La vuelta presencial del LoveRun Palestra fue inolvidable

Para ponerle el moño al 2021, se realizó la ya tradicional prueba solidaria organizada por la ONG, que tuvo récord de inscriptos y fue un éxito de principio a fin. 

El excombatiente Miguel Albarello, largó con la bandera argentina y el dorsal 40 en homenaje al cuadrigésimo aniversario de la Guerra de Malvinas.

2 de Enero de 2022 11:13

Por Redacción 0223

PARA 0223

La mañana del 31 de diciembre resultó espectacular en todo sentido. Desde el clima hasta la participación de la gente en esta propuesta solidaria la ONG Palestra. La última mañana del año 2021 regaló un sol espléndido para ponerle un marco fenomenal a la tercera edición de la Correcaminata que, en su retorno a la presencialidad plena, marcó este viernes su mejor registro de inscriptos. 

Los casi 650 participantes iniciaron de la mejor manera un día muy especial, en el que simbólicamente se despidió al año que concluía y se dio la bienvenida a un 2022 lleno de esperanzas y objetivos. Como los numerosos desafíos y metas que se plantean para Palestra, en su inquieto espíritu de ir siempre por más en busca de ofrecer las mejores condiciones de entrenamiento para la vida de su sexta generación de niños, a los que se suman adolescentes y jóvenes en condiciones de extrema vulnerabilidad.

Los conductores del evento, Javier Teti y Florencia Cordero, en los extremos, con el representante del Emder, Ricardo Liceaga Viñas, la titular de Palestra, Guillermina Graciano, la madrina del evento, Micaela Levaggi, y el candidato al Premio Nobel de la Paz, Julio Aro. 

Desde muy temprano y hasta que concluyó el último de los sorteos, el evento estuvo conducido por Javier Teti y Florencia Cordero, ambos destinatarios de un reconocimiento especial por parte de la organización, en un momento muy emotivo que fue compartido en el escenario por la madrina de la correcaminata, la atleta Micaela Levaggi (el padrino, Martín Palermo, no pudo asistir por compromisos asumidos previamente), el director de Deporte Federado del Emder, Ricardo Liceaga Viñas, la presidenta de Palestra, Guillermina Graciano, y el excombatiente Julio Aro, titular de la Fundación No Me Olvides, y candidato al Premio Nobel de la Paz. En ese sentido, los ex combatientes tuvieron varias representaciones en LoveRun, en especial, Miguel Albarello, quien llevó el dorsal N° 40, en homenaje al cuadragésimo aniversario de la gesta de Malvinas, evocación que tendrá diferentes tributos durante 2022. 

La propuesta tuvo una respuesta maravillosa y todos pudieron completar el recorrido de 5 kilómetros, entre Plaza España y la avenida Constitución, con retorno al punto de partida, cada uno a su ritmo. Por supuesto no faltaron quienes lo tomaron como un entrenamiento más (en un marco diferente) y no dudaron en vigilar el cronómetro; otros se lo tomaron con más tranquilidad y trotaron a un ritmo tranquilo. Por allí se divisó a varios dúos con el sello de Guías a la Par, siempre presente en estas realizaciones; abuelos con sus nietos, familias enteras, grupos de entrenamiento (como Modo Activo MDQ), parejas con el cochecito y su bebé como protagonista (el surfista olímpico Leandro Usuna fue uno de esos casos). Y por sobre todas las cosas, en todos los rostros se apreciaba una sensación de disfrutar, combinada con la posibilidad de ayudar, algo que estas fechas tan especiales, parece aún más importante. 

El surfista olímpico, "Lele" Usuna, realizó la prueba junto a su señora y su pequeño hijo. 

En una mañana colmada de emociones, tampoco faltó una propuesta matrimonial, realizada en pleno escenario, y que logró conmover a todos los presentes. No faltó nada.  En forma paralela, se llevaron adelante numerosas actividades, en su mayoría vinculadas con el cuidado del ambiente y la generación de conciencia colectiva, incluyendo el trabajo de numerosos emprendedores locales con sus proyectos derivados de reciclado y reutilización. Por caso, se instaló un compost para enseñar a que la gente pueda hacerlo en sus propios hogares. Mediante este proceso biológico, se transforman los residuos orgánicos hasta convertirlos en fertilizantes. Además, bajo la supervisión del ciclista y representante internacional argentino Juan Darío Merlos, se instaló el bici-parking, en el cual los participantes en LoveRun pudieron llegar en sus bicicletas y dejarlas en un lugar seguro mientras completaban la actividad. 

Por su parte,  el Centro Regional de Hemoterapia instaló un puesto en el cual se resaltaron los beneficios y la importancia de donar sangre. “Esta tercera edición de LoveRun fue un éxito completo. No puedo decir otra palabra. Estamos felices. Increíble. La organización estuvo impecable, la gente se quedó muy contenta. Superamos las expectativas que teníamos”, expresó Guillermina Graciano, al concluir las actividades en Plaza España. 


 

Comentarios de usuarios de Facebook