Lungui quiere multar al “geriátrico de los abrazos” por organizar un encuentro entre abuelos y nietos

Se trata del hogar Reminiscencias, que alcanzó notoriedad el año pasado cuando ideó un sistema para que los familiares pudieran brindar un abrazo seguro a los ancianos. Ahora, tras organizar una actividad en la previa de Semana Santa, bajo estrictos protocolos, recibió una notificación de multa que podría ascender a los 2 millones de pesos.

El diseño aplicado por el hogar tandilense, replicado de una iniciativa española que luego se hizo conocida en toda la Argentina.

14 de Mayo de 2021 12:40

Por Redacción 0223

PARA 0223

Anahí Soulíe, dueña del hogar Reminiscencias de Tandil, contó su malestar por la millonaria sanción que le quiere imponer la intendencia a cargo de Miguel Ángel Lunghi luego de que durante la previa de la reciente Semana Santa organizara un evento entre los adultos mayores residentes y sus familias.

“Estoy indignada”, afirmó la propietaria del hogar en diálogo con AM990 luego de recibir una notificación de multa. El hogar ya se había hecho famoso el año pasado luego de aplicar el diseño de un sistema que se había utilizado en España para que sus adultos mayores puedan recibir el afecto de sus familiares y allegados a través de una manga y un acrílico. La iniciativa tuvo sus réplicas en varios lugares del país, entre ellos, Mar del Plata.

Si bien el monto de la multa aún no está definido, dado que el hogar apeló la sanción y se encuentra ahora en un litigio judicial con la comuna, Soulíe entiende que podrían aplicarles nada menos que 2 millones de pesos de sanción, algo similar a si hubiera realizado una fiesta clandestina.

“Nosotos somos uno de los hogares en donde no hubo ni un solo caso de covid desde el inicio de la pandemia. Hicimos un evento con huevos de pascua, en tres etapas, por grupos, donde todo estuvo muy cubierto, con ropa especial, guantes, barbijo, cofias, toma de temperatura antes de entrar. Lo hicimos porque sabíamos que se venía la segunda ola, estamos vacunados pero con la primera dosis, hace 70 días que estamos esperando la segunda, y la verdad es que los abuelos lo necesitaban. Veíamos que físicamente algunos estaban negándose a comer, tristes, y veíamos que se venía un nuevo encierro”, contó Soulíe.

En esa línea, la empresaria reparó: “Hace ya más de un año de esto y no hay un protocolo para la gente de la tercera edad, algo que me parece de locos. Hay fiestas, se han abierto clubes, restaurantes, escuelas, y esta gente sigue encerrada. En el verano se podría haber hecho una burbuja por ejemplo, se podrían haber hecho un montón de cosas para que esta gente tenga una alegría. Acá hay gente de 100 años, que no sabe hasta cuando va a estar, no nos parece humano que ellos no estén con sus seres queridos durante su último tiempo, más allá de que nosotros le demos todo el amor y el cariño”, describió la mujer, notoriamente ofuscada.

Pocos días después de realizar un posteo en Facebook con la actividad de los huevos de pascua y que un canal de televisión reprodujera el evento, Anahí recibió la notificación de la comuna y procedió a seguir el tema con abogados en la justicia.

“Hay que destacar que no solamente es el familiar el que podría contagiarlos. Hoy por hoy el virus le agarra a cualquiera y la gente que se muere hoy ua no es de 80, 90 o 100 años. Y el familiar no es que quiere venir con el virus a contagiar. El virus se lo podemos contagiar los que trabajamos acá. Yo voy de mi casa al trabajo y viceversa, con muchos cuidados, al punto de que desde hace un año y tres meses no tuvimos ningún contagio, ni en empleados ni en los residentes. Pero nos puede pasar, no por eso le vamos a echar la culpa a los familiares”, agregó Soulíe.

Aunque la mujer entiende la obligación del municipio de realizar la notificación luego de recibir una denuncia anónima y aclaró que la gente “no debe dejar de denunciar incumplimientos”, eligió separar los tantos: “La multa es como si yo hubiera hecho una fiesta clandestina y no hice eso. Vieron a sus nietos una vez durante más de un año. Uno se pone mal si no ve a su mamá o papá por una semana. A esta gente le estamos restando vida. Lo volvería a hacer”, concluyó.

Comentarios de usuarios de Facebook