Presencialidad educativa

28 de Junio de 2021 08:13

Con mucho frío, viento y lluvia, las escuelas de Mar del Plata reabren sus puertas

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El foco en este segundo regreso está puesto en las condiciones edilicias de los edificios y la ventilación de los espacios. Foto: 0223.

El reencuentro de docentes y estudiantes en los salones tiene lugar en medio de distintas inclemencias climáticas: rige alerta "amarillo" por lluvias; alerta "naranja" por vientos y advertencia "violeta" por bajas temperaturas.

Los establecimientos de Mar del Plata reabrieron este lunes sus puertas para dar continuidad al proceso de enseñanza desde los salones, en un marco adverso desde lo climatológico: el retorno de docentes y estudiantes a las aulas tiene lugar en medio de una jornada signada por el frío, la lluvia y el viento.

El foco en este segundo regreso de la semipresencialidad está puesto en las condiciones edilicias de los edificios y la ventilación de los espacios, después de que las instituciones se volcaran a la virtualidad durante un mes como consecuencia del avance de la segunda ola de coronavirus.

El pase a fase 2 que sufrió Mar del Plata a fines de mayo marcó la suspensión del dictado de clases presenciales con 37 burbujas aisladas de un total de 1.360, de acuerdo a cifras de la Secretaría de Educación de la Municipalidad de General Pueyrredon. Sin embargo, la semana pasada el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires destacó el descenso de casos en el distrito y selló la reapertura de las escuelas a partir de este lunes con el ascenso a fase 3.

En este marco, las inclemencias climáticas siguen azotando a Mar del Plata y la región. Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) rige alerta "amarillo" por lluvias; alerta "naranja" por vientos y advertencia "violeta" por bajas temperaturas.

La zona está afectada por lluvias de variada intensidad, algunas fuertes. Se prevén valores de precipitación acumulada entre 20 y 40 milímetros, pudiendo ser superados localmente. Asimismo, el viento azota desde el sudoeste con velocidades entre 45 y 60 kilómetros por hora, mientras con ráfagas que pueden alcanzar los 90 kilómetros por hora.

De acuerdo al organismo, las bajas temperaturas, por debajo de valores normales, persistirán, al menos, hasta el miércoles 30 de junio. Se espera que las temperaturas mínimas estén entre -5 °C y 5 °C, mientras que las temperaturas máximas oscilarán entre 7 °C y 16 °C. Por efecto del viento, podrán registrarse durante este periodo sensaciones térmicas inferiores a las temperaturas previstas.