Mar chiquita

7 de Marzo de 2021 12:26

Con una grúa llegaron hasta Playa Dorada y dejaron un colectivo instalado en un terreno

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El colectivo, sin motor, que se instaló indebidamente en un terreno de Playa Dorada, en el momento en que fue retirado del lugar.

Un grupo de personas llegó hasta la localidad marchiquitense de Playa Dorada con un colectivo y se instaló en un lote. Los vecinos llamaron a la policía y la intervención del municipio derivó en la confiscación del ómnibus. Para las autoridades fue un claro intento de usurpación.

Otro episodio en Playa Dorada vinculado a un intento de usurpación tuvo lugar en las últimas horas, en una situación similar a la registrada en noviembre pasado, cuando los vecinos de esa localidad del sur marchiquitense también impidieron que un grupo de personas se instale en un lote del que no tenían papel de dominio alguno y al que habían llegado en un ómnibus escolar.

En esta oportunidad fue con una grúa con la que, diversos sujetos, llevaron un colectivo de la empresa Nuevo Bus, compañía que opera en los partidos de Olavarría y Villa Gesell, hasta un terreno situado en calles El Chincolo y El Bicho Feo en donde tuvieron intención de proceder a instalarse.

Los vecinos alertaron a la policía, que se apersonó en el lugar en un operativo a cargo del subcomisario Claudio Boriani y tras el cual se corroboraron los primeros indicios que habían presumir la acción de usurpación: los protagonistas del hecho no tenían ningún tipo de papel que diera cuenta, no solo de la propiedad del coletivo, tampoco del lote en cuestión.

En diálogo con 0223, el director de Seguridad de la comuna, Javier Navarro, detalló que se trata de un modus operandi que se ha replicado con continuidad en el último tiempo. "Llegan a un terreno, dejan una carpa o un automóvil, en este caso un micro, dentro de un terreno, y en el marco del código civil, si no hay un propietario que denuncia ese suceso, eso se puede tomar como un acto posesorio del lote", explicó.

En esa línea, Navarro contó: "Llegaron el jueves a la noche con la grúa, los vecinos alertaron a la policía que habían dejado el micro en el terreno. Se les pidió documentación y no tenían nada. La situación exacerbó a los residentes de la zona, ahí intervino el delegado Fabián Jackey, ya que lo que se proyectó de inmediato es que se trataba de un intento de usurpación", describió el funcionario. 

Con preocupación por los movimientos nocturnos en el lugar, desde la comuna se debió contratar a una grúa vía una empresa privada para proceder finalmente este sábado a retirar el micro, que quedó confiscado en depósito de la municipalidad. "Si aparece el propietario del colectivo, se verá la situación del vehículo", aclaró Navarro.

"Si no tenés plano aprobado, no tenés los impuestos pagos, no hay documentación que haga presumir una tenencia legal del terreno, nosotros siempre vamos a tratar de desalentar este tipo de intentos", concluyó el director de Seguridad.