Segunda ola

14 de Abril de 2021 10:11

La ocupación de camas de terapia intensiva creció un 42% en lo que va de abril

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Al día de la fecha hay 93 personas internadas en cuidados intensivos. Foto: 0223.

El aumento sostenido y acelerado de los casos también se refleja en las salas de cuidados intensivos. La disponibilidad de personal y la operatividad de las plazas es central para oxigenar el sistema.

La capacidad de respuesta del sistema sanitario monopoliza el debate que gira en torno a la pandemia de coronavirus. Mientras los efectores de salud públicos y privados se desdicen con distintas cifras y algunas clínicas ya advierten sobre el colapso del sistema, la segunda ola golpea las Unidades de Terapia Intensiva (UTI), con ocupaciones de camas que crecieron un 42% en lo que va de abril.

De acuerdo a las estadísticas oficiales de la Secretaría de Salud de la Municipalidad de General Pueyrredon, en el primer día del mes había 65 camas de cuidados intensivos ocupadas por marplatenses y batanenses. Hoy, casi dos semanas después, ya hay 93 personas en estado crítico.

El aumento sostenido y acelerado de los casos también se refleja en las salas de cuidados intensivos. El número de pacientes internados infectados con coronavirus aumentó un 142%. A la fecha, del total de personas que se encuentran en las áreas UTI, 46 están internadas por distintas patologías y 34 por el virus pandémico.

Los números oficiales también dan cuenta que el uso de respiradores artificiales se incrementó un 150% desde el 1º de abril. Al día de hoy se requieren 35 artefactos para asistir a pacientes que cursan la infección de Covid-19.

De todas formas, las cifras distan del peor escenario de la pandemia que atravesó Mar del Plata: el pico máximo de internaciones hospitalarias fue el 20 de octubre de 2020, cuando había 125 personas en terapia intensiva, de las cuales 52 recibían asistencia mecánica respiratoria.

Gustavo Elicabe, presidente de la Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales de la provincia de Buenos Aires (Fecliba), precisó días atrás que la ocupación de camas de terapia e internaciones de piso ronda entre el 70% y el 80%. "Hoy en día las terapias del sector público siguen estando ocupadas por accidentes de tránsito y otras cosas que son importantes", puntualizó.

Como nunca antes las unidades de terapia intensiva son requeridas por la pandemia de coronavirus. Si bien las distintas esferas de gobierno buscaron fortalecer las áreas con mayor equipamiento, la disponibilidad de personal intensivista y la operatividad de las camas es central para oxigenar el sistema. Hoy se estima que el total de unidades en la ciudad se encuentra establecido entre 170 y 180.

En este contexto, el sector público y el privado aunaron esfuerzos para facilitar una mayor disponibilidad de camas y acordaron suspender las cirugías programadas para evitar el colapso.

Respetar las medidas de prevención es clave para mitigar los contagios y, en el mediano plazo, descomprimir el sistema y liberar plazas: se estima que una persona infectada con Covid-19 permanece internada alrededor de 15 días, cuando habitualmente un paciente con otras patologías recibe asistencia entre dos y tres días.

La realidad sanitaria que acusa Mar del Plata se muestra en sintonía con la capacidad de respuesta del sistema del resto del país: según el Ministerio de Salud de la Nación, la ocupación de camas en el territorio nacional alcanza el 62,4%, mientras que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) es del 70,8%.