Música

4 de Mayo de 2021 09:31

Dolor en el rock argentino por la muerte del legendario Rodolfo García

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
García en enero de 2019, en "El Marcapiel", homenaje a Spinetta en Buenos Aires.

El histórico músico del rock argentino y cofundador de Almendra falleció este martes a la madrugada a los 74 años. El jueves había sido operado por un ACV, pero su cuadro era irreversible.

El legendario baterista Rodolfo García, histórico músico del rock argentino y cofundador de Almendra, falleció este martes a la 1:30 de la madrugada a los 74 años, luego de haber sido internado e intervenido quirúrgicamente el pasado miércoles tras sufrir un accidente cerebro vascular (ACV). A pesar de la atención médica, el artista presentó un cuadro de muerte cerebral, por lo que su estado era irreversible. Su partida generó un inmediato dolor en el rock y la cultura del país, puesto que siempre fue un personaje generoso, militante de las causas justas, gestor cultural, y con actividad hasta sus últimos días.

García en su último show, en la reinauguración de Dickens Pub el pasado 3 de abril. Foto: Hugo Grassi.

Cosas del destino, García brindó su última actuación en público aquí en Mar del Plata, el pasado 3 de abril en la reinauguración de "Dickens Pub", en Diagonal Pueyrredón. Allí se presentó íntimamente con su banda Jaguar, integrada por los músicos Lito Epumer, Dhani Ferrón y Julián Gancberg.

Y la ciudad también había sido el lugar donde la mítica banda Almendra que integró junto a Luis Alberto Spinetta, Emilio Del Guercio y Edelmiro Molinari hizo su estreno, ante el público, actuando durante 45 días en el verano de 1969 en el desaparecido boliche "Matoko´s" de avenida Constitución. En sus redes sociales, Rodolfo García había hecho una publicación con fotos desde la puerta del edificio donde con sus compañeros se hospedaron, en la calle Santiago del Estero 1985, casi Moreno. Y mostró su emoción al ver que al lado, existe una panadería llamada justamente "Almendra". 

 

García no solo fue el baterista de una banda fundacional del rock argentino, sino que fue el impulsor de la carrera del mítico Luis Alberto Spinetta, de quien era cuatro años mayor. Cuando el "Flaco" tenía apenas 13 años lo sumó a su banda "Los Larkins". “Yo no tenía discos y me iba a la casa de Rodolfo a escuchar música. Desde la vereda ya sabía si estaba porque siempre ponía el equipo fuerte. Sonaba música o lo escuchaba practicar con el acordeón o, eventualmente, si tenía, la batería. Rodolfo es extraordinario. Tenía un look Oasis, se vestía bien de entrecasa. Yo creo que Núñez y Belgrano existen porque él vivía ahí, porque el quía era la usina que alimentaba al barrio con la discoteca que tenía. Y encima ya era un baterista impresionante", contó Spinetta en su libro "Martropía". 

Tras la separación de Almendra en 1971, de la que quedaron dos discos históricos como el "1" (la tapa del hombre de la lágrima) y una placa doble, integró Nebbia´s Band (1971), con Litto y luego otra banda muy reconocida como "Aquelarre", junto a Héctor Starc (guitarra), su excompañero de Almendra Emilio Del Guercio (bajo) y Hugo González Neira (teclados). Con ellos vivió dos años en España, siendo fundamentales para el desarrollo del rock de aquel país. Al regreso, en 1977 nuevamente con Starc, más Carlos "Machi" Rufino conformó "Tantor", que hasta 1982 dejó dos discos y una  actuación recordada en B.A. Rock ´82.

Pero en 1979 se produjo el esperado reencuentro con Almendra. Grabaron el disco "El Valle interior", tuvieron memorables conciertos en el estadio de Obras y realizaron una gira por todo el interior del país, con Mar del Plata como uno de los últimos, en incipiente estadio mundialista.

Durante la década del ochenta su actividad pasó más por colaboraciones puntuales con diversos artistas, "tocadas" con amigos. En 1989 volvió al ruedo con la banda "La Barraca". 

Su amigo Luis Alberto Spinetta lo invitó especialmente a la grabación en Miami del MTV Unplugged realizado en 1997. Juntos, hicieron un tema inédito de Almendra, nunca publicado, llamado "La miel en tu ventana". García tocó allí el acordeón, solo con el "Flaco" y su guitarra acústica. El músico fallecido en 2012 lo presentó con todos los honores: "Un músico que es como un padre musical desde siempre, y que siempre me va a guiar, porque es una persona derecha como pocas yo conozco, y a quien amo. Rodolfo García, batero de Almendra".

En diciembre 2009, volvió a formar parte del reencuentro de Almendra en el histórico "Spinetta y las bandas eternas" en el estadio de Vélez, ante 40.000 espectadores en una noche histórica.

A la par de su banda formal, el "Flaco" había comenzado a ensayar en su último año de vida activo junto a Rodolfo García y Dhani Ferrón a modo de juego, diversión, haciendo temas de jazz-rock. De los registros de esas canciones, se publicó el disco "Los Amigo", en 2015, el primero póstumo de Spinetta y ganador del Grammy Latino.

García luego conformó la banda "Posporteño", que con diversos intervalos convivió hasta sus últimos días junto a otra gran agrupación, "Jaguar", donde el jazz-rock tocado con sutilezas y ciertas reminiscencias a "Spinetta Jade" dejó el disco "Detrás del río". Hace tres viernes, el grupo formó parte del ciclo "Lito Vitale a la medianoche" por la TV Pública. También, hasta antes de la pandemia, promovía e integraba los diversos homenajes a Luis Alberto Spinetta junto a otros excompañeros.

Su compromiso con la cultura argentina lo llevó a ser nombrado director nacional de Artes bajo la segunda presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, en 2014.

Se fue un tipo íntegro, comprometido con la realidad del país. los derechos humanos  la clase trabajadora ("Yo me considero un militante, pero no militante partidista. Nunca tuve partido. No soy apolítico, pero sí defiendo determinados tipos de políticas. Provengo de una clase baja, y puedo ser cualquier cosa menos un desclasado, ¿no?", sostuvo a 0223). Siempre vinculado al progreso de la música en el país, fue parte fundamental desde su creación al presente del INAMU (Instituto Nacional de la Música).

La cultura argentina perdió a un ser maravilloso. Un ACV sorpresivo cortó una carrera activa hasta sus 74 años. Buen viaje, Rodolfo García. 

 

Compartir
Compartí esta nota