Coronavirus

29 de Abril de 2021 14:46

Sin definiciones de la Provincia, Mar del Plata espera por los anuncios de Nación

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El jefe comunal participó de la reunión que tiene lugar cada 15 días entre los 135 intendentes de la provincia de Buenos Aires.

La reunión virtual de la que participó el jefe comunal junto a sus pares del resto de la provincia se desarrolló dentro de los parámetros habituales. Los indicadores epidemiológicos de Mar del Plata respaldan la permanencia de la ciudad en fase 3.

El intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro, participó este jueves, junto a sus pares de la provincia de Buenos Aires, de una reunión que encabezó el gobernador Axel Kicillof. En el encuentro, los dirigentes analizaron la situación epidemiológica de cada distrito. Ahora, aguardan por definiciones del Gobierno nacional ante el vencimiento del último Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que caduca este viernes.

El encuentro tuvo lugar como es habitual cada 15 días entre los 135 intendentes de la provincia de Buenos Aires. La reunión virtual, de la que también participó un equipo de epidemiólogos que brindó detalles de la situación sanitaria de cada distrito, cobró importancia ante la inminente definición de nuevas medidas para intentar contener el avance de la segunda ola de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) y en el interior del territorio bonaerense.

En Mar del Plata, por caso, los especialistas sanitaristas precisaron que la incidencia cada 100 habitantes de los últimos 15 días es de 451 - el parámetro de referencia es de 150 -, si se toma como referencia una población aproximada de 850 mil habitantes. El resultado de esta variable es trascendental al momento de definir e implementar medidas restrictivas.

De todas formas, este indicador respalda, por ahora, la permanencia de la ciudad en fase 3 y el mensaje de Montenegro a la hora de diferenciar la realidad epidemiológica de Mar del Plata con la del Amba, donde la incidencia trepa a 1003. En tanto, en el interior de la provincia es de 693. Todas cifras por encima de los valores que promedia General Pueyrredon.

Sin anuncios oficiales por parte del gobernador Kicillof, Montenegro y el resto de los dirigentes esperan definiciones propias de Alberto Fernández. Este viernes vence el último DNU y el líder del Frente de Todos ya adelantó su voluntad de extender las medidas por la segunda ola.

El miércoles, Kicillof había participado de una reunión con el jefe de Estado en la que destacó las medidas adoptadas para minimizar los contagios de Covid-19 durante los últimos 15 días. Para el gobernador bonaerense, "hay que reducir los casos, hay que aplanar urgente la curva", porque "la secuencia se viene repitiendo de manual", y explicó que comienza "en la Ciudad, sigue en el Amba y después en el interior" de la provincia de Buenos Aires, "con el agravante de cepas más contagiosas y letales".

La reunión tuvo lugar después de los pedidos de distintos efectores de salud de avanzar en “un cierre estricto de 15 días” que alcance a todas las actividades. Ante esto, Montenegro remarcó en 0223 Radio la necesidad de controlar que se cumplan las restricciones actuales y pidió responsabilidad ciudadana para cumplir los protocolos para evitar “una situación de cierre”.