Crisis del coronavirus

14 de Abril de 2021 19:36

Textiles, con temor a nuevos cierres: "Sería un golpe de nocaut para algunas empresas"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La esperada reactivación comercial llegó en marzo, pero se vio paralizada por los anuncios. Foto: 0223.

La actividad se vio afectada por las últimas medidas anunciadas. Los pedidos mayoristas cayeron porque los locales estaban sobrestockeados con mercadería que compraron antes de la pandemia.

La amenaza de instaurar medidas más restrictivas por parte de las autoridades gubernamentales para contener los contagios de coronavirus llena de incertidumbre a los empresarios y trabajadores textiles que avizoran un escenario de profunda preocupación la posibilidad de cerrar los locales. "Sería un golpe de nocaut para algunas empresas", graficaron.

Juan Pablo Maisonnave, presidente de la Cámara Textil de Mar del Plata, reconoció en 0223 Radio la expectativa que experimentan ante la posible definición de nuevas medidas restrictivas. "Esto complejiza la parte productiva y comercial. Se hace muy difícil tomar decisiones para seguir", indicó.

El empresario textil aseguró que cualquier tipo de medida que limite la actividad "pegaría muy duro". "Se hicieron esfuerzos muy grandes para mantenernos en vida y cualquier cierre que se pueda venir sería un golpe de nocaut para algunas empresas", sostuvo.

Asimismo, Maisonnave reparó en que los locales de indumentaria cerraron sus puertas en marzo de 2020 con los galpones llenos de mercadería, por lo que para este año los pedidos "fueron en baja". "Estaban sobrestockeados", señaló.

Producto del impacto económico que provocó la pandemia en el sector, muchas empresas se vieron obligadas a frenar y postergar inversiones, procurando mantener el 100% de la planta de personal.

Por último, el presidente de la Cámara Textil destacó que en marzo pasado "se vio una reactivación" del comercio, pero con las nuevas restricciones se desaceleró la economía.

"Algunas empresas liquidan al 50% porque tienen necesidad de generar liquidez y otras tratan de salvarse para tener un costo de reposición y seguir produciendo. Al estar el poder adquisitivo muy bajo y los costos volando, se están llegando a puntos en los que se hace muy difícil tener rentabilidad", finalizó.