Cuarentena

10 de Junio de 2021 14:48

Con la mira puesta en el Día del Padre, el Gobierno define nuevas restricciones

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El nuevo DNU estaría vigente a partir del sábado 12 de junio. Foto: Presidencia de la Nación.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud Carla Vizzotti se reunirán esta tarde con epidemiólogos y expertos para abordar la situación sanitaria.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, encabezarán esta tarde una reunión con epidemiólogos y expertos, para realizar un seguimiento de la situación sanitaria de todo el país, en el marco de la segunda ola de coronavirus, y definir nuevas medidas restrictivas con vistas a la celebración del Día del Padre.

Previamente, Cafiero se reunirá en su despacho con los jefes de Gabinete de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba), Felipe Miguel, y de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, para analizar la situación epidemiológica en el Área Metropolitana Buenos Aires (Amba), que viene registrando un descenso de casos en los últimos días.

Ambas reuniones se concretarán pocas horas antes del vencimiento del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del Poder Ejecutivo, que rige actualmente con medidas de restricción para limitar la circulación y reducir los contagios de coronavirus.

Si bien en Casa de Gobierno aún se aguarda por un posible tratamiento del proyecto de ley de Emergencia Covid que se tramita en la Cámara de Diputados, la necesidad de tener que dictar un nuevo decreto presidencial en las próximas horas impulsa este tipo de reuniones, que ya se convirtieron en habituales antes de la publicación de ese tipo de normas.

Según fuentes gubernamentales, el nuevo decreto -que estaría vigente a partir del sábado 12- repetiría el esquema actual de "semáforo" epidemiológico e incluiría "un apartado para el fin de semana del Día del Padre", que se festeja el tercer domingo de junio.

El parámetro sanitario que rige actualmente, incluido en el proyecto de ley que se trata en el Congreso, establece la división del país en cuatro categorías, de acuerdo con los riesgos: bajo, mediano, alto y alarma epidemiológica y sanitaria.