Colapso sanitario

3 de Junio de 2021 15:40

La marplatense de 80 años que no conseguía cama está internada en la Clínica del Niño

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Foto ilustrativa. Archivo 0223.

Karin Arenas, la hija de Susana Cuñado, agradeció las gestiones de Ioma después de la desesperante búsqueda que se extendió durante más de cinco horas por la ciudad. Pidió tomar consciencia de la pandemia. "No podemos ser egoístas y mirar solo nuestro propio metro cuadrado", reflexionó.

Susana Cuñado, la mujer de 80 años que durante el miércoles buscó una cama hospitalaria sin éxito en Mar del Plata durante más de cinco horas, permanece internada este jueves en la Clínica del Niño y la Madre, el establecimiento que finalmente la recibió después de las gestiones que encabezaron las autoridades locales del Instituto de Obra Médico Asistencial (Ioma).

Karin Arenas, la hija de la afiliada, agradeció la atención del sanatorio y del director de la obra social, Santiago González, y confirmó que ahora su mamá se encuentra estabilizada y siendo asistida con oxígeno a raíz del contagio de Covid-19 que sufrió por un brote en la residencia de larga estadía donde vive.

La mujer recordó los momentos de angustia y desesperación que vivió con su madre y aseguró que "muchos se negaron a tratarla" como consecuencia de la falta de disponibilidad de camas en este momento de crisis de la segunda ola. "Es muy feo tener la vida de una persona en tus manos y no poder hacer nada. Al no ser médico, uno no sabe lo que va a suceder y sos responsable 100% de esa persona que tendría que estar a cargo de gente que está realmente capacitada para eso", dijo.

Foto 0223: Karin Arenas, la hija de Cuñado.

A partir de la dramática situación, Arenas consideró que la Municipalidad debería contar con un "sistema que indique" los establecimientos con espacios libres de internación. "Así cuando uno llama a la ambulancia, ellos ya saben a donde pueden derivar a la persona. Porque lo que pasa que a la ambulancia y al médico tampoco los dejan entrar con el paciente. Ellos necesitan saber de antemano en qué clínica puede haber una cama para ir directamente ahí", explicó, en declaraciones a 0223.

La mujer tampoco evitó dejar su reflexión y pidió a la comunidad que tome "verdadera consciencia" de la emergencia sanitaria que atraviesa a Mar del Plata y al resto del país. "Toda aquella persona que no pueda ver la realidad, que no vea que hay un virus dando vuelta por la ciudad, solo va a traer problemas para todos. No podemos estar siendo egoístas, mirando nuestro metro cuadrado, y dejar en banda a toda la sociedad", expresó.

Cuñado empezó a acusar los síntomas de la enfermedad a comienzos de esta semana, a pesar de haber recibido las dosis de la vacuna china Sinopharm. La familia presume que el contagio habría sido a través de otro abuelo de la residencia, que durante el fin de semana tuvo que ser internado. "Cuando volvió de la internación, se comprobó que tenía coronavirus y ahí empezó el brote", había dicho Arenas.

El martes por la noche, el Comité de Emergencia acusó una "situación insostenible" en General Pueyrredon a raíz de la escalda récord de contagios que se sostiene desde mayo. Los efectores de salud indicaron que en lo cotidiano se ven establecimientos sanitarios "colapsados" y "serias dificultades para la internación y las derivaciones" y la mismo tiempo plantearon que la realidad "no debe medirse exclusivamente por el porcentaje de camas de aislamiento intensivo disponibles", el parámetro que estableció el Ministerio de Salud de la Nación para marcar qué distritos se encuentran en situación de alarma.

"Desde el Comité, se comunica una vez más que la situación es altamente preocupante e insostenible con este número de casos activos y, a pesar de que se manejan continuamente estrategias y se articulan formas para superar todas las problemáticas que conciernen a la pandemia, se necesita encarecidamente que se dimensione la situación que atraviesa la ciudad y la región", señalaron, en un comunicado que lleva la firma de representantes de clínicas, obras sociales y otras autoridades provinciales, y al que decidió no adherir el gobierno de Guillermo Montenegro.