Tandil

29 de Mayo de 2020 12:34

Con una manga y un acrílico, los abuelos volvieron a recibir abrazos

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Un hogar de ancianos de la localidad serrana diseñó un sistema que se había utilizado en España para que sus adultos mayores residentes puedan recibir el afecto de sus familiares y allegados.

 

En el hogar de ancianos Reminiscencia de Tandil dieron la nota esta semana tras implementar un sistema para que muchos de sus adultos mayores residentes puedan tener contacto físico con sus familiares y seres queridos.

A través de la colocación en una de sus puertas de una manga separada por un acrílico, los ancianos tienen la oportunidad ahora de abrazarse y sentir el cariño de sus allegados sin riesgo de contagio del virus.

“Lo saqué de internet, miré unos geriátricos en España que lo tenían y nos pusimos en campaña. Lo estudiamos bien, estuvimos dos días mirando que no entrara aire. Sabemos que estéticamente no es lindo, pero queríamos que estuviera firme, adaptándolo a la puerta”, explicó Anahí Soulié al medio El Diario de Tandil.

“Cuando les dimos la sorpresa, les encantó, estaban fascinadas. Se levantan con ganas, se preparan, se pintan, se peinan porque van a venir sus hijos a verlos”, contaron desde el hogar.

“Acá somos 20 personas trabajando, pasamos a ser sus familias, nos tuvimos que adaptar a ser peluqueras, manicuras y todo para dejarlas conformes. Hicimos juegos, gimnasia, pero ya los últimos días no nos querían ni ver, estaban cansadas de nosotros”, reconoció Soulié.

“Fue una manera de devolverles algo de lo mucho que nos dieron. Esto está también para los demás abuelos, me gustaría que en los otros hogares también tengan la posibilidad de compartir esto. Que vengan, que pregunten, que acá vamos a estar para contarles lo que nosotros hicimos”, destacó la integrante del espacio.

Compartir
Compartí esta nota