Zona roja

10 de Abril de 2021 15:55

Trans rechazan el traslado de la zona roja al Minella: "Nunca nos preguntaron"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El colectivo de Mujeres Trans Migrantes, que reúne a 120 trabajadoras del lugar, sumó críticas al proyecto del concejal Nicolás Lauría y lamentó la falta de convocatoria. "Nadie nos garantiza nada allá", advirtieron.

"No sabíamos nada". Esa fue la primera reacción que manifestaron las Mujeres Trans Migrantes al tomar conocimiento público del proyecto que impulsa el oficialismo para llevar la "zona roja" detrás del estadio José María Minella: el colectivo sumó críticas a la iniciativa y lamentó, sobre todo, la falta de convocatoria por parte del concejal Nicolás Lauría y el resto de las autoridades de la Secretaría de Seguridad de la comuna.

"No somos escuchadas. No hemos tenido ningún conocimiento de ese proyecto. Aportaremos lo que sea necesario cuando nos convoquen pero en ningún momento nos consultaron", dijo Preta Naomi, una de las voceras de las 120 trabajadoras sexuales que suele encontrarse en el sector delimitado por Jara, Champagnat, Luro y la calle Belgrano, donde hace años también convive el narcomenudeo con una fuerte actividad que preocupa a los vecinos.

La mujer trans pidió a las autoridades que escuchen sus voces y planteos y calificó la mudanza propuesta como una decisión "autoritaria". "Nunca nos llamaron para sentarnos en una mesa de debate o diálogo sobre este tema. Es increíble que pase eso cuando nosotras somos las víctimas de lo que está pasando", apuntó, en declaraciones a 0223 Radio.

"Ni siquiera tienen idea de lo que nosotras pasamos; siempre escuchan la campana del vecino pero no a nosotras que todos los días somos violentadas. Es absurdo lo que está pasando", insistió, y sobre la polémica iniciativa, agregó: "Qué seguridad nos dan a donde nos mandan; Luro es una avenida grande, donde hay mucho movimiento pero allá, ¿qué? ¿De qué estamos hablando? Nadie nos garantiza nada".

"Si nos fuerzan a salir, vamos a tomar medidas"


Naomi aseguró que las trabajadoras sexuales "están abiertas al diálogo" e insistió en los cuestionamientos por el accionar violento que muestra la policía en los operativos. "Los procedimientos son arbitrarios; a veces tiran al piso a nuestras compañeras y les pisan la cabeza. Hay formas y formas", cuestionó, y añadió: "No se puede naturalizar la violencia. Hay que entender que nosotras trabajamos y no se puede vulnerar nuestro derecho a trabajar tranquilamente".

La trabajadora también pidió un acercamiento con los vecinos después de los enfrentamientos que han crecido en los últimos meses. "Ellos salen día por medio a agredir. Salen con hondas a tirarnos a nosotras en las esquinas. Las calles son libres. Pero un grupo de vecinos no puede salir a golpearnos con palos. Ellos no lo cuentan, y lo hacen con el apoyo de la policía", denunció al respecto.

La representante de Mujeres Trans Migrantes dijo que quiere evitar una "batalla campal" pero prometió medidas en caso de que se promueva una "salida forzada" de la zona roja. "Entre los vecinos hay cierta ruptura y por eso no pueden dialogar con nosotras. Pero nosotras queremos hablar. Si hay que cambiar nuestras formas lo hacemos o lo charlamos pero necesitamos resolver las cosas como debe ser", aclaró.

https://www.0223.com.ar/nota/2021-3-10-10-11-0-vecinos-de-la-zona-roja-volvieron-a-marchar-para-pedir-al-municipio-y-la-justicia-que-la-trasladen

"No es como todo lo que comentan o dicen o se denuncia. Acá hay gente que no tiene nada que ver dentro de la zona roja pero está ahí igual y qué podemos hacer nosotras. Hay personas en situación de calle que vienen porque no tienen laburo pero el Estado no hace nada para evitarlo. Y esa gente está desprotegida", lamentó.

En última instancia, la referenta del colectivo concluyó: "Yo comprendo el malestar de los vecinos por los ruidos y porque no pueden dormir pero si nos podemos sentar a dialogar seguramente vamos a llegar a un consenso. Si no es como más de lo mismo y ya estamos llegando a vivir agresiones muy crueles".

Compartir
Compartí esta nota