Segunda ola

3 de Mayo de 2021 12:17

Aseguran que la ocupación de camas de terapia en Mar del Plata ronda el 65%

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El jefe de gabinete municipal, Alejandro Rabinovich, admitió que la ciudad se encuentra en "una meseta alta" en cuanto a cantidad de contagios y ratificó que profundizarán los controles para que se cumplan los protocolos sanitarios.

Tras un fin de semana de total incertidumbre, finalmente Mar del Plata quedó afuera de la denominada área de alarma epidemiológica y, aunque con nuevas restricciones, continúa en fase 3. A pesar de la marcha atrás, las autoridades sanitarias provinciales miran de cerca cómo evoluciona la situación en el Partido de General Pueyrredon, mientras que desde el municipio reconocen que la cantidad de casos de coronavirus que se registran implican "una meseta alta" pero ratifican que la cantidad de camas de terapia ocupadas sigue por debajo del 80%; parámetro que, en caso de alcanzarse, ubicaría al distrito en fase 2.

Tras valorar el diálogo que hubo con los ministros de Salud provincial y nacional, el jefe de Gabinete de Guillermo Montenegro, Alejandro Rabinovich, dijo que en General Pueyrredon hay "una meseta alta de casos" de Covid con un promedio de 300 contagios diarios, aunque remarcó que la semana pasada, respecto de la anterior, se produjo "una merma de casos activos de casi el 12%, así como de la cantidad de camas ocupadas y de contagios". 

En ese sentido, el funcionario hizo hincapié en que esas cifras se encuentran por debajo de las registradas en octubre del año pasado, cuando se produjo el pico de la primera ola y llegaron a contabilizarse 476 casos. "Estamos en un número alto, bajando la cantidad de casos activos semana tras semana y controlando para que esos números no se excedan y vuelvan a ser similares a lo de la primera ola", enfatizó en declaraciones a Radio Provincia.

A su vez, Rabinovich precisó que el nivel de ocupación de camas terapia está entre el 65 y 66% y ratificó que se mantendrán los controles para evitar situaciones que propicien la circulación del virus, como lo son las reuniones familiares y las fiestas clandestinas.

"Nunca va a ser suficiente", admitió, pero subrayó que Mar del Plata "es el lugar de la provincia de Buenos Aires en el que más fiestas clandestinas fueron desarticuladas". Rabinovich puntualizó que desde septiembre, cuando comenzaron a trabajar en pos de evitar fiestas clandestinas, los inspectores municipales evitaron alrededor de 900 eventos prohibidos en el contexto de emergencia sanitaria.   

Por último, dijo que profundizarán los controles en comercios, transporte público y demás sectores en los que haya circulación de personas. “En todos los lugares donde no se cumplan los protocolos, los inspectores aplican sanciones y multas que corresponden”, aseveró.

Compartir
Compartí esta nota