Segunda ola

12 de Mayo de 2021 08:03

Ratifican un "amesetamiento" en la curva de contagios: "Hoy hay un poco de respiro"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Lo dijo a 0223 la titular de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Mar del Plata, Mariana Hualde. Remarcó que el futuro epidemiológico de la ciudad "depende del comportamiento de la sociedad".

Desde la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Mar del Plata (Seim) reconocieron que la curva de contagios muestra un "amesetamiento" en base al número de personas diagnosticadas con Covid-19 que reporta a diario el Gobierno de Guillermo Montenegro pero remarcaron que el futuro epidemiológico de la ciudad "depende del comportamiento de la sociedad" a la hora de respetar las medidas básicas de prevención para el contexto de pandemia.

"Las cifras siguen siendo altas pero si uno mira los números de diagnosticados de la última semana ve una especie de amesetamiento y da un poquito de respiro, sobre todo para los que venimos viendo con incertidumbre el avance de esta segunda ola porque el sistema sanitario es finito, es decir, que en un momento se acaba. Acá ni en ningún lugar hay recursos eternos", expresó la titular de la entidad, Mariana Hualde  (MP 93.110).

En sintonía con la mirada de otros profesionales de la salud, la infectóloga local reconoció que el comportamiento que muestra el Covid-19 en esta segunda ola es "diferente en muchos pacientes con respecto a lo que se vio el año pasado". "Esto lo digo por la forma de presentación de la enfermedad en pacientes más jóvenes, sin tantos antecedentes médicos, y que tienen una evolución más lenta, es decir, que empeoran más rápidamente por lo que requieren de cuidados intensivos en mayor proporción", analizó.

"En el 2020 vimos una afectación muy importante de la población añosa, de los adultos mayores, y de jóvenes que en su mayoría tenían factores de riesgo, pero este año hemos visto neumonía con compromisos severos en pacientes mas jóvenes y sin tanto factor de riesgo". ratificó la médica, quien agregó:  "Al haber un requerimiento de camas de terapia en mayor número, y con instancias más prolongadas, el cuello de botella impacta directamente en las camas de terapia".

En declaraciones a 0223, Hualde también hizo énfasis en la importante de la prevención para evitar los contagios y, por ende, que haya mayores probabilidades de personas que vayan a terapia intensiva, teniendo en cuenta que, en promedio, se estima que el 20 por ciento de los pacientes que contraen la enfermedad requerirán algún tipo de asistencia hospitalaria. "Todo el mundo corre atrás de estos números de la terapia intensiva pero hay que entender que cuando pasa este cuello de botella quiere decir que antes hubo una situación donde aumentó la gente que esta clínicamente enferma porque aumentó el número de contagiados", aclaró.

Ante la consulta por si este escenario de amesetamiento se sostendrá o profundizará en el corto plazo, la infectóloga aseguró que "depende del comportamiento de la sociedad". "Ninguno de nosotros se cansa de decir que la sociedad tiene que tomar un rol protagónico, tiene que ser responsable, y que cada uno tiene que hacerse cargo de usar el barbijo, mantener la distancia, estar en ambientes ventilados y lavarse la mano frecuentemente", reiteró.

"A pesar del frio, tenemos que mantener los ambientes ventilados, mantener a una distancia prudente de entre dos metros y siempre con el barbijo puesto", insistió, y planteó: "Si uno logra poder ir controlando la velocidad de contagio, entonces permite que este 20 por ciento que se enferme pueda ser asistido en tiempo y forma, pero si hay una explosión de casos otra vez va a haber una explosión de casos que requiera internación".

Para Hualde, las restricciones de circulación que promueve el Gobierno en estos momentos de crisis exponen que "no hay una capacidad de responsabilidad individual de cumplir con lo que hay que cumplir" en el contexto de emergencia sanitaria. "Las actividades tienen que seguir funcionando pero siempre y cuando haya responsabilidad a la hora de cumplir con las medidas de prevención básicas", consideró la referente de la Seim.

En este sentido, la profesional de la salud consideró que los protocolos que se aplicaron en los establecimientos educativos son "un buen ejemplo" de las medidas que deben adoptarse para tratar de sortear el Covid-19. "Las escuelas, con todas las dificultades enormes que conocemos, han logrado adaptar las actividad. Algunas lo han hecho mejor, otras como han podido, pero en todos los casos predominaron los ambientes ventilados. Esto muestra que con un esfuerzo enorme se pueden lograr cambios que después tienen un impacto en la condición epidemiológica", señaló.