilibrar los apoyos a su gobierno. El poderoso Walter Souza Braga Netto se quedará a cargo del ministerio de Defensa, Luiz Eduardo Ramos, militar con excelente diálogo con el Centrao, ocupará la Casa Civil (Jefatura de Gabinete) y la diputada del Centrao Flavia Arruda  y aliada del presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, asumirá como Secretaría de la Presidencia. 

Compartir
Compartí esta nota