Coronavirus

2 de Abril de 2021 09:21

Montenegro marca postura frente a nuevas restricciones: "Tener actividades abiertas significa tener laburo"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El jefe comunal junto a las autoridades bonaerenses Carlos Bianco y Nicolás Kreplak. Foto: archivo 0223.

El intendente se distanció de la política de cierres que promueve la Provincia para paliar el nuevo avance del Covid-19 e instó a seguir por el "camino" del cumplimiento de los protocolos. "Esto no es salud versus economía", reiteró.

El intendente Guillermo Montenegro volvió a marcar distancia con la postura que anticipa el Gobierno de Axel Kicillof para endurecer las restricciones frente al nuevo avance que muestra la pandemia del coronavirus y pidió seguir por el "camino" del cumplimiento de los protocolos sanitarios en cada una de las actividades económicas.

"Hablo permanentemente con las autoridades provinciales. Creo que hay que ver la situación de cada lugar y cuál la de Mar del Palta, sobre todo por el compromiso que han tenido los comerciantes y marplatenses en el cumplimiento de los protocolos. Me parece que hay que seguir por ese camino: hay que estar atentos, cumplir los protocolos y el distanciamiento", dijo el jefe comunal, en primer lugar, después de encabezar el acto por el 2 de abril frente al monumento a los Caídos.

En este sentido, Montenegro razonó que "tener las actividades significa tener laburo en la ciudad" y consideró al respecto que cada cierre o restricción repercute directamente con el escenario laboral y productivo. "Esto no es salud versus economía sino salud mas laburo. Eso hay que generar. Por eso tenemos que ser solidarios para cuidarnos entre nosotros", pidió.

Este jueves, el jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, ya había anticipado que después de Semana Santa se aplicarían restricciones "más fuertes", después de que esta semana se avanzaran con algunas medidas para disminuir la circulación y el funcionamiento de locales en horarios nocturnos. “Después de Semana Santa empieza un capítulo nuevo, seguro", garantizó el funcionario de Kicillof.

El intendente también destacó que por esta fecha sigue "medianamente estable" el número de contagios de Covid-19 que se detecta en General Pueyrredon. Y respecto de los controles en Semana Santa, aseguró que "hubo mucho trabajo en la calle pero sin grandes novedades". "Hubo algunas infracciones y clausuras pero es más de lo que se viene haciendo. No hubo alguna situación específica. Fue una noche con mucho trabajo pero bien coordinada para garantizar el cumplimiento de los protocolos", resumió, ante la consulta de 0223.

"En este año no hay margen para la discusión política partidaria"

Montenegro coincidió con la mirada que aportaron los excombatientes de Malvinas en el discurso del 2 de abril, donde se advirtió por una sociedad "dividida", y reconoció que es "duro" ver esta realidad social en el país. "Creo que para ellos debe ser más doloroso que argentinos se peleen con argentinos cuando tuvieron la posibilidad de defender a la patria con su vida en Malvinas. Es algo que claramente tenemos que modificar", consideró.

"Nosotros no tenemos opción para la discusión política partidaria. Podemos discutir cuáles son las mejores medidas que podemos tomar para ayudar más y mejor para los marplatenses pero no hay margen nunca y menos en este año de pandemia", planteó el jefe político de General Pueyrredon.

En diálogo con este medio, el responsable del Gobierno local también hizo referencia a los elevados números de la pobreza que difundió el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos y aseguró que "duelen": "Habla de lo que hay que mejorar como sociedad. Es un compromiso para todos. Esto nos interpela de verdad. Esto no tiene que ver solo con el cargo que tiene cada uno sino a que involucra a toda la sociedad".

"Hay que plantear las cuestiones coyunturales para ir trabajando y que esa gente este en un momento mejor. En un país como el nuestro no nos puede pasar tener estos números de pobreza. No nos puede pasar. Hay que ordenarnos de una manera distinta. De este tipo de cosas solo se sale empujando todos juntos. Acá no puede haber diferencia para luchar contra la pobreza y generar el empleo de calidad para que esos números sean otros", sostuvo.

Este miércoles, el organismo reveló que prácticamente se duplicó en tan solo un año la pobreza en Mar del Plata alcanzando una medición récord del 41,1% de la población, es decir, a unos 265.580 marplatenses y batanenses que no pueden cubrir sus necesidades básicas. Se trata del peor número en 19 años.

La estadística también ubicó a la ciudad como el tercer distrito con mayor indigencia en todo el país. Las mediciones oficiales dan cuenta de que 69.877 personas que habitan en 17.883 hogares no superan los umbrales mínimos de necesidades, lo que representa al 10,8% de la población. No obstante, 7.061 habitantes pudieron salir de esas condiciones.