Presencialidad educativa

14 de Junio de 2021 08:03

"Suponer que la suspensión de clases presenciales es un capricho es no comprender la realidad"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La fase 2 comenzó a regir en Mar del Plata cinco semanas antes que en el Amba. Foto: 0223.

Adriana Donzelli, titular de Sadop, cuestionó la postura del intendente Guillermo Montenegro, quien acusó a la administración de Axel Kicillof de "discriminar" a Mar del Plata por el pase a fase 3 de los municipios del Amba que, desde el miércoles, volverán a tener a sus alumnos y docentes dentro de las aulas.

La titular local del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), Adriana Donzelli, apuntó contra el intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro, por el debate que gira en torno al dictado de clases presenciales en el marco de la segunda ola de coronavirus. "Negar los contagios y suponer que la suspensión es un capricho de un gobernador ensañado es no comprender la responsabilidad que le cabe a cada uno", señaló.

A través de un posteo de Facebook, la dirigente recalcó que en los distritos del Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), en los que que este miércoles los alumnos y docentes regresarán a las aulas, las restricciones enmarcadas en la fase 2 se implementaron el 16 de abril, cinco semanas antes de que empezaran a regir en Mar del Plata. "La teoría de la conspiración de Provincia contra el Municipio se cae sola", aseguró.

"Todos queremos volver a la presencialidad y para que eso suceda, hay que frenar los contagios. Negarlos y suponer que la suspensión es un capricho de un gobernador ensañado es no comprender la responsabilidad que le cabe a cada uno y cada una, sobre todo a quienes tenemos cargos políticos o gremiales", manifestó la titular de Sadop.

Para la sindicalista, "hay sectores que no comprenden que en pandemia, algunas actividades se pueden sostener, en forma transitoria, desde la virtualidad" y la educación es una de ellas.

"¿Nos preocupan los chicos? Acompañemos sus aprendizajes, ayudemos a quienes no tienen conectividad o les cuesta mantener el vínculo con sus pares y con la escuela. Colaboremos con los y las docentes en esto. ¿Nos preocupan nuestros trabajadores y trabajadoras? No les expongamos a contagiarse y a contagiar a los suyos cuando hay alternativas para sostener la actividad. ¿Nos preocupan los empresarios? Orientemos a las empresas a que accedan a los programas de asistencia del ministerio de trabajo. Instemos a las familias a que sigan pagando las cuotas del colegio, recordemos que las clases no se interrumpieron. ¿Nos preocupa el sistema educativo? Trabajemos por disminuir las desigualdades, por entender que como dijo Francisco, nadie se salva solo", agregó.

"Si realmente queremos presencialidad, exijamos al intendente y a cada sector de la comunidad que asuma el compromiso de trabajar para frenar los contagios", enfatizó y concluyó: "Fomentemos la vacunación en lugar de relativizar sus efectos y criticar a quienes llevan adelante los vacunatorios. La vida y la salud de la población no pueden estar sujetas a especulaciones electoralistas".

Las declaraciones de Donzelli tuvieron lugar después de que Montenegro acusara a la administración provincial de "discriminar" a Mar del Plata y pedir explicaciones por el análisis de los criterios epidemiológicos y sanitarios que mantienen a General Pueyrredon en fase 2, sin clases presenciales. "Si dependiera de mí, el lunes los chicos estarían en las aulas", reconoció el intendente el viernes pasado tras conocer el pase a fase 3 de los municipios del Amba.

Con un importante marco de público, decenas de padres, madres, alumnos y docentes se movilizaron el domingo por la tarde por las calles del centro de la ciudad para hacer oír su voz e impulsar un amparo colectivo para reclamar por la apertura de las escuelas de General Pueyrredon.